.

Computación

Ford añadirá detección de peatones a sus coches

1

El sistema frenará si estás a punto de chocar con un peatón gracias a cámaras y sensores en los parabrisas y parachoques, respectivamente

  • por Will Knight | traducido por Lía Moya
  • 27 Octubre, 2014

Foto: Unos ingenieros experimentan con el sistema de detección de peatones en una pista de pruebas.

Ford está dotando a sus coches con la posibilidad de detectar a los peatones (y evitar chocar con ellos) usando como sensores una combinación de radar y cámaras. El sistema aparecerá en Europa el año que viene en su berlina Mondeo.

Aunque ya existe una tecnología parecida en algunos coches de alta gama, como el Mercedes Clase S, esta oferta de Ford demuestra lo rápido que está llegando la automatización incluso a los vehículos más modestos. Esta detección de peatones desarrollada por Ford también podría ser crucial para la aparición de vehículos completamente autónomos capaces de conducir en situaciones complejas, algo que aún no es posible.

"Escaneará la carretera en busca de peatones y emitirá un aviso al conductor", explica el director de Tecnologías de Conducción Asistida en Ford, Scott Lindstrom. "Y si el aviso no es suficiente, frenará solo".

Igual que otros fabricantes, Ford está experimentando con una automatización más compleja. Su mayor rival en Estados Unidos, General Motors, planea ofrecer un Cadillac para 2017 capaz de conducir de forma autónoma en las autovías. Pero el nuevo sistema de Ford también es un reflejo de un enfoque más precavido, que prefiere ir poco a poco. Lo contrario que el de Google, que se ha comprometido a lograr la autonomía completa (ver "El coche automático aún necesita conductor").  En un principio los prototipos de vehículos de Google no contaban ni con volante ni con frenos que pudieran operar sus pasajeros humanos, pero la empresa se ha visto obligada a añadir estos controles para que les permitan probar los coches en la carretera de forma legal.

El sistema de detección de peatones de Ford usa dos sensores: un radar en el parachoques y una cámara en el parabrisas. El radar detecta un objeto y la cámara decide si es una persona que cruza la carretera. Funcionará a velocidades de hasta 80 kilómetros por hora, pero Ford anunció en un comunicado de prensa que sólo funcionará "a la luz del día y en condiciones de buena visibilidad".

Cuando el vehículo detecta a un peatón, avisa al conductor con una luz y un sonido. Si el conductor no reacciona inmediatamente, el coche se prepara para un frenazo inminente acortando la distancia entre los frenos y las pastillas de freno Y si el conductor sigue sin responder, el coche frena solo.

Ford ya ofrece toda una gama de tecnología de conducción automática, entre ella control de crucero adaptativo, aviso y prevención de salida de carril y aparcamiento automatizado.

Hay que sofisticar muchísimo los sistemas de sensores para los coches autónomos. Ahora mismo la mayoría depende de una combinación de mapas muy precisos y sensores para la navegación, pero les cuesta distinguir distintos tipos de obstáculos, y no se les da bien moverse cuando hace mal tiempo. Para que pueda haber una conducción autónoma completa harán falta capacidades sensoras y de inteligencia artificial que resultan inalcanzables ahora mismo.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Starlink: la solución a la brecha digital que casi nadie podrá pagar

    Aunque la tarifa mensual para acceder a internet con sus satélites LEO resulta asequible, requiere un alto precio de instalación inalcanzable para muchos, a pesar de que SpaceX lo vende en pérdidas. Necesitará aumentar su base de clientes para ser rentable y económico, pero eso reducirá la velocidad para todos

  2. Disfraces hacker y banderas falsas para camuflar ciberdelitos internacionales

    Muchos piratas informáticos intentan disfrazar sus ataques para que parezcan culpa de otros países, pero sus objetivos finales y técnicas siempre les acaban delatando. El último caso es el del grupo hacker chino que se hizo pasar por iraní para atacar al Gobierno de Israel y a sus empresas tecnológicas

  3. La doble moral de Apple con su tecnología contra la pornografía infantil

    Ante las críticas y preocupaciones sobre los malos usos que se podrían dar a la herramienta, el gigante afirma que el software puede ser analizado libremente por los investigadores. Sin embargo, ha invertido mucho para evitar justo eso y ha demandado a una empresa que ofrece un servicio para hacerlo