.

Biotecnología

Unas lentes dispensadoras de fármacos

1

Una startup está desarrollando unas lentes de contacto que distribuyen la medicación directamente en el ojo.

  • por Courtney Humphries | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 21 Mayo, 2009

Las gotas para los ojos son una forma simple de hacer que los fármacos lleguen al ojo, pero recibir varias dosis de gotas al día puede resultar una carga para algunos pacientes. Una startup de Cambridge, Massachussets, ha desarrollado una alternativa: lentes de contacto que dispensan fármacos al ojo durante un mes o más.

Eyenovations está desarrollando esta tecnología para que los pacientes con glaucoma lo tengan más fácil a la hora de recibir su medicación y que no tengan que depender de las frecuentes dosis de gotas. La compañía cree que las lentes podrían resultar muy útiles para tratar algunas otras enfermedades del ojo graves, así como para dispensar antibióticos después de operaciones quirúrgicas.

Daniel Kohane, director del Laboratorio para Biomateriales y Distribución de Fármacos en el Hospital Infantil de Boston, desarrolló esta lente de contacto dispensadora de fármacos en colaboración con una serie de oftalmólogos y con el objetivo de encontrar una forma mejor de distribuir los antibióticos a aquellos pacientes que acababan de recibir una córnea prostética.

Kohane trabajó con Joseph Ciolino, un colega clínico de la Enfermería para el Oído y el Ojo de Massachussets, en la modificación del material de las lentes de contacto para que pudiera incorporar la medicación. Este fármaco se desprende de la lente de forma gradual, con un ritmo de distribución que se puede controlar mediante la modificación de las propiedades de la película del polímero y de las lentes. En los modelos futuros, añade Kohane, puede que sea posible inyectar la medicación en el material de hidrogel de las lentes.

Ya ha habido grupos de investigadores que han explorado en el pasado este tipo de lentes capaces de dispensar fármacos, aunque el mayor reto ha sido conseguir que la distribución del medicamento se extendiense en el tiempo. El equipo de Eyenovations ha descubierto una forma de que sus lentes distribuyan grandes dosis de medicación hasta 100 días—un proceso que están a punto de patentar. Tienen previsto comercializar unas lentes, aprobadas por la FDA (Food and Drug Administration), que dispensan fármacos hasta por 30 días—el límite que impone la FDA para las lentes de contacto de un solo uso.

En enero de este año el equipo publicó un estudio en Investigative Ophtalmology and Visual Science que demostraba el hecho de que las lentes son capaces de distribuir un antibiótico durante más de un mes. Chris Kreitel, estudiante de la Escuela de Administración Sloan del MIT, y que se unió al grupo científico para desarrollar un plan de negocio para la startup, afirma que el grupo ha comenzado con las pruebas en animales y tiene previsto comenzar las pruebas clínicas próximamente.

La compañía resultó finalista en la Competición de Emprendedores del MIT, cuyo premio es de 100.000 dólares y que se desarrolla durante todo el año. El objetivo de la competición es financiar a estudiantes emprendedores e investigadores cuyas propuestas de planes de negocio poseen un potencial significativo.

El primer objetivo de la compañía será desarrollar una lente que dispense la medicación para el glaucoma. El glaucoma afecta a 2,5 millones de americanos, y se espera que esta cifra crezca al paso que la población envejece. A muchos pacientes se les recetan gotas para los ojos durante las fases iniciales de la enfermedad, pero dado que tienen pocos síntomas y que deben tomar hasta ocho gotas diarias, entre un cuarto y más de la mitad de los pacientes no toman la medicación con la frecuencia debida.

“Una lente de contacto que pueda distribuir fármacos tendría muchísimo potencial,” afirma James Chodos, oftalmólogo en la Enfermería para el Ojo y el Oído de Massachussets, y que no estuvo involucrado en el estudio. Esta tecnología sería particularmente útil para los pacientes de más edad o aquellos con algún tipo de discapacitación y que tengan dificultad para seguir la frecuencia de las dosis, afirma.

Chodosh añade que hay otros grupos que llevan experimentado durante años con distintas formas de distribuir fármacos en el ojo. Por ejemplo, existen unos pequeños dispositivos se pueden colocar en el ojo, aunque no se usan a gran escala. Las lentes de contacto, que mucha gente ya lleva de por sí, podrían ganarse la confianza de los oftalmólogos más rápidamente. Sin embargo, para que resulten útiles a nivel clínico, y según afirma Chodosh, es preciso que las lentes encajen bien en el ojo, que permitan que el oxígeno fluya apropiadamente, y que no interfieran con la visión.

Kreitel cree que la tecnología de Eyenovations podría resultar útil para la sequedad de ojos, otra enfermedad altamente extendida y que requiere una frecuente aplicación de gotas, así como otras enfermedades que requieren que se aplique medicación en la parte frontal del ojo. Añade, “Hay varios tipos de fármacos que se cree que podrían ser beneficiosos para el tratamiento de las enfermedades oculares, pero no es posible aplicarlos en forma de gotas.” Además, afirma Kohane, quizá sea posible crear unas lentes con medicación que incluyan graduación para la corrección de la vista, y que podrían usarse por aquellas personas que utilizan lentes normalmente. Las lentes con fármacos podrían ser una forma más eficiente de dispensar los medicamentos oculares en aquellas personas que viven en áreas remotas o de pocos recursos económicos.

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. 239 científicos alertan a la OMS que la COVID-19 se contagia por el aire

    En su carta a la organización, señalan una creciente cantidad de pruebas que respaldan la idea de que el coronavirus puede permanecer suspendido en el aire durante horas. Si tienen razón, aumentaría la importancia de las mascarillas y la ventilación, y habría que aumentar la distancia de seguridad

  2. La ruleta rusa de contraer COVID-19 con más de 75 años

    Para los más mayores, el riesgo de fallecer ante un contagio de coronavirus es del 17 %, es decir, de uno de cada seis, según un nuevo informe para la ciudad de Nueva York, que estima la letalidad media en 1,45% y cuya cifra varía en función de la edad, la ubicación, los hábitos y el sexo

  3. Nuevas buenas noticias de otra vacuna experimental para la COVID-19

    Desarrollada por Pfizer y BioNTech, ha generado respuesta inmune en 45 voluntarios sanos, cuyos niveles de anticuerpos contra el coronavirus son 2,8 veces mayores que los de pacientes recuperados. No obstante, la muestra es pequeña y aún no se sabe si será suficiente para evitar un contagio