.

Otros

Convirtiendo la basura en combustible

1

Waste Management, una de las mayores compañías de residuos, le da nuevo impulso a la tecnología de gasificación de basuras.

  • por Kevin Bullis | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 27 Mayo, 2009

La gasificación de los residuos, un proceso mediante el que la basura se convierte en combustible y electricidad sin tener que incinerarla, puede que esté mucho más cerca de iniciar su comercialización a gran escala. Waste Management, una gran compañía de recolección y tratamiento de basura con sede en Houston, anunció la semana pasada que se uniría con InEnTec, una startup basada en Richland, Washington, para comercializar la tecnología de gasificación por plasma de InEnTec.

Esta colaboración será posible gracias a los fondos de Waste Management, se denominará S4 Energy Solutions y se verá beneficiada por los años de infraestructura y experiencia de Waste Management a la hora de recolectar y procesar residuos, con lo que se espera que la tecnología resultante sea económica. La compañía, que operará y comercializará la tecnología de gasificación por plasma, anunciará a lo largo del año sus proyectos de construcción de nuevas instalaciones. La implicación de Waste Management podría significar que esta tecnología, que hasta ahora había resultado más cara que otros métodos de procesado y eliminación de basuras, finalmente ha llegado a un punto en que resulta práctica. “Hasta finales del año pasado, pasaba desapercibida por los radares,” afirma James Childress, director ejecutivo de Gasification Technologies Council. “Ahora las grandes empresas finalmente se están interesando en ella.”

La tecnología de InEnTec, desarrollada originalmente en el MIT y en el Laboratorio Nacional del Pacífico Noroeste, en Richland, Washington, utiliza unos procesos de altas temperaturas múltiples—entre los que se incluye el someter la basura a unos arcos de plasma—para descomponer el material orgánico en syngas, una mezcla de hidrógeno y dióxido de carbono. El syngas se puede incinerar directamente en las turbinas de gas para producir electricidad, o se puede transformar en otro tipo de combustibles, incluyendo gasolina y etanol. Los metales y los otros materiales no orgánicos de las basuras se pueden aislar y reciclar. La combinación de altas temperaturas y un ambiente pobre en oxígeno que evita que la basura se incendie hace que no se produzcan ni dioxinas ni furanos, dos elementos químicos tóxicos que se producen durante la incineración.

Esta tecnología ya ha sido puesta a prueba, afirma Joseph Vaillancourt, director ejecutivo de Waste Management y vice presidente de más antigüedad de la nueva compañía. Lo que ha frenado su comercialización hasta ahora, afirma, es la necesidad de desarrollar un proceso económico para recolectar y llenar el sistema de basura y, por otro lado, hacer que el syngas producido llegue a las turbinas para generar electricidad, u otros procesos químicos para convertirlo en combustibles. Vaillancourt afirma que Waste Management ya ha desarrollado una infraestructura para recolectar y procesar la basura, así como para utilizar el calor de los incineradores para producir electricidad, y que emplearán sus “conocimientos y medios” para desarrollar “un sistema integrado” que utilice la tecnología de InEnTec.

S4 Energy Solutions tiene previsto comercializar las primeras unidades de gasificación en mercados especializados tales como los que generan los residuos del desguace de automóviles o los residuos médicos, que a menudo no pueden ser transportados a los vertederos, con lo que las compañías están dispuestas a pagar más para deshacerse de este tipo de basura. Finalmente, se podrían utilizar de forma más generalizada para los residuos sólidos municipales, especialmente en áreas rurales y pequeñas ciudades que no generan la suficiente cantidad de residuos como para que las tecnologías de incineración resulten prácticas. Esta tecnología tiene la ventaja de que permite a los clientes generar parte de su propia electricidad, lo que podría hacer que resultase más asequible.

Hay algunos problemas que podrían interponerse en el éxito comercial de esta tecnología. Childress advierte que algunas normas locales pueden resultar problemáticas para la gasificación de los residuos. Además, ninguna de las compañías que hasta ahora han utilizado tecnologías similares a esta han tenido éxito en el pasado. Sin embargo, algunas compañías especializadas en la gasificación de residuos están empezando a informar acerca de resultados iniciales positivos. Por ejemplo Enerkem, con sede en Alberta, Edmonton, ha abierto unas instalaciones comerciales para convertir los postes eléctricos desechados en metanol y etanol. Ha firmado un acuerdo con la ciudad de Edmonton para procesar 100.000 toneladas de residuos sólidos municipales al año durante 25 años, aunque esta cantidad es aún relativamente muy pequeña si se la compara con otras opciones para la eliminación de basuras.

Otros

  1. El polémico plan de Harvard para llevar la geoingeniería al mundo real

    La universidad asegura que su enfoque servirá de guía para futuros experimentos. Mientras, los críticos advierten de que podría ser un truco para allanar el camino de esta tecnología y consideran que hace falta más investigación previa

  2. Este gel aislante podría cumplir el sueño de cultivar plantas en Marte

    Si se aplicara aerogel de sílice en determinadas regiones del planeta se podría aumentar su temperatura a niveles adecuados y fundir el hielo para disponer de agua líquida. Aunque la investigación es teórica, varios expertos coinciden en que podría funcionar

  3. Auge y caída del 'rock' espacial: de David Bowie a Radiohead

    El salto de la humanidad hacia los cielos fue el logro más impresionante de la segunda mitad del siglo XX, y coincidió con la transformación de la cultura juvenil a través del 'rock'. Este estilo musical y el auge de la carrera espacial han vivido en líneas de tiempo paralelas