.

Computación

'MIT Technology Review en español' presenta Innovadores menores de 35 Colombia 2015

1

Suelas de zapato que absorben el impacto de minas antipersona y lombrices que reciclan el agua son algunos de los proyectos ganadores

  • por Editores de MIT Technology Review en español | traducido por
  • 07 Mayo, 2015

¿Sabía usted que en Colombia, las personas de la tercera edad deben desplazarse hasta Bogotá para poder tramitar su pensión, vivan donde vivan, o confiar en un apoderado para que lo haga en su lugar? ¿Y era consciente de que en ese mismo país el 85% del agua residual se vierte en ríos y acuíferos sin haber sido tratada previamente? Estas son algunas de las idiosincracias con las que la sociedad colombiana se ve obligada a vivir. Sin embargo, algunos de sus ciudadanos han decidido dar un paso adelante y buscar soluciones por su cuenta.

Así nace la nueva generación de Innovadores menores de 35 Colombia. Dos mujeres y ocho hombres que se esfuerzan por mejorar la sociedad en la que viven a través de la tecnología. Estos 10 jóvenes representan la tercera generación de premiados por MIT Technology Review en español en el país, cuya selección se ha efectuado gracias a un panel internacional de jueces expertos en las distintas áreas que abordan sus trabajos. Los proyectos que ahora presentan podrían llegar a revolucionar el mundo entero. Estos son sus nombres y sus innovadoras ideas.

 Innovador del Año - Mauricio Betancur, 33: Sus plantillas para zapatos reducen el impacto de las minas antipersona cuando se pisan. MARTE. 

 Innovadora Social - Daniela Galindo, 26: Su software permite a personas con distintas discapacidades comunicarse con el resto del mundo. Hablando con Julis.

Maier Avendaño, 29: Sus técnicas de microscopía de fluorescencia de alta resolución observan moléculas separadas por solo cinco nanómetros. Instituto Wyss, Universidad de Harvard.

Juan Gallo, 29: Ha diseñado herramientas bioinformáticas que aceleran y abaratan la identificación de patógenos infecciosos. Universidad del Rosario y Corporación para Investigaciones Biológicas.

Juan Carlos Guáqueta, 27: Su sistema de depuración con lombrices aprovecha aguas residuales para regar campos y crear abono. AcuaCare.

Camilo Herrera, 28: Sus farolas de energía solar iluminan zonas sin recursos por la noche. Un Litro de Luz Colombia.

 John Muñoz, 27: Utiliza interfaces cerebro-máquina baratas y videojuegos especializados para complementar las terapias de rehabilitación motora. HCI Group Colombia.

 Carolina Osorio, 32: Ha creado un sistema de análisis de tráfico en tiempo real que mejora la gestión urbana. MIT.

Daniel Ramírez, 29: Sus puntos de atención virtual permiten tramitar pensiones con el Gobierno colombiano desde cualquier punto del país. Millenium BPO.

Santiago Reyes, 33: Utiliza reprogramación celular y la técnica de edición genética CRISPR para crear herramientas con las que predecir el riesgo de insuficiencia cardíaca. Clínica Mayo.

Aquí puedes consultar las listas de años anteriores.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. La pelea mundial por acceder al espectro de radiofrecuencia espacial

    Cada vez más empresas y países quieren lanzar satélites a la órbita baja terrestre, pero la franja disponible para operarlos y comunicarse con ellos es finita, lo que está generando una batalla competitiva y regulatoria en la que los más poderosos podrían resultar favorecidos (como siempre)

  2. Por qué el primer juego de cartas basado en 'blockchain' ya es un éxito

    Además de sus ventas anticipadas por valor de 3,5 millones de euros, 'Gods Unchained' ofrece un vistazo a cómo podría ser el futuro de la propiedad privada. Las cartas coleccionables y sus dueños quedarán registrados en la cadena de bloques Ethereum

  3. La vida podría existir en un universo 2D, según la física

    Los físicos han afirmado tradicionalmente que la vida solo podría formarse en un universo con tres dimensiones de espacio y una de tiempo. Ahora, un investigador ha demostrado que un universo de 2+1 dimensiones podría soportar tanto la gravedad como la complejidad que requiere la vida