.

Computación

El diseño será el factor que diferencie a las empresas tecnológicas líderes

1

Supone mucho más que definir el aspecto de un producto nuevo, según el autor y diseñador John Maeda, que admira el ejemplo de Tesla

  • por Tom Simonite | traducido por Teresa Woods
  • 10 Junio, 2015

Foto: Rachel Metz y John Maeda

Se dice, con cierta frecuencia, que dominantes empresas tecnológicas como Google, Facebook y Apple compiten entre sí para desarrollar las mejores tecnologías o para contratar a los mejores programadores. John Maeda de la agencia de capital riesgo Kleiner Perkins Caufield y Byers (KPCB) cree que su empresa y otras grandes corporaciones ahora compiten en un campo de batalla nuevo: el diseño.

"Ahora este es el aspecto diferenciador para las empresas", dijo Maeda en su intervención dentro del evento EmTech Digital de MIT Technology Review la semana pasada en San Francisco (EEUU). Se licenció como informático antes de convertirse en un influyente diseñador gráfico, académico y autor. Maeda se unió a KPCB en 2013.

El diseño se ha convertido en una parte clave del proceso de toma de decisiones, se trate de software o de hardware, según Maeda. Las empresas que entienden el poder del diseño entienden que se trata de mucho más que sólo una estética superficial, comentó.

"En realidad el diseño no trata del aspecto de algo sino de las consideraciones a nivel de sistema que dan forma [al producto]", dijo. Cómo están estructurados los equipos responsables del diseño dentro de una organización – por ejemplo si tienen que informar directamente al CEO o a directores de producto o ingeniería – se ha convertido en una cuestión de vital importancia para grandes empresas tecnológicas, dijo Maeda. Una de sus principales actividades en KPCB es ayudar a las empresas de su cartera a organizarse y sacar mayor provecho de sus equipos de diseño.

En años recientes Google, Apple y Microsoft han hecho alarde de sus esfuerzos por emplear enfoques más amplios y basados en el diseño para reinventar sus sistemas operativos y otros productos. Facebook creó un laboratorio de diseño para la gestación de productos experimentales como su app para leer el periódico (ver Paper, el periódico de Facebook).

Hacer del diseño una herramienta más expansiva e importante deja menos espacio para el estereotípico genio mercurial que imaginan muchos cuando escuchan el título de "diseñador".

"Tal como era el diseño antes, se trataba de ser esa persona con gustos propios de alguien con el trastorno obsesivo-compulsivo. El diseño dentro del sector tecnológico no es así, es un trabajo en equipo, es una labor más analítica y con apuestas más altas", dijo Maeda. "Cuando diseñas para la tecnología, diseñas para millones de personas – no puedes ser un capullo".

Cuando se le pidió indicar una empresa tecnológica que demuestra cómo ese enfoque centrado en el diseño se amortiza, Maeda eligió una que fabrica coches, no dispositivos. "La gente habla de Apple, pero Tesla es el mejor ejemplo actual según creo yo", dijo. "Es una empresa tan inteligente que proporcionan a los consumidores una experiencia automovilística genial".

Maeda predijo que el enfoque basado en el diseño adoptado por Tesla y los líderes del sector de internet pronto llegará a convertirse en el estándar para muchas industrias. Como prueba se refirió a la adquisición el mes pasado por parte de la empresa de consultoría McKinsey de Lunar, una agencia de diseño cuyos clientes incluyen a Apple y HP. El banco BBVA compró la agencia de diseño Spring Studio un mes antes, señaló Maeda: "Todas estas empresas están adquiriendo agencias de diseño; aportan valor".

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. El mejor sensor en tiempo real contra los terremotos son las personas

    Una investigación revela que el trabajo colaborativo ciudadano a través de tuits y de accesos a las páginas de alerta sismológica ayuda a los mecanismos tradicionales a identificar las zonas afectadas y el nivel de la sacudidas, lo que aceleraría el despliegue de la asistencia y, finalmente, podría salvar vidas

  2. Google descubre que todos los chips son vulnerables a Spectre y Meltdown

    El malware suele aprovecharse de errores de codificación y diseños deficiente. Pero esta investigación revela un defecto básico en la propia naturaleza de la computación que podría hacer que algunas amenazas sean imposibles de solucionar

  3. El hombre que ayudó a que el Apolo 11 no se estrellara contra los rusos

    En la década de 1960, nadie quería depositar toda su confianza en los cálculos que hacían los ordenadores para llegar hasta la Luna. Así que un equipo de matemáticos supervisaba todas las operaciones. Uno de ellos fue Dennis Sager y esta es su historia