.

Otros

Los chips de nitruro de galio quieren masificar la carga inalámbrica

1

Uno de los padres de los chipsd e silicio Alex Lidow quiere desterrarlos para dar lugar a mejores capacidades

  • por Richard Martin | traducido por Teresa Woods
  • 17 Julio, 2015

Con el objetivo de acelerar el mercado estancado de los sistemas de energía inalámbrica, esta semana el fabricante de chips Efficient Power Conversion (EPC) anunció el lanzamiento de una nueva línea de semiconductores hechos de nitruro de galio, un material que es 10 veces más rápido que el silicio y que muchos creen representa el futuro de la industria de los semiconductores. Estos nuevos chips están diseñados específicamente para sistemas de energía inalámbrica como los que fabrica WiTricity.

EPC está liderado por el veterano de la industria de los chips Alex Lidow, que coinventó un tipo de transistor que se emplea en sistemas de conversión energética que se incorporan a una amplia gama de electrodomésticos como máquinas de aire acondicionado y sistemas de iluminación eficiente.CEO durante muchos años de International Rectifier, que aún sigue siendo el fabricante más importante de tales transistores, en años recientes Lidow se ha convertido en uno de los principales apósteles del uso de nitruro de galio en vez de silicio para fabricar transistores. Los productos de EPC ya se emplean en equipos de telecomunicaciones, satélites, cargadores de portátil y dispositivos de realidad virtual. Ahora, afirma Lidow, la tecnología de su empresa está posicionada para revolucionar la transferencia energética inalámbrica.

"La adopción de la transferencia energética inalámbrica depende de forma primordial de la comodidad, el coste y la eficiencia del sistema", explica Lidow. "Estos tres factores han retrasado la adopción generalizada de cualquier estándar".

Los sistemas energéticos inalámbricos no han despegado tal y como se esperaba. En parte, señala Lidow, por la auencia de un estándar tecnológico aceptado de forma universal. Actualmente existen al menos dos estándares competidores: Qi, que fue desarrollado por el Consorcio de Energía Inalámbrica , y Rezence, que cuenta con el apoyo de la Alianza por la Energía Inalámbrica. Rezence se basa en el principio de la resonancia magnética, una forma de acoplamiento magnético que utiliza un campo magnético para transferir energía entre dispositivos. La resonancia magnética permite que múltiples dispositivos se carguen de forma simultánea sin necesidad de alinearse de forma precisa con la fuente de energía. Aunque muchos analistas consideran que la resonancia magnética representa el futuro de la energía inalámbrica, Qi entró primero al mercado y cuenta con el apoyo de algunos gigantes de la industria como Qualcomm, Microsoft, Sony y LG. (Muchas empresas son miembros tanto del Consorcio de Energía Inalámbrica como de la Alianza por la Energía Inalámbrica). Los chips de EPC están diseñados para ser compatibles con los sistemas de resonancia magnética englobados por el estándar Rezence.

La agencia de investigación IHS prevé que el mercado de la carga inalámbrica alcanzará los 8.500 millones de dólares (unos 7.749 millones de euros) de ingresos anuales para el año 2018.

"Las batallas restantes por este mercado masivo buscan conseguir la mayor eficiencia al coste más bajo", dice Lidow. Añade que el uso de nitruro de galio permite que EPC reduzca el número de componentes del transmisor inalámbrico además de reducir el tamaño global del sistema y bajar el coste de los circuitos integrados.

A largo plazo, los objetivos de Lidow son aún mayores: cree que el nitruro de galio reemplazará a los transistores de silicio en un amplio abanico de tecnologías, no sólo en la energía inalámbrica – incluidos los sistemas de conversión energética que ayudó a desarrollar en los años 1970. "Esto es el comienzo de la sustitución real del silicio", dice. "Mi objetivo es volver obsoleto aquello que ayudé a crear".

Otros

  1. Argentina rastrea a niños 'sospechosos' con reconocimiento facial

    El sistema para identificar a presuntos delincuentes en tiempo real, que se implantó sin ningún tipo de consulta pública, funciona con una base de datos que puede encontrarse fácilmente en internet y que incluye información privada de hasta 166 menores, algunos de ellos de entre uno y tres años de edad

  2. El peligro de que solo Microsoft pueda acceder a GPT-3

    Aunque OpenAI se fundó sin ánimo de lucro y bajo la premisa de desarrollar IA enfocada al bien de la humanidad, ha concedido acceso exclusivo a su herramienta de generación de lenguaje. La medida no hace más que concentrar el poder de la inteligencia artificial en manos de los gigantes tecnológicos

  3. ¿Qué se esconde tras el hackeo masivo a cuentas famosas de Twitter?

    A simple vista, el ataque parecía una simple estafa de Bitcoin. Pero la brecha de seguridad, provocada mediante engaños a los empleados de la red social, permitió a los ciberdelincuentes acceder a mensajes privados de personajes de gran relevancia como Joe Biden, Barack Obama, Elon Musk y Bill Gates