.

Computación

Ilya Sutskever, 29. Visionario

1

Su método para entrenar a los ordenadores en aprendizaje profundo, que se está aplicando en Google Brain, es especialmente potente

  • por Redacción | traducido por
  • 20 Agosto, 2015

Los investigadores de la inteligencia artificial se están concentrando en un método llamado aprendizaje profundo, que entrena a los ordenadores para reconocer patrones dentro de los datos por sí mismos (ver El hombre que enseña a las máquinas a entender el lenguaje). Una persona que demostró su potencial es Ilya Sutskever, que se formó con un pionero del aprendizaje profundo en la Universidad de Toronto (Canadá) y utilizó la técnica para ganar una competición de reconocimiento de imágenes en 2012. Ahora es un miembro clave del equipo de investigación de Google Brain. Le pregunté por cómo el aprendizaje profundo podría imitar la visión humana y resolver muchos otros retos.

"Cuando ves algo, sabes lo que es en una fracción de segundo", dice. "Y aun así nuestras neuronas funcionan muy lentamente. Eso significa que tu cerebro sólo debe necesitar un número bajo de computaciones en paralelo. Una red neuronal artificial no es otra cosa que una secuencia de computaciones muy sencillas en paralelo.

Fundamos una empresa para seguir aplicando este enfoque a distintos problemas y aumentar el ámbito de las capacidades. Pronto nos unimos a Google. He demostrado que la misma filosofía que funcionó para el reconocimiento de imágenes podría también dar muy buenos resultados en la traducción de textos entre idiomas. Debería ganar a la tecnología existente de traducción por un amplio margen. Creo que veremos como el aprendizaje profundo hace grandes avances en muchas áreas. No tiene ninguna hipótesis sobre la naturaleza de los problemas, por lo que es aplicable a muchas cosas."

—Tom Simonite. Traducido por Teresa Woods

Conoce al resto de los 'MIT Technology Review' Innovadores menores de 35 globales 2015

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Accuvant, la empresa que ayudó a los Emiratos Árabes a hackear iPhones

    Aprovechaba un error en iMessage de Apple para apoderarse del teléfono de la víctima y se utilizó contra cientos de personas en Karma, una gran campaña de vigilancia y espionaje entre cuyos objetivos figuran rivales geopolíticos, disidentes y activistas. El FBI acaba de multar a los responsables

  2. Starlink: la solución a la brecha digital que casi nadie podrá pagar

    Aunque la tarifa mensual para acceder a internet con sus satélites LEO resulta asequible, requiere un alto precio de instalación inalcanzable para muchos, a pesar de que SpaceX lo vende en pérdidas. Necesitará aumentar su base de clientes para ser rentable y económico, pero eso reducirá la velocidad para todos

  3. Disfraces hacker y banderas falsas para camuflar ciberdelitos internacionales

    Muchos piratas informáticos intentan disfrazar sus ataques para que parezcan culpa de otros países, pero sus objetivos finales y técnicas siempre les acaban delatando. El último caso es el del grupo hacker chino que se hizo pasar por iraní para atacar al Gobierno de Israel y a sus empresas tecnológicas