.

Biotecnología

Una tienda de 'apps' de bajo coste podría masificar el mercado de los análisis de ADN

1

Illumina planea secuenciar el genoma del usuario una única vez y cobrarle poco a poco con cada aplicación que utilice

  • por Antonio Regalado | traducido por Teresa Woods
  • 31 Agosto, 2015

Foto: Jay Flatley

El CEO de Illumina, la empresa líder a nivel mundial de la secuenciación de ADN, afirma que sabe cómo conseguir, por fin, que los consumidores se interesen por sus genomas: creando una enorme tienda de apps de información genética.

La semana pasada, Illumina dijo que, junto con Warburg Pincus y Sutter Hill Ventures, invertirá 100 millones de dólares (unos 87 millones de euros) en una empresa nueva llamada Helix para convertir la genómica de consumo en parte del mercado de internet.

El CEO de Illumina, Jay Flatley, dijo en una entrevista que Helix subvencionará el coste de decodificar el genoma de la gente con la esperanza de impulsar la creación de apps de consumo que se alimenten de datos de ADN de forma repetida. "Vimos lo que sucedió con la tienda Apple: desató el consumo sin más porque las apps son muy baratas de desarrollar", dice Flatley, que será el presidente de la nueva empresa.

Flatley dice que cuando Helix se lance el año que viene, secuenciará y almacenará el ADN de los consumidores, para luego venderles acceso de pago por uso mediante las apps, que serán ofrecidas por colaboradores, siendo los primeros LabCorp y la Clínica Mayo. Se compartirán los beneficios, con un modelo parecido al que se aplica en la tienda Apple. Si tiene éxito Helix, operará el laboratorio de secuenciación más grande de cualquier tipo, prevé Flatley.

Todos intentan liberar el valor del genoma, sobre todo Illumina (ver Medalla de oro: Illumina es el número 1). La empresa radicada en San Diego (EEUU), de cuyas máquinas de secuenciación de aspecto sofisticado se dice que están inspiradas por los diseños de Apple, es el gran ganador de momento. Domina el mercado y el año pasado ingresó 1.800 millones de dólares (unos 1.563 millones de euros) con la venta de máquinas de secuenciación, productos químicos y pruebas. Cuantas más secuenciaciones se realicen, mejor para Illumina.

Ahora mismo, la secuenciación del genoma es realizada por laboratorios de investigación, en hospitales e incluso mediante unos pocos programas de investigación. La creación de Helix se dirige al último gran mercado sin explorar: tú y yo.

Hasta ahora, el interés de los consumidores en la genómica ha sido bastante templado. ¿A quién conoces cuyo genoma haya sido secuenciado? El problema es que para la gente sana, el genoma simplemente no tiene demasiada importancia. ¿Qué significa? ¿Para qué sirve? Aunque se ha abaratado mucho la secuenciación de un genoma – ahora sólo cuesta un par de miles de dólares, lo que equivale a menos de 2.000 euros – para la mayoría, símplemente no vale la pena. Incluso Flatley, cuyo genoma está secuenciado y publicado en internet, ha dicho de la experiencia que ni fu ni fa.

Foto: Las máquinas de secuenciación de ADN del laboratorio central de Illumina en San Diego.  

Entonces, ¿cómo conseguir que participen los consumidores? La idea subyacente de Helix es convertirlo en un servicio de pago por uso.

Así es como podría funcionar: digamos que te bajas una app de un colaborador de Helix para averiguar si padeces una variación genética específica, por ejemplo el llamado "gen de velocidad" del que se sabe que disponen muchos atletas (aquí encontrarás una bonita descripción de parte de 23andMe). Imagínate que la app cuesta 20 dólares (unos 17 euros). Envías una muestra de saliva, y Helix te devolverá los resultados mediante la app.

Pero Helix secuenciará una parte más grande de tu genoma, dice Flatley. Explica que Helix realizará un "exome plus" – es decir que decodificarán todos tus genes, además de un par de cosas claves, pero no las partes del genoma que carecen de importancia médica. Eso le costará a Helix unos 500 dólares (unos 433 euros). Pero entonces, si compras una nueva app que trabaja con tus genes, Helix ya dispondrá de los datos recopilados de tu ADN, listos para ser reutilizados con rapidez.

"Apostamos por que el consumidor vuelva y pida más, y entonces no tienes que realizar una segunda secuenciación", explica Flatley. Por el contrario, si quisieras apuntarte tanto a Ancestry.com como a 23andMe, dos empresas distintas que ofrecen genealogía genética, tendrías que realizar las pruebas dos veces.

Flatley dice que Helix será un agente "neutro", almacenando el ADN y proveyéndolo a cualquier app de la plataforma. Como la tienda de Apple, que se lleva el 30% de la venta de cada copia de Angry Birds, los ingresos serán compartidos entre Helix y los desarrolladores de las apps, aunque Flatley no ha especificado los porcentajes. Sí describió una variación importante: cualquier afiliado (como la Clínica Mayo) que convenza al consumidor para que envíe la muestra de saliva también recibirá un pago cada vez que se acceda posteriormente al genoma de ese consumidor, independientemente de la app que acceda a los datos.

Eso representa una recompensa por arrastrar al público a la era del genoma.

Todo gira en torno a conseguir que los consumidores se apunten. Flatley dice que el mercado ha demostrado que los consumidores están dispuestos a pagar hasta 99 dólares (unos 86 euros) por información genética, por ejemplo una prueba de genealogía. El modelo del pago por uso es una manera de salvar la diferencia entre esa cantidad y el coste más alto de la secuenciación. "Tiene que ser un precio tirado. Lo conviertes en una compra que el consumidor no duda en hacer", dice Flatley.

El almacenamiento de miles o millones de genomas podría también situar a Helix en buen lugar mientras los biólogos realizan más descubrimientos acerca de lo que revela la información genética. "Mientras que la ciencia se afina más y más, el contenido también mejorará, y al consumidor se le cobrará por ello", dice Flatley.

La idea detrás de Helix es bastante chula – acceder a tu genoma, que se encuentra en algún lugar de la nube, mediante atractivas apps. Pero hay desventajas. Así damos credibilidad a la idea de que los genes representan nuestro destino. ¿Y la privacidad? Helix será "increíblemente seguro", asegura Flatley. Pero no nos olvidemos del principal objetivo: conseguir que tú, el consumidor, expongas públicamente tu ADN por medio de apps comerciales de la misma manera que revelas tu ubicación o concedes acceso a tus contactos.

La incursión anterior de Illumina en las apps no fue demasiado exitosa. Lanzó un sistema llamado BaseSpace – una tienda de apps para investigadores – que no llegó a triunfar. Los científicos me dicen que hace un poco de todo, pero nada bien.

Pero los tiempos cambian. Ahora todos anticipan una explosión de consumo en torno a la genómica, la computación en nube y las apps (ver Google quiere almacenar tu genoma y Apple planea crear una 'app' para que compartas tu ADN).

Para tener éxito, Helix necesita una app rompedora, el tipo de app que uno no puede dejar de consultar desde al autobús o en el ascensor. Flatley reconoce que aún no está seguro de lo que haría ese tipo de app adictiva. "Uno de los objetivos es estimular a esa gran comunidad de desarrolladores de apps, y conseguir que más gente se interese y descubra qué podría ser esa app rompedora".

La Clínica Mayo está trabajando en una app relacionada con educar al público sobre el ADN, según confirmó la organización, y Flatley dice que otras apps tempranas podrían ser "educativas, tratándose de la nutrición, o relacionadas con el deporte". Suena un poco liviano; hay razones para ello. Para difundir información diagnóstica real, un diseñador de app probablemente necesitaría la aprobación de la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) – un proceso que llevaría un tiempo. Flatley dice que ha estado hablando con la FDA sobre Helix.

Hoy por hoy, las aplicaciones más importantes de la genética de cara al consumidor son las pruebas de predisposición al cáncer, de genealogía y el cribado de enfermedades recesivas. La prueba de genealogía te dice con quién guardas parentesco, tus orígenes étnicos y cuánto ADN de neandertal tienes. El cribado de enfermedades recesivas se trata del siguiente paso: cuando te decides a tener hijos, puedes comprobar si tienes peligrosas mutaciones genéticas en común con tu pareja. Las empresas que ofrecen este tipo de pruebas al consumidor, como 23andMe y Counsyl, han destinado millones de dólares a la construcción de laboratorios, software analítico o simplemente pagando a Illumina por el análisis de ADN.

Con Helix, explica Flatley, las empresas ya no tendrán que invertir en montar laboratorios. En lugar de eso, dice, cualquier desarrollador con ordenador podrá fundar una empresa de genómica.

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. La era Gattaca: así funciona el test de ADN para elegir el mejor embrión

    Calificado como un "23andMe, pero en embriones", afirma poder predecir qué sujetos de FIV tienen menos probabilidad de padecer varias enfermedades y rasgos como el nivel de inteligencia y la altura. Pero sus problemas éticos y su falta de fiabilidad han hecho saltar las alarmas de varios expertos

  2. Riesgos y beneficios de un IoT biológico basado en bacterias

    Estos organismos presentan muchas de las características típicas de los dispositivos de internet de las cosas. Un sistema de este tipo podría tratar enfermedades de forma localizada e identificar toxinas y contaminantes. Pero también sería susceptible a hackeos biológicos de pesadilla

  3. Estos cerdos en miniatura podrían resolver la falta de órganos para trasplante

    Además de varias modificaciones genéticas para evitar que sus órganos sean rechazados por el organismo receptor, su tamaño se ha reducido para adecuarse a las necesidades humanas. Si todo va según lo previsto, las pruebas en humanos podrían empezar en un futuro próximo