.

Robótica

Una ciudad ficticia de 32 hectáreas con bares pintados para probar coches autónomos

1

Múltiples empresas del sector han cofinanciado el proyecto que pretende recrear todas las situaciones a las que se pueda enfrentar el vehículo

  • por Will Knight | traducido por Teresa Woods
  • 04 Septiembre, 2015

Foto: Una foto aérea muestra las calles que forman Mcity.

Las calles de un nuevo barrio en la periferia de Ann Arbor, Michigan (EEUU), parecen increíblemente limpias y tranquilas. Para los coches autónomos, sin embargo, representan un reto abrumador.

La Universidad de Michigan inauguró la zona, llamada Mcity, este verano como un espacio para que las empresas y proveedores prueben las tecnologías de la conducción autónoma y conectada. Las instalaciones se construyeron en colaboración con el Departamento Estatal de Transportes de EEUU y con financiación procedente de numerosoa automovilísticas y proveedores que tendrán acceso a la zona para probar sus tecnologías bajo distintas condiciones.

La intención es que Mcity incluya todas las posibles situaciones de tráfico que podrían plantear problemas para los sensores y algoritmos de los coches autónomos. La tecnología de la conducción autónoma está mejorando, pero los ordenadores aún luchan con ciertas situaciones de visibilidad reducida, cuando el escenario resulta muy complicado o donde existe mucho tráfico. Las instalaciones también podrían proporcionar un buen sitio para que los reguladores certifiquen que distintas tecnologías de la conducción autónoma cumplen con los estándares (en el caso de que se establezcan dichos estándares).

Las 32 hectáreas de la expansión urbana (que equivalen a 32 campos de fútbol) y suburbana de Mcity incluyen rotondas, túneles, emplazamientos de obras, carriles de incorporación y salida de autopistas e incluso marcas delimitantes de carril desgastadas y señales de tráfico vandalizadas. La nieve que cae sobre Michigan en invierno debería proporcionar otro reto importante (ver 'Peatones suicidas' pondrán a prueba los coches sin conductor).

Las empresas con una participación de Mcity acudieron para demostrar sus tecnologías y llevar a los visitantes a dar una vuelta por las instalaciones. Por ejemplo, la empresa de mapeo Here, una división de Nokia, demostró uno de los coches que utiliza para escanear las calles con cámaras de alta resolución y telémetros láser. Estos datos son valiosos para las empresas automovilísticas porque pueden facilitar la navegación de los vehículos por las calles (de hecho, informes recientes sugieren que pronto Here podría ser adquirida por un consorcio de fabricantes alemanes de coches). Here ha escaneado Mcity y ha puesto los datos a disposición de otras empresas.


Foto: La calle principal de Mcity consiste de tiendas y restaurantes pintados en una pared.

Varias empresas de tecnología automovilísticas asistieron a la inauguración. Denso, un proveedor japonés de componentes, lució un hardware que permite que los coches se comuniquen entre sí para ayudar a prevenir los accidentes y los atascos (ver TR10: Comunicación entre coches).

El proveedor alemán Bosch demostró un sistema que permite que los coches se conduzcan solos en tramos rectos de carretera. Y Xerox y Honda probaron un sistema que permite que los coches detecten a los peatones y ciclistas y se comuniquen con ellos, mediante un smartphone adaptado, para ayudar a prevenir accidentes.

Lorraine Novak, una desarrolladora de apps de Denso que también trabaja en sistemas de conducción autónoma, dijo que está ansiosa por utilizar Mcity para probar distintos enfoques para problemas concretas. Señaló que las rotondas siguen representando un gran problema para los coches autónomos. Con tráfico denso, los coches sin conductor, que normalmente están configurados para ser bastante cautelosos, pueden acabar dando muchas vueltas a la rotonda antes de escapar, o simplemente se detienen, dice (ver Google culpa al conductor distraído de los accidentes con sus coches autónomos).

Mientras se vuelva más común la conducción autónoma, se pueden requerir instalaciones de prueba más grandes. Las autoridades públicas y los políticos de Michigan también han sugerido que unas instalaciones aún mayores podrían construirse a unos 20 minutos de Ann Arbor.

Robótica

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. La importancia de que este dron sea capaz de posarse como un pájaro

    Un simple mecanismo de agarre, que imita los posados de aves y murciélagos, permite que los vehículos aéreos no tripulados ahorren energía al apoyarse en salientes y postes. Cuando se cuelga boca abajo puede permanecer largos tiempos observando con todos sus rotores apagados

  2. La próxima Alexa podría tener un cuerpo físico para no ser tan tonta

    El responsable del asistente de voz de Amazon cree que los sistemas de inteligencia artificial deben tener la capacidad de ver y explorar el mundo para alcanzar una comprensión real sobre él. Su cárcel computacional limita su experiencia a la lingüística pura, una de las áreas más complejas

  3. Una IA híbrida capaz de ver y razonar supera a sus predecesoras

    Al combinar el aprendizaje profundo con el razonamiento simbólico, esta inteligencia artificial depende de muchos menos datos etiquetados y tarda menos en comprender nuevos entornos. Este nuevo enfoque, con un enorme potencial, es el que más se asemeja al proceso de aprendizaje humano