.

Móvil

La medicina pasa de los datos de tu pulsera o reloj inteligente

1

Algunos pacientes se convierten en una mina de datos procedentes de dispositivos como pulseras inteligentes, pero el médico no se fía

  • por Andrew Rosenblum | traducido por Teresa Woods
  • 25 Noviembre, 2015

Puede que creas que tu reloj inteligente o rastreador de fitness puede ayudarte a controlar tu estado de salud, pero no te escandalices si tu médico es más escéptico.

Los fabricantes de dispositivos portables como Apple, Fitbit y Pebble distribuirán más de 76 millones de unidades antes de finales de año, según la agencia de investigación de mercado IDC. Sin embargo, algunos médicos e investigadores siguen sin impresionarse. Cuestionan el valor de las métricas que se rastrean, además de la validez del diluvio de datos que generan estos dispositivos.

"Soy oncólogo y tengo pacientes que son del tipo de personas proto 'autocuantificadas'", dice Andrew Trister, un oncólogo de la organización sin ánimo de lucro de investigaciones médicas Sage Bionetworks. "Vienen con unos enormes ficheros Excel, con todos estos datos y yo no tengo ni idea de qué hacer con todo eso".

Trister dice que sus compañeros han atendido a pacientes que traen sus propios datos compilados por dispositivos portables y también se "desconciertan" mucho por ello. Es muy difícil, clínicamente hablando, interpretar tendencias que surjan de este tipo de informaciones, asegura.

Neil Sehgal, un investigador científico del Centro para la Innovación de la Salud Digital de la Universidad de California – San Francisco (EEUU) y que tiene un doctorado en salud pública, está de acuerdo. "Los médicos no pueden hacer gran cosa con el número de pasos que has dado durante un día", dice.

Sehgal sabe bien de lo que habla. Junto con sus compañeros del Centro para la Innovación de la Salud Digital, han comparado los datos proporcionados por dispositivos portables de consumo con los estándares de referencia clínicos correspondientes en múltiples estudios durante los últimos dos años. Han concluido que muy pocos dispositivos disponibles en el mercado ahora mismo rinden con la fiabilidad que uno esperaría de un dispositivo médico.

Y de hecho, los dispositivos portables como Fitbit no han sido validados clínicamente para ofrecer el mismo nivel de fiabilidad exigido por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para los dispositivos médicos, como el clásico manguito de medir la tensión de la consulta de los médicos. Los portables se comercializan bajo la rúbrica menos rigurosa de la FDA de dispositivos "enfocados en el bienestar".

Trister dice que en lugar de rastrear la actividad general, los dispositivos portables más prometedores se centran en una sola métrica. Cita la pulsera Embrace de la start-up Empatica, que mide la conductancia de la piel –una señal que tiende a aumentar con el estrés– para detectar un ataque inminente de convulsiones (ver Esta pulsera alerta de un ataque epiléptico inminente). Sehgal también señala los dispositivos empleados en los laboratorios de investigación que miden la conductividad de la piel para ayudar a determinar el grado de severidad del trastorno de estrés postraumático entre los soldados que vuelven de la guerra.

Pero, mientras que los dispositivos portables que incorporan sensores tendrán que volverse mucho más fiables antes de que los médicos los encuentren útiles, Sehgal reconoce que los dispositivos como el Apple Watch o el monitor de ritmo cardíaco de Polar han resultado útiles para fomentar que algunas personas se vuelvan más activas. Sin embargo, explica, "Donde creo que la teoría realmente se pone a prueba es: ¿se puede coger a personas con una enfermedad crónica y monitorizarla con estos dispositivos? Aún es demasiado pronto para saberlo".  

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Barcelona revoluciona la navegación para invidentes con estas pegatinas

    Gracias a estos cuadrados de colores, las personas con discapacidad visual ahora pueden usar el transporte público de la urbe española con mucha más facilidad. El sistema, desarrollado por la Universidad de Alicante, destaca por usar códigos QR en lugar de GPS que no sirve en interiores

  2. Dai, la 'stablecoin' amada por todos no es tan estable como prometía

    Su estrategia para mantenerse estable frente al dólar estadounidense todavía no ofrece suficientes garantías. Además, la "criptoemperatriz" de la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU., Valerie Szczepanik, afirma que esta criptomoneda tal vez debería ser regulada como un valor

  3. Por qué Facebook lleva razón al no borrar el vídeo manipulado de Pelosi

    No se trata de un 'deepfake' en el que la política aparezca diciendo algo que no ha dicho, sino de una sátira. Si la red social lo elimina, podría sentar un peligroso precedente en torno a la censura. Los expertos afirman que la mejor estrategia contra la desinformación es la alfabetización mediática