.

Biomedicina

Una cumbre mundial definirá un protocolo para crear humanos con ADN a la carta

1

Los expertos en CRISPR pedirán una moratoria para su uso mientras analizan formas viables de editar los genes de embriones humanos

  • por Antonio Regalado | traducido por Teresa Woods
  • 27 Noviembre, 2015

¿Cómo se crearía un bebé con la ingeniería genética? Quiero decir, hacerlo de verdad.

El pasado mes de abril, unos investigadores chinos informaron de que habían intentado editar los genes de unos embriones humanos por primera vez para corregir el gen responsable de una enfermedad. De más de 80 embriones, sin embargo, solo un puñado salió como se esperaba. En los demás, o el gen no se arregló correctamente o acabaron con unas alteraciones no deseadas de su ADN (ver Investigadores chinos editan los genes del primer embrión humano).

La comunidad científica afrontó estos problemas con un "menos mal" colectivo. No hay que preocuparse, dijeron, todavía no resulta práctico. Aún no.

La semana que viene, los expertos mundiales en la nueva y más popular tecnología de ingeniería genética, CRISPR (ver CRISPR es el descubrimiento más importante de los últimos cinco años), se han citado en la Academia Nacional de las Ciencias en Washington, D.C. (EEUU) para una reunión histórica en la que considerarán pedir una moratoria internacional para cualquiera que intente utilizar la técnica para fabricar bebés genéticamente modificados.

El temor es que cambiar el ADN de la próxima generación sea peligroso y represente una resbaladiza pendiente hacia la eugenesia.Por eso no es la primera vez que la comunidad pide una moratoria, como ya sucedió con este editorial en Nature. Pero muchos de los científicos que acudirán a la reunión no lo harán para prohibir la tecnología sino para intercambiar consejos acerca de cómo exactamente lo podrían hacer bien

Un científico que cree que lo sabe hacer es Jinsong Li, un biólogo de los Institutos para las Ciencias Biológicas de Shanghái. Este año, Li consiguió emplear CRISPR para editar un gen que causa cataratas en ratones, creando recién nacidos con una tasa de éxito del 100%.

El enfoque que empleó el equipo de Li fue evitar los embriones por completo, para editar en su lugar las células madre espermatogénicas que cultivaba en su laboratorio. Estas son las células que producen el esperma. Al editar primero las células de esperma de los ratones, para después utilizar el esperma corregido para crear embriones, los ratones de Li salieron perfectos en todos los intentos.

Foto: Una imagen de un micrógrafo de electrones de esperma maduros.

Li, que forma parte de la gran delegación china que viajará a Washington, D.C., está convencido de que la edición de embriones humanos "es inaceptable" y que la corrección de las células espermatogénicas representa "la única estrategia posible".

Por supuesto, el esperma modificado sólo ayudaría a prevenir enfermedades genéticas transmitidas por el padre. Pero algunos científicos están de acuerdo en que el esperma podría representar el camino más práctico para crear personas de diseño. "Podría acabar siendo una muy buena opción", afirma George Church, profesor de la Universidad de Harvard (EEUU) y uno de los inventores de la tecnología CRISPR.

La vida de cualquier bebé con genes editados probablemente comenzaría en una clínica de fertilización donde los médicos supervisarían su creación. El problema radica en que reescribir un gen con CRISPR sigue siendo un proceso de ensayo y error. Las ediciones sólo funcionan en aproximadamente un 20% de los intentos, y ocasionalmente introducen errores no deseados. Eso no es un obstáculo para la ingeniería de moscas o gusanos - simplemente se intenta de nuevo.  Pero representa un enorme problema para cualquiera que quiera reparar un embrión en una clínica de fertilidad para después hacer un bebé.

La edición de las células madre del esperma supera este problema, asegura Li. Dice que su equipo simplemente identificó primero las células madre que habían sido correctamente editadas y las emplearon para producir espermatozoides que nadan, y después ratones sanos. También pudo comprobar que no se habían producido ediciones accidentales, o desviadas del objetivo.

Siguen existiendo obstáculos para conseguir que la técnica de esperma de Li funcione en humanos. El mayor: nadie ha descubierto la manera de cultivar con gran éxito espermatozoides humanos en el laboratorio. "Allí está el cuello de botella", afirma Kyle Orwig, un científico de la Universidad de Pittsburgh (EEUU) que está especializado en la reproducción masculina. "Tenemos que aprender cómo cultivarlos", añade.

Li cree que aún queda "mucho camino por recorrer" antes de que nazcan bebés genéticamente modificados. Pero sí espera llegar a intentar producir embriones humanos a partir del esperma editado. Un tipo de error de ADN que espera poder corregir es el tipo que causa la infertilidad masculina.

Los científicos dicen que trabajar con óvulos será más difícil. Los hombres generan millones de nuevos espermatozoides cada día (una clara demostración de las células madre en acción). Pero los cuerpos de las mujeres funcionan de manera distinta. Parece ser que las mujeres nacen con todos los óvulos de los que dispondrán durante toda su vida, y biológicamente parece poco probable que exista algo como una célula madre de óvulos en adultos.

Pero otros científicos ya están desarrollando una solución. Prevén que algún día será posible recolectar una célula de piel de una mujer y utilizar una tecnología llamada "reprogramación" para convertirla en un óvulo artificial en el laboratorio. Y podrían producir esperma de la misma manera.

Eso significaría que en el futuro las clínicas de fertilidad podrían hacer una biopsia de piel y luego devolver óvulos o esperma genéticamente editados un par de semanas después. "No existe motivos por los que no se pueda hacer", afirma George Daley, un reputado investigador de células madre de la facultad de medicina de la Universidad de Harvard. Por lo que él ha observado, las perspectivas de introducir ediciones personalizadas de ADN en las células reproductivas cultivadas en laboratorio son "muy reales".

Biomedicina

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. IA y más datos de pacientes para arreglar la falta de nuevos fármacos

    Desarrollar nuevos medicamentos es cada vez más caro, pero la inteligencia artificial combinada con más información de los pacientes podría solucionarlo. Varios expertos piden más flexibilidad para que los enfermos tiendan a ceder sus datos, como sucede con los órganos para trasplantes

  2. Cientos de genes del astronauta Scott Kelly permanecen alterados

    Los primeros resultados del estudio con los gemelos Kelly ofrecen información prometedora sobre un futuro viaje a Marte. Sin embargo, la ausencia de datos de referencia impide sacar conclusiones más profundas. Lo único que sabemos seguro es que el cuerpo humano responde con mucha plasticidad a los vuelos espaciales

  3. Una empresa financiada con Bitcoin quiere crear bebés de diseño DIY

    El escándalo de las gemelas chinas editadas con CRISPR demostró que cualquiera con los recursos necesarios puede llevar a cabo un proyecto como este. Y eso es justo lo que intenta esta empresa formada por un científico y un programador a los que no les asustan las regulaciones