.

Cambio Climático

"Si fracasamos nadie conseguirá la financiación necesaria para volverlo a intentar"

1

Danielle Fong ha inventado una tecnología que podría resolver el problema del almacenamiento energético con 70 millones de dólares de inversores como Bill Gates

  • por Brian Bergstein | traducido por Teresa Woods
  • 28 Diciembre, 2015


Danielle Fong conoce una manera inteligente de ampliar el uso de energías renovables: emplear la electricidad generada por, digamos, un parque eólico para comprimir aire y guardarlo en unos tanques de fibra de carbono. Cuando el viento para, se utiliza el aire comprimido para alimentar un generador eléctrico, eliminando la intermitencia que obliga a los parques eólicos a tener poco protagonismo dentro de la red eléctrica. El concepto no es nuevo, pero se ha visto limitado por el hecho de que el aire se calienta al comprimirse, lo que dificulta su almacenamiento. Fong averiguó que rociar el compresor con agua para enfriar el aire posibilita el almacenaje de tanta energía que podría resultar más rentable que el uso de baterías. En 2009, cofundó una empresa llamada LightSail Energy que ha recaudado 70 millones de dólares (unos 64 millones de euros) de inversores de la talla de Bill Gates y Peter Thiel, y ya está realizando proyectos clave de demostración. Fong, de 28 años de edad, habló con el editor ejecutivo de MIT Technology Review, Brian Bergstein, sobre los retos de comercializar tecnologías energéticas.

Tiene planificado empezar pruebas piloto en 2016. ¿Por qué están tardando tanto en escalar su tecnología desde el laboratorio?

Creíamos que llegaríamos al mercado el doble de rápido. Íbamos a saltarnos algunas partes del proceso al convertir un compresor de gas natural existente. Al final, vimos que eso era demasiado grande. A principios de 2012 decidimos cambiar de rumbo para perseguir directamente el producto final que queremos ofrecer.

En parte, hay que hacer mucho más trabajo de lo que pensábamos. En parte, resulta difícil conseguir financiación, aunque hemos conseguido una recaudación decente.

¿Por qué no ha sido suficiente el dinero que han recaudado?

Realmente no es mucho dinero en comparación con cuánto se necesita para desarrollar un motor, por ejemplo, o un compresor. Digamos que tienes una empresa con plantas energéticas e intentas desarrollar una turbina de gas mejor. Incluso si llegas al volumen objetivo, te gastarás más de 100 millones de dólares (unos 91 millones de euros), o quizás varios cientos de millones de dólares. ¿Quién firma esos talones? Simplemente no existen muchos inversores así. Antes los había. Esos tiempos han acabado. Ahora lo que se tiene que hacer es averiguar cuánto cuesta llegar a una escala comercial para poder bajar el coste por unidad sin gastar tanto dinero.

Nuestra respuesta, por cierto, reside en los tanques. Tenemos los tanques de fibra de carbono más avanzados, creemos, del planeta para el almacenaje masivo de gases. Estamos fabricando y comercializando los tanques, con unos sanos márgenes de beneficio, a la industria del gas natural.

Y aun así, necesitan recaudar más fondos.

Según nuestro plan, empezaremos a generar beneficios con menos de 30 millones de dólares (unos 27 millones de euros) de capital adicional. Técnicamente, no necesitaríamos recaudar dinero después de eso, si todo sale según el plan.

Había tantos retos cuando empezamos que la gente decía: "Esto es imposible. Si se rocía un compresor con agua, se romperá. ¿Transferirá el calor con suficiente rapidez? ¿Se puede separar el agua del aire? ¿Se puede comprimir y expandir con el mismo sistema? ¿Podéis desarrollar todas estas cosas?" Hemos hecho lo imposible con, creo yo, un presupuesto muy razonable.

¿Le frustra que en otros sectores tecnológicos resulte muy fácil encontrar financiación?

Reconozco que sufro un nivel importante de frustración. Existen una docena de apps financiadas por capital riesgo para recoger la ropa de la tintorería.

Si nosotros fracasamos, y bien puede representar la solución correcta, nadie conseguirá jamás la financiación necesaria para intentarlo de nuevo.

Debe de parecerle prometedor y sobrecogedor a la vez que la oportunidad sea tan enorme.

Necesitamos almacenaje energético por teravatios. Hablamos de llegar hasta medio megavatio [con cada máquina de almacenaje de LightSail Energy]. Es un factor de un millón. Allí es donde tengo yo la cabeza.

Cambio Climático

  1. Este fotocatalizador produce hidrógeno con LED y reduce las emisiones

    El dispositivo combina el catalizador tradicional con nanopartículas plasmónicas capaces de absorber luz y usarla para producir las reacciones que transforman el gas natural en este elemento. El proceso podría disminuir hasta la mitad el volumen de dióxido de carbono típico del proceso

  2. La energía nuclear 2.0 seduce a los expertos, pero no a la ciudadanía

    Las nuevas tecnologías de fisión y fusión parecen más seguras, eficientes y en ocasiones más baratas que las de la era anterior. La fisión avanzada ha atraído millones de euros en inversiones y parece imprescindible para combatir el cambio climático, pero hay que convencer a la gente para que la apoye

  3. La crisis climática reducirá nuestra capacidad de producir energía solar

    Las células fotovoltaicas pierden un 0,45 % de eficiencia por cada grado extra de temperatura, según una nueva investigación. Este fenómeno disminuirá su capacidad de generación a medida que el planeta de caliente como predicen los escenarios del IPCC