.

Energía

La Corte Suprema impide a Obama limitar las emisiones de las energéticas

El organismo ha paralizado la medida hasta que se resuelva una batalla legal de 29 estados y empresas de combustibles fósiles contra el plan energético del presidente

  • por Richard Martin | traducido por Teresa Woods
  • 15 Febrero, 2016

La Corte Suprema de Estados Unidos ha dado un duro golpe a los planes del presidente de EEUU, Barack Obama, para combatir el cambio climático. El organismo emitió la semana pasada una sentencia que impide que el Plan de Energías Limpias limite las emisiones de las plantas energéticas existentes. Al producirse, como es el caso, siete años después de que la Corte Suprema dictaminara que la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos tiene la autoridad para regular el dióxido de carbono como contaminante, la decisión ha sobresaltado a los activistas medioambientales y claramente socava el plan del país de reducir las emisiones totales de gases de efecto invernadero bajo el acuerdo de la última Cumbre del Clima de París (Francia) celebrada en diciembre.

Emitida sin explicación en un escrito lacónico aprobado por cinco votos contra cuatro, la decisión aplaza el lanzamiento del plan mientras un Tribunal Federal de Apelaciones considera el caso presentado por 29 estados y empresas de combustibles fósiles que buscan acabar con el plan. Como han hecho constar varios expertos, es extremadamente inusual que la corte máxima aplace la aplicación de unas regulaciones federales mientras las cortes inferiores estudian su constitucionalidad. De hecho, el Tribunal de Apelaciones de Washington, D.C. (EEUU), se negó por unanimidad a conceder un aplazamiento justo el mes pasado.

Foto: La planta energética Scattergood de El Segundo, California, en operación durante una puesta de sol en 2006.

Esta acción por parte de la Corte Suprema también acaba con una racha de buenas noticias para el movimiento de energías limpias, que incluía la extensión del crédito fiscal para inversiones en instalaciones de energía solar. A pesar del bajo precio del petróleo, las inversiones y la adopción de energías limpias han seguido al alza durante el último año.

No es probable que ese impulso se vea afectado por la decisión final sobre del Plan de Energías Limpias, pero existen señales de que los vientos económicos puedan estar cambiando. Las acciones de SolarCity, el instalador más importante del país de conjuntos solares, han perdido el 61% de su valor durante el último mes mientras la empresa emitía unas predicciones reducidas para su futuro crecimiento.

(Fuente: Washington Post)

Energía

  1. Extraer CO2 de la atmósfera podría llegar a costar cientos de billones de euros

    Un nuevo estudio de James Hansen, uno de los padres de las investigaciones climáticas, estima que si  la sociedad no empieza ya a reducir sus emisiones, a los jóvenes de hoy les costará unos 464 billones de euros limpiar la atmósfera para el año 2100. Aunque reconoce que a las cifras les faltan algo de precisión

  2. Las redes de reactores compactos intentan revivir la industria nuclear

    El diseño de reactor modular pequeño en red de NuScale Energy va a pasar a revisión regulatoria en EEUU y planea empezar a dar energía más segura y barata para 2026. Pero tendrá que rebajar mucho sus costes si aspira a competir con el bajo precio del gas natural

  3. Los ejércitos de baterías empiezan a ser más baratos que crear nuevas plantas de gas natural

    Un informe centrado en el Estado de Minnesota asegura que en un par de años a la región le resultará más barato construir redes de baterías a escala de red que construir y operar nuevas instalaciones de gas natural, un importante punto de inflexión contra el cambio climático