.

Negocios

Barcelona crece como foco de innovación para las mejores 'start-ups' móviles

1

mVenturesBcn y NUMA anuncian un acuerdo para desarrollar un programa que seleccione y acelere 10 de ellas cada año. Está previsto que cada una reciba 50.000 euros de financiación a partir de noviembre

  • por Redacción | traducido por
  • 24 Febrero, 2016

Foto: De izqd. a der., el director general de Mobile World Capital Barcelona, Aleix Valls, y el director de inversiones de NUMA, Olivier Mougenot. Crédito: Dan Taylor.

Acelerar y consolidar las start-ups que desarrollen soluciones móviles. Ese es el objetivo del acuerdo anunciado ayer por representantes de la aceleradora mVenturesBCN y la red de innovación francesa NUMA. El objetivo es crear un programa de aceleración que traiga hasta Barcelona (España) a diez start-up europeas en fase de crecimiento para acelerar su expansión comercial. Los términos de la colaboración se conocieron durante el encuentro de start-ups 4 Years From Now (4YFN) celebrado en la capital catalana. La idea es acompañar y escalar start-ups que ya cuenten con un modelo de negocio y centrarse en la mejora de sus posibilidades como empresa.

Para el director General de Mobile World Capital Barcelona (MWCB), Aleix Valls, "el acuerdo es una nueva manera de desarrollar el ecosistema emprendedor en Europa en general y España en particular". El responsable enmarca esta selección como en un entorno en el que no hay tanta tradición de capital de riesgo, como ocurre en otros países. Valls afirma: "Es algo que tenemos que mejorar".

El acuerdo contempla una colaboración de tres años, cada uno con un programa de aceleración que durará cuatro meses cada uno. En cuanto al primero, está previsto que la selección de start-ups comience en mayo de este año para iniciar el proceso de aceleración el próximo noviembre. Cada una de las elegidas recibirá una inyección de 50.000 euros en el capital aunque tendrán que trasladar su actividad hasta Barcelona y ceder, a cambio de la aceleración, un 6% de sus participaciones a mVenturesBCN y NUMA. En el caso de los proyectos que necesiten más inversión, el programa prevé un pequeño fondo para rondas de financiación. Mentores, contacto con inversores, formación y preparación en aspectos como comunicación y marketing son otros de los beneficios que recibirán.

Según explica el director de Inversiones de NUMA, Olivier Mougenot, el programa bebe de las mismas ideas que Europa. Mougenot afirma: "Si nos comparamos con otros ecosistemas, creo que la multiculturalidad europea es una ventaja", y continúa: "Llevamos acelerando proyectos desde 2011, viendo los problemas que tienen. Programas como este son una manera de empezar a contruir ese ecosistema europeo del que hablo". Algo a lo que Valls añade: "Buscaremos a las mejores start-ups".

De este modo, NUMA, que se creó en 2011 y cuenta con proyectos en países como Rusia e India, se une a mVenturesBCN, impulsado por Mobile World Capital Barcelona, para seguir apostando por Barcelona como nodo de emprendimiento móvil. Una apuesta que, a tenor de los números cada año del Mobile World Congress, va en aumento.

Negocios

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Cómo destrozar el sector de la inteligencia artificial de todo un país

    Durante años, EE. UU. ha liderado la investigación en inteligencia artificial, pero una serie de nuevas políticas gubernamentales amenazan con destruir su liderazgo. Los recortes en financiación se unen a una posible reforma fiscal que aumentaría las tasas de los estudiantes universitarios

  2. 2018 podría traer la gran revolución feminista que la IA necesita

    Tras un 2017 plagado de escándalos sobre discriminación de género en la informática y la inteligencia artificial, un grupo de mujeres está liderando distintas iniciativas para darle la vuelta a la tortilla o lograr la igualdad en un sector donde el poder se concentra en las manos de hombres blancos

  3. La mentira nos divide en tres: honestos, deshonestos y enfadados

    Un experimento colaborativo analiza la tendencia de las personas a engañar en función del beneficio que van a recibir. Entre los resultados destaca que las mujeres tienden a ser más honestas que los hombres, y que hay gente que miente siempre que eso le suponga un beneficio