.

Inteligencia Artificial

El robot del futuro ya está aquí y sus impresionantes habilidades dan miedo

1

La última versión de Atlas, de Boston Dynamics, es capaz de volver a levantarse cuando le empujan, de abrir puertas y de mantener el equilibro de forma sorprendente. No te pierdas el vídeo

  • por Michael Reilly | traducido por Teresa Woods
  • 26 Febrero, 2016

Boston Dynamics, la empresa propiedad de Google conocida por sus robots increíblemente ágiles, vuelve a las andadas.

La última versión de su robot Atlas es más pequeña, más ligera y tiene mucho mejor aspecto que su antepasado, que participó en el Reto DARPA de la robótica el año pasado. El vídeo de presentación muestra al humanoide reconociendo y atravesando puertas (algo que el Atlas ya podía hacer con ayuda humana), paseando por un bosque junto a uno de sus creadores humanos y agachándose para levantar unas cajas.

El nuevo Atlas ha añadido la capacidad de soportar muchos abusos. Cuando se le da un empujón en el pecho, se tambalea hacia atrás y rápidamente recupera el equilibrio. Al atravesar un bosque nevado, se tropieza a causa del terreno desigual pero sigue su rumbo. Y, lo que es aún más impresionante, cuando se le empuja desde atrás, el robot se cae, pero rápidamente se vuelve a poner en pie. Hace tan sólo un par de meses, esta capacidad era casi inimaginable.

 (Lean más: El inquietante paseo de un robot por el bosque, Los robots 'transformers' triunfan en el reto DARPA de la robótica, De qué hablo cuando hablo de robots que corren)

Inteligencia Artificial

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. Cómo fijar la responsabilidad algorítmica sin saber qué es un algoritmo

    Los esfuerzos para auditar y legislar algoritmos se enfrenta al reto de que no hay una definición universal para estos conjuntos de instrucciones. Dado que su complejidad y funcionamiento varían enormemente, sería más fácil que las reglas para controlarlos se diseñen en función de su impacto sobre las personas

  2. Historia de cómo la IA biométrica nos robó el control de nuestras caras

    El estudio más grande jamás realizado sobre datos de reconocimiento facial muestra la evolución en las fuentes de datos utilizadas y cómo la aparición del aprendizaje profundo desbarató cualquier tipo de práctica de consentimiento y norma ética a la hora de crear conjuntos de datos de entrenamiento

  3. TR10: GPT-3 representa lo mejor y lo peor de la IA actual

    La última inteligencia artificial de lenguaje de OpenAI resulta impresionante, pero, en realidad, carece de cualquier tipo de comprensión del mundo real y de las implicaciones de las palabras con las que trabaja