.

Computación

La inteligencia artificial se convierte en 'detective' del agua en el mundo

1

Una 'start-up' ha desarrollado un sistema que registra con precisión la cantidad de agua disponible en la superficie de todo el planeta cada dos semanas

  • por Signe Brewster | traducido por Teresa Woods
  • 29 Febrero, 2016

¿Dónde se encuentra, exactamente, toda el agua que existe sobre la superficie de la Tierra? Las imágenes aisladas de satélite tienen sus limitaciones, pero la aplicación de la inteligencia artificial a su análisis ofrece unos niveles de información mucho más precisos sobre la distribución de este recurso y su evolución semana tras semana.

La start-up Orbital Insight de Palo Alto (EEUU) utiliza unas imágenes ampliamente disponibles, sacadas por los satélites Landsat 7 y 8 del Servicio Geológico de Estados Unidos, muy parecidas a las imágenes de Google Maps. La start-up proporciona las imágenes a una red neuronal, que determina la geolocalización exacta y el área de las aguas superficiales.

Rastrear los niveles de agua de la Tierra no es un logro nuevo. Pero Orbital Insight está abordando la tarea con una red neuronal específicamente entrenada que etiqueta el agua, píxel por píxel. El equipo analizó manualmente miles de imágenes para encontrar ejemplos de aguas etiquetadas de forma clara y precisa.

El CEO de Orbital Insights, James Crawford, lo define como "el Tinder para los mapas de Landsat". El sistema permite "deslizar el dedo hacia la derecha si está bien, hacia la izquierda si está mal", añade.

Como resultado, a la red neuronal se le da especialmente bien detectar qué es agua, y qué no, mientras que otros sistemas de detección de agua pueden identificar incorrectamente las sombras de unas nubes o montañas como agua.

Los datos del nivel de agua con este detalle podrían resultar interesantes a muchos actores distintos: las aseguradoras que investiguen el alcance de una inundación o agencias interesadas en rastrear el cambio climático y los niveles de agua durante el transcurso del año.

Foto: A la red neuronal de Orbital Insight se le da bien detectar lo que es agua y lo que no lo es, mientras otros sistemas pueden identificar las sombras de unas nubes o montañas como agua.

Orbital Insight ahora puede etiquetar el agua de todo el mundo cada dos semanas. Algún día, reducirá esa cifra a una semana.

Según el director de la Iniciativa de Infraestructuras de Agua Inteligentes y Ciudades Adaptivas de la Universidad de California en Berkeley (EEUU), Steven Glaser, la mayoría de los modelos de agua se basan en los últimos 50 años, lo cual podría provocar que pronto se queden desfasados.

"Con el cambio climático, estos modelos se están convirtiendo en irrelevantes", comenta Glaser y añade: "Cuánta más información podamos recopilar mientras cambie el clima, mejor podremos modelar, y se necesitan mejores modelos para asegurar el agua disponible".

El agua también nos puede indicar algo acerca del futuro. Las sequías pueden dar paso a la pérdida de las cosechas y los desplazamientos. Incluso, distintos estados pueden enfrentarse por el agua, generando inestabilidad política.

"Parte de ese estrés se ve exacerbado por cosas como el derecho al agua y cómo el agua se comparte entre varios países", explica el director de Ingeniería de Orbital Insight, Shwetank Kumar. "Una vez que se pueda medir la cantidad de agua disponible, quién utiliza el qué, etcétera, se podrá desarrollar un buen marco para contemplar el derecho al agua".

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. El fotón más energético jamás registrado viene de la nebulosa Cangrejo

    Un observatorio astrofísico de la llanura tibetana ha captado una partículas lumínica procedente de este objeto astronómico cuya energía ronda los 500 teraelectronvoltios. Esta información podría ayudar a descubrir más sobre los procesos que se producen en su interior

  2. Bill Gates apuesta por los chips ópticos para revolucionar la IA

    El magnate es uno de los inversores de Luminous Computing, una 'start-up' que ha desarrollado un microchip que ejecuta algoritmos de inteligencia artificial mucho más rápido que los semiconductores eléctricos. El dispositivo utiliza distintos colores de luz para enviar múltiples datos simultáneamente

  3. "Fuimos los primeros en imprimir cohetes de metal en 3D"

    Rocket Lab superó los minuciosos controles de la NASA para enviar satélites al espacio a bordo de sus cohetes mayoritariamente impresos en 3D. Su fundador, Peter Beck, asegura que el sector está a punto de explotar y que ellos tienen ventaja, dado que son los únicos que realmente vuelan