.

Móvil

Zuckerberg enfría la industria: la realidad virtual masiva tardará diez años

El fundador de Facebook ha sido un impulsor notable de la realidad virtual, pero ahora asegura que tardará al menos una década. Demasiado tiempo para algunos proyectos

  • por Tom Simonite | traducido por Teresa Woods
  • 02 Marzo, 2016

El fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, lleva varios años excitando a público e industria sobre la llegada de la realidad virtual (RV), una tecnología que ha calificado de "la próxima e importante plataforma de computación y comunicación". Sin embargo, y pese a su entusiasmo, en una nueva entrevista publicada por Business Insider considera que que la tecnología sigue lejos de llegar al mercado de masas.

"Sinceramente no sé cuánto tiempo llevará", dijo. "Podrían ser cinco años, podrían ser 10, 15 o 20. Yo creo que faltan al menos 10".

Más de una década es mucho tiempo para la industria tecnológica. Y la tímida previsión de Zuckerberg marca un fuerte contraste con el reciente entusiasmo sobre la realidad virtual del que él mismo es en gran parte responsable.

Facebook adquirió la empresa de cascos de realidad virtual Oculus VR por 2.000 millones de dólares (unos 1.800 millones de euros) en 2014, un movimiento que generó un torrente de inversiones millonarias en otras start-ups de realidad virtual y la creación de proyectos rivales en grandes empresas como Google y Microsoft.

Foto: Zuckerberg parece disfrutar ya de la RV, pero a los demás nos puede quedar por delante una larga espera. Crédito: Frank Zauritz (Getty Images).

De lo que no cabe duda es que la RV ha avanzado mucho en los últimos años. Cascos como el Rift de Oculus se han utilizado para crear juegos, películas y otras experiencias impresionantes. Y Oculus y Google han hecho posible experimentar la realidad virtual mediante un smartphone.

Pero incluso los mejores hardware y software disponibles aún pueden dejar al usuario desorientado y con náuseas. No está claro qué tipo de contenidos atraerán un público amplio o si mucha gente estará dispuesta a gastarse el dinero en los equipos necesarios.

Si Zuckerberg está en lo cierto, algunas inversiones recientes en la realidad virtual podrían convertirse en desafortunadas.

El fundador de Facebook y otras figuras de la industria han dicho a menudo que la realidad virtual tendrá un impacto similar a la llegada del teléfono inteligente, y que pasará a representar una parte de la vida cotidiana capaz de abrir nuevos mercados para las empresas de medios y tecnología.

Esa es una perspectiva tentadora para las start-ups, las grandes empresas y los inversores tecnológicos en un momento en el que el auge de los smartphones que ha impulsado el crecimiento del sector en años recientes empieza a ralentizarse. Pero puede que muchas de las start-ups, inversiones y proyectos de realidad virtual no sean capaces de sobrevivir durante los 10 años o más que predice Zuckerberg que tardará la tecnología en llegar hasta un número considerable de consumidores.

(Lean más: Business Insider, Qué ve Zuckerberg en Oculus Rift, Tras las películas en 3D llegan las cintas en realidad virtualAparta, Disneyland; nace el primer parque de atracciones en realidad virtual)

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Esta imagen vale más que mil palabras para analizar los riesgos de la conducción autónoma

    Este sistema de identificación ha confundido las fotos de ciclistas de las puertas de un vehículo con ciclistas reales. Por ello, los expertos recomiendan incluir el mayor número de tipos distintos de sensores y cámaras para minimizar las carencias de cada uno de ellos 

  2. El casco de realidad aumentada 'low cost' que nació del cristal de una pecera

    Por menos de 100 euros, dentro de poco podrá adquirir el casco de Mira Labs, que funciona a través de un iPhone. Su resolución es bastante buena, aunque al igual que la realidad virtual, hay pocos contenidos disponibles para seducir al mercado de masas

  3. Microsoft exprime el espectro de TV para ofrecer un internet rápido y barato

    Su idea es enviar datos a través de los espacios en blanco del espectro que separan unos canales de otros. Las pruebas muestran velocidades muy aceptables y el coste es mucho más barato que el de la fibra óptica, pero los radiodifusores no están precisamente contentos