.

Computación

Bloquear los anuncios de la red tampoco es la panacea contra el 'ransomware'

1

El 'New York Times' y la BBC distribuyeron anuncios con 'malware'. Algunos expertos aseguran que los bloqueadores son la solución, pero ni lo bloquean todo ni garantizan la seguridad de los anuncios que permiten

  • por Tom Simonite | traducido por Teresa Woods
  • 18 Marzo, 2016

El pasado fin de semana, algunas de las páginas web más grandes del mundo expusieron a millones de personas a un software malicioso que encripta los datos y exige el pago de un rescate para desbloquearlos, conocido como ransomware. El incidente aumenta el peso de la afirmación de algunos expertos en ciberseguridad de que es necesario utilizar software para bloquear la publicidad digital para asegurar nuestra seguridad en internet.

La empresa de seguridad Malwarebytes informa de que MSN, The New York Times, la BBC y AOL se incluyen entre las que difundieron el ransomware. Sucedió porque esas páginas, como muchas, contratan a terceros para mostrar la publicidad. Los criminales tienen fuertes incentivos para introducir anuncios maliciosos dentro de las redes de publicidad porque su alcance es enorme.

Esta no es la primera vez que ocurre. Yahoo, Forbes y The Economist han sido víctimas de la misma trampa en el pasado. Y algunas investigaciones sugieren que el problema se está agravando.

Por eso, algunos expertos afirman que, al margen de las cuestiones éticas y de negocio acerca de si está bien bloquear los anuncios digitales que apoyan los contenidos gratuitos, deberíamos hacerlo para proteger nuestra seguridad. Esa fue la conclusión de un estudio sobre el problema de los anuncios maliciosos liderado por la Universidad de California en Santa Barbara (EEUU), que señaló al popular bloqueador de publicidad llamado Adblock Plus como la defensa más eficaz contra los anuncios maliciosos.

Edward Snowden, el contratista federal que filtró informaciones acerca de la vigilancia de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense, también recomienda el uso de bloqueadores de publicidad por motivos de seguridad.

Pero los bloqueadores están intentando hacerse más atractivos y aceptables para los editores y la industria publicitaria. Y esta tendencia podría eliminar su efecto protector frente al ransomware. Adblock Plus, por ejemplo, no bloquea los anuncios si cumplen con determinados criterios, como no mostrar imágenes en movimiento. La empresa que comercializa el bloqueador de publicidad incluso cobra a empresas que incluyen a Amazon y Google para no bloquear sus anuncios. Los criterios de "anuncios aceptables" de Adblock Plus no incluyen ninguna mención de seguridad, y resulta improbable que esa y otras empresas que ofrecen bloqueadores de publicidad dispongan de los recursos necesarios para filtrar los anuncios maliciosos.

(Lean más: El culpable del bloqueo de anuncios 'online' quiere paz entre empresas y usuarios, Malwarebytes)

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. El mejor sensor en tiempo real contra los terremotos son las personas

    Una investigación revela que el trabajo colaborativo ciudadano a través de tuits y de accesos a las páginas de alerta sismológica ayuda a los mecanismos tradicionales a identificar las zonas afectadas y el nivel de la sacudidas, lo que aceleraría el despliegue de la asistencia y, finalmente, podría salvar vidas

  2. Google descubre que todos los chips son vulnerables a Spectre y Meltdown

    El malware suele aprovecharse de errores de codificación y diseños deficiente. Pero esta investigación revela un defecto básico en la propia naturaleza de la computación que podría hacer que algunas amenazas sean imposibles de solucionar

  3. El hombre que ayudó a que el Apolo 11 no se estrellara contra los rusos

    En la década de 1960, nadie quería depositar toda su confianza en los cálculos que hacían los ordenadores para llegar hasta la Luna. Así que un equipo de matemáticos supervisaba todas las operaciones. Uno de ellos fue Dennis Sager y esta es su historia