.

Biotecnología

Liberados los primeros mosquitos anti-Zika no modificados genéticamente

1

Han sido infectados con una bacteria que los vuelve estériles pero su ADN no ha sido alterado, por lo que han conseguido ser aprobados para pruebas de campo mucho antes que cualquier OMG

  • por Antonio Regalado | traducido por Teresa Woods
  • 22 Marzo, 2016

Los mosquitos modificados genéticamente están de moda. Se están realizando pruebas en Brasil para comprobar si pueden ayudar a combatir el dengue y el virus del Zika, y un ensayo en Florida (EEUU) podría arrancar próximamente si no lo bloquean sus detractores.

Pero lo que menos gente sabe es que existe otro tipo de mosquito alterado, uno que no lleva la etiqueta de "modificado genéticamente", y que ya está siendo probado abiertamente en Estados Unidos y China.

Estos insectos portan un tipo determinado de bacteria, la Wolbachia, que los vuelve estériles. La liberación de suficientes ejemplares (normalmente millones y machos, porque no pican) podría mermar la población silvestre. Podría considerarse como un anticonceptivo para los mosquitos.

En Estados Unidos, los insectos están siendo desarrollados por la start-up de Kentucky Mosquito Mate, que ya los ha liberado en Los Ángeles y tiene programados ensayos en Nueva York, Florida y Kentucky para este verano.

Una tecnología similar está siendo probada en China, donde los investigadores manejan lo que podría ser la fábrica de mosquitos más grande del mundo. El año pasado, las cuatro unidades de producción de la fábrica, que suman unos 3.500 metros cuadrados, podían criar y liberar más de un millón de mosquitos a la semana, según Zhiyong Xi de la Universidad Estatal de Michigan (EEUU), quien participa en el proyecto.

Foto: Un mosquito tigre. Crédito: James Gathney (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos).

Ambos esfuerzos luchan contra el mosquito tigre asiático, Aedes albopictus, un bicho agresivo que ha estado ampliando su territorio y que puede transmitir el dengue. Se le culpa de una epidemia de dengue en Hawái (EEUU) que provocó que las autoridades sanitarias declararan el estado de emergencia en febrero. También está propagando el dengue por Guangzhou (China).

El presidente de Mosquito Mate, Stephen Dobson, que es profesor de entomología de la Universidad de Kentucky, dice que en los Estados Unidos continentales, estos insectos "son un fastidio".

El Albopictus es conocido por propagar enfermedades animales, como el gusano del corazón canino y la encefalitis equina, y existe el riesgo de que pueda transmitir otros virus como el Zika, cuya gravedad en el continente americano ha puesto de manifiesto la necesidad de nuevas técnicas de control de mosquitos.

El 11 de marzo, por ejemplo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) dio un paso hacia la aprobación de los mosquitos modificados genéticamente desarrollados por la empresa Oxitec que se probarán en Florida. Al igual que los bichos portadores de Wolbachia, los mosquitos modificados genéticamente también hacen que las hembras pierdan el tiempo al producir una progenie que muere rápidamente.

Los insectos de Oxitec están siendo utilizados actualmente para proteger parte de una ciudad de Brasil y han recibido mucha atención.

En cambio, los de Mosquito Mate han sido liberados sin apenas comentarios públicos porque no incluyen ADN alterado. De hecho, están regulados por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) como "biopesticidas", explica Dobson. Cuenta que la empresa tiene un permiso experimental de la EPA para probar los insectos, aunque todavía no se han comercializado.

"Si puedes hacer lo mismo sin decir que es OMG, mejor", afirma el biólogo molecular del Instituto Max Planck para Biología Evolutiva en Alemania Guy Reeves. El experto explica: "Consiguieron la aprobación regulatoria en un plazo de seis meses, mientras que los reguladores bloquearon la solicitud de Oxitec durante tres años".

En los proyectos en China y Estados Unidos, los machos son infectados con una versión distinta de la bacteria a la que tienen las hembras. Eso crea una incompatibilidad que hace que su cópula resulte infructuosa.

Cualquier táctica que incluya el uso de insectos estériles ha de incluir la liberación de muchos machos, normalmente en múltiplos del número de mosquitos silvestres existentes, lo que enseguida da lugar a millones de insectos. Dobson dice que Mosquito Mate puede producir un millón a la semana actualmente, y que con podría aumentar la producción con facilidad.

Estos mosquitos Wolbachia no deben confundirse con otro tipo que ha sido respaldado por la Fundación Bill y Melinda Gates y está siendo probado en Colombia y en otros países. En ese caso, los mosquitos Aedes aegypti están siendo infectados con una cepa distinta de la bacteria que no los deja estériles, sino que impide la transmisión del dengue o el Zika.  

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Mila, el ejemplo de que la medicina personalizada es cara pero real

    Esta niña de seis años sufre la enfermedad de Batten, un trastorno genético mortal muy poco común. Gracias al esfuerzo de su madre y del médico Timothy Yu, la pequeña está recibiendo un tratamiento diseñado específicamente para ella que parece estar mejorando sus síntomas, pero cuesta millones

  2. Comprar la píldora por internet: barato, rápido y, sobre todo, seguro

    Un experimento con compradoras secretas revela que la telemedicina automatizada es más confiable y eficiente de lo que creíamos. Tras rellenar un cuestionario en el que afirmaban presentar contraindicaciones, el tratamiento recetado siguió las normas médicas vigentes en el 93 % de los casos

  3. Un científico español podría haber encontrado la fuente de la juventud

    Juan Carlos Izpisúa Belmonte ha descubierto cómo rejuvenecer animales enfermos y moribundos con una técnica llamada reprogramación. Consiste en editar las marcas epigenéticas, unos interruptores químicos celulares que determinan la actividad de los genes y que van acumulando cambios con la edad