.

Computación

EEUU anuncia que Google dará acceso a internet en Cuba y el gigante lo suaviza

1

Ante la grandilocuencia de Obama, el buscador se ha apresurado a minimizar su alcance en un país que históricamente no ha estado interesado en la conectividad libre y sin restricciones

  • por David Talbot | traducido por Diego Rodríguez
  • 23 Marzo, 2016

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, comentó en una entrevista para la televisión el pasado domingo, que Google expandirá el acceso a internet en Cuba a través de "un acuerdo para empezar a crear más conexiones wifi y acceso de banda ancha en la isla". Este importante anuncio coincide con su histórica visita a la isla. Pero la confirmación de Google fue mucho más modesta, y la insinuación de que la compañía sería una especie de mesías para un país que carece de acceso a internet no es realista.

Lo que de hecho sí ha hecho Google es asociarse con un museo en La Habana, en el que se exhibirán productos de Google como Cardboard y Chromebooks conectados a un operador de red interno de Cuba. La compañía añade: "También estamos explorando otras formas de aumentar y mejorar las posibilidades de acceso a internet, pero esto son los primeros pasos".

Seguramente, cualquier expansión de la infraestructura de internet sería bienvenida en el país. En Cuba, las conexiones no solo están censuradas por el Gobierno, sino que además resultan demasiado caras para la gente corriente. En un país donde la población ingresa una media de 20 dólares al mes (unos 18 euros), los usuarios tienen que pagar dos dólares la hora al conectarse a los escasos puntos públicos de wifi.

Foto: De der. a izqd., el presidente de Estados Unidos Barack Obama y su homólogo cubano Raúl Castro. Crédito: Nicholas Kamm (Getty).

A medida que se descongelan las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, las compañías estadounidenses están encontrando un punto de apoyo en los mercados cubanos. La Casa Blanca ha facilitado las visitas a Cuba por parte de los turistas, aprobando el uso de tarjetas de crédito y permitiendo el envío de dinero al país, lo cual debería ayudar a estimular la economía de consumo.

Pero, ante la ausencia de acceso a un internet abierto, muchos cubanos tienen que compartir información pasando memorias USB para conectarlas a ordenadores viejos. A pesar de esto, en Cuba está emergiendo una cultura emprendedora naciente (ver Un emprendedor cubano que podría liderar la revolución digital o morir en el olvido).

El hecho de si Google puede lograr avances en este entorno, es otro asunto. El año pasado, el Miami Herald informó sobre que Google había dado al régimen cubano un plan para expandir el acceso a internet, pero éste no salió adelante.

Por su parte, el Gobierno cubano declaró en febrero que empezaría a expandir el acceso a través de un programa de banda ancha residencial. Pero incluso si este plan se lleva a cabo de la forma en la que se promociona, lo más probable es que el régimen quiera mantener el control. El contenido en Cuba está sujeto a la censura; justo el mes pasado, el Gobierno suspendió un blog local sobre los derechos de género porque mencionaba que el régimen revolucionario enviaba a homosexuales a campos de trabajo en la década de 1960.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Dentro de los algoritmos (cada vez más complejos) que llevan los paquetes a la puerta de casa

    Puede que todavía no haya robots que entreguen los paquetes a domicilio, pero la inteligencia artificial ya está muy presente en todo lo que pedimos y nos traen por internet

    Modelo de vehículos con líneas y ruedas
  2. Ningún criminal está a salvo en Bitcoin (pero sí en otros sistemas de criptomoneda)

    Cada vez hay más empresas capaces de analizar los datos de la cadena de bloques para rastrear el dinero hasta dar con la identidad de los delincuentes. Pero han aparecido otros sistemas que sí les permiten esconderse

  3. "Ninguna gran empresa integraría sus operaciones en otra cadena que no fuera Bitcoin"

    El CEO de la 'start-up' Blockchain of Things, Andre de Castro, considera que 'blockchain' es imprescindible para que las compañías establezcan canales de comunicación descentralizados y seguros, una parte más del proceso de transformación digital