.

Cambio Climático

La indecisión de Australia sobre el cambio climático

1

Australia ha anunciado planes para una revolución de energía verde, un pronunciado giro desde donde se encontraba el país hace tan sólo seis meses

  • por Richard Martin | traducido por Teresa Woods
  • 30 Marzo, 2016

En un nuevo zigzagueo de la política climática y energética de Australia, su primer ministro, Malcolm Turnbull, ha anunciado que establecerá un fondo para innovación en energía limpia de 760 millones de dólares (unos 678 millones de euros) para invertir en tecnologías emergentes. Conocido como el Fondo para Innovaciones de Energías Limpias, el nuevo programa representa un giro de 180º respecto a la postura del predecesor de Turnbull, Tony Abbott, que mostró un fuerte apoyo a la industria australiana del carbón y ridiculizó los esfuerzos por establecer un sistema de comercio del carbono.

Entre las economías desarrolladas, Australia es una de las más vulnerables al cambio climático, con la Gran barrera de coral que sufre una grave degradación e incendios forestales que diezman sus zonas rurales. Varios informes publicados este mes concluyeron que el coste de las catástrofes naturales en Australia es un 50% más alto que los cálculos anteriores y que para 2050 podría alzanzar los 25.000 millones de dólares (unos 22.300 millones de euros) al año, incluso sin contemplar los efectos probables del calentamiento global.

Foto: Un conjunto solar térmico en Newcastle, Australia, operado por CSIRO, la agencia de investigaciones científicas del país. Crédito: CSIRO.

Australia recibe más de dos terceras partes de su electricidad del carbón, y exporta más de 330 millones de toneladas de carbón al año, sobre todo a China. El Gobierno de Abbott respaldó plenamente la industria del carbón incluso mientras unos importantes proyectos de minería de carbón, como la enorme mina Carmichael, eran aplazados o cancelados. Un ambicioso plan de impuestos al carbono y comercio de emisiones fue cancelado por Abbott en 2014.

Ahora, el nuevo fondo para tecnologías de energías limpias buscará alinear las políticas energéticas de Australia con las de Estados Unidos, China y Europa y ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero por entre un 26% y un 28% para 2030 - el objetivo fijado bajo el acuerdo climático de París de diciembre.

(Para saber más: Sydney Morning Herald, The Guardian, “Is the Carbon Tax Dead?”)

Cambio Climático

  1. La gravedad del incendio de Australia en cifras

    El fuego ya ha generado más emisiones de efecto invernadero que los 116 países del mundo con menores emisiones en un año. Las llamas ya han devorado más de 10 millones de hectáreas del país y han acabado con la vida de 25 personas y de miles de millones de animales. Y la cosa va a peor

  2. Consecuencias de haber perdido otra década contra el cambio climático

    A pesar de las advertencias científicas y de los eventos extremos cada vez más frecuentes, en los últimos 10 años no hemos hecho un esfuerzo real para reducir las emisiones. De hecho, hemos emitido aún más, lo que requerirá un esfuerzo sin precedentes para evitar aumentos de temperatura catastróficos

  3. 2020 podría convertirse en el primer gran año de la geoingeniería

    Por primera vez, el Gobierno de EE. UU. ha aprobado fondos para investigar este controvertido enfoque de alterar la dinámica planetaria para luchar contra el cambio climático. En total, los proyectos recibirán 1,25 billones de euros del presupuesto nacional