.

Cambio Climático

Ruanda inaugura un revolucionario proyecto de energía de metano

1

Se trata del primer proyecto de su clase. Extrae el gas del lago Kivu para generar en energía al tiempo que evita una posible catástrofe si el gas contenido se liberase a la atmósfera

  • por Jonathan W. Rosen | traducido por Teresa Woods
  • 20 Mayo, 2016

El lago Kivu, que se encuentra a caballo entre Ruanda y la República Democrática del Congo, es famoso por su recurso más inusual. Disueltos en sus profundas aguas, a una escala desconocida en cualquier otro lugar del planeta, hay miles de millones de metros cúbicos de metano y dióxido de carbono, que proceden de la cercana actividad volcánica. Durante décadas, los científicos, ingenieros y gobiernos de los dos países han buscado extraer el metano, el componente principal del gas natural, para generar energía en una de las regiones menos electrificadas del mundo (ver El lago que amenaza a Ruanda con un apocalipsis puede ser su salvación energética).

Ahora, con el lanzamiento de la primera planta energética de gas natural a escala en el lado ruandés del lago Kivu, el emprendimiento ha alcanzado un importante hito. El pasado lunes, desde la ciudad de Kibuye (Ruanda) a orillas del lago, la energética estadounidense Contour Global inauguró la primera fase de KivuWatt, una instalación de 200 millones de dólares (unos 178 millones de euros). Se trata de la única planta de su especie a escala industrial del mundo. Bombea agua desde una embarcación adentrada en el lago, que extrae el metano y lo envía por gasoducto a una planta energética de 26 megavatios ubicada en tierra.

La primera fase de KivuWatt sufrió años de retrasos antes de lograr empezar a alimentar la red eléctrica el pasado 1 de enero. En los próximos años, se le unirán una serie de emprendimientos similares. En una segunda fase, Contour Global tiene planes de construir dos o tres embarcaciones más, aumentando así la capacidad hasta alcanzar unos 100 megavatios. Otra empresa estadounidense, Symbion Power, firmó un acuerdo con el Gobierno ruandés para construir un proyecto de 50 megavatios el pasado diciembre.

Foto: La embarcación de KivuWatt, que está anclada a 13 kilómetros de la orilla, bombea agua desde 350 metros de profundidad, extrae el metano y lo envía a una planta energética terrestre. Crédito: Contour Global.

El potencial de generación energética del lago a largo plazo sigue siendo incierto. Un equipo de expertos reunidos en 2009 calculó que el metano del lago Kivo podría proporcionar entre 160 y 960 megavatios durante un período de 50 años, en función de la eficiencia del proceso de extracción y la tecnología de conversión energética. Incluso la parte más baja de esa escala representa una capacidad mayor que la actual capacidad ruandesa de generación energética. Representantes de Contour Global afirman que las primeras mediciones son alentadoras. Según su CEO, Joseph C. Brandt, la calidad y pureza del gas han superado las proyecciones oficiales. Esto tiene muchas probabilidades de permitir añadir otros ocho megavatios procedentes de la embarcación existente, posiblemente para principios de 2017.

Además de propocionar una energía crítica, KivuWatt y otros proyectos similares también fueron concebidos para mitigar una catástrofe en potencia. Las mediciones recopiladas a mediados de la década de 2000 demostraron que los niveles de metano del lago estaban subiendo a un ritmo que podría provocar que la concentración general de gas del lago Kivu podría acercarse a su punto de saturación para finales de siglo. Llegados a ese punto, un terremoto o una erupción volcánica podría liberar el gas, sofocando ciudades al completo a orillas del lago y amenazando la vida de más de dos millones de personas.

Los experimentos que monitorizan el lago dicen que el riesgo de que eso suceda en un futuro cercano es casi inexistente. Aun así, la mayoría se muestran de acuerdo en que extraer el metano reduciría significativamente la amenaza a largo plazo. Brandt recuerda: "A medida que fuimos conociendo a los científicos que realmente conocen el lago, nos dimos cuenta de que representa una [de esas situaciones] tan poco frecuentes en las que todos salen beneficiados: la ciencia, la sociedad, el Estado y los intereses privados están todos alineados. Rara vez te encuentras con esto durante la comercialización de un producto".

Jonathan W. Rosen es periodista, radicado en Kigali, Ruanda, y el recipiente de la beca periodística de la Fundación Alicia Patterson de 2016.

Cambio Climático

  1. Si China quiere ser neutra, ¿por qué sigue creando plantas de carbón?

    El plan del país más contaminante del mundo de volverse neutro en carbono para 2060 choca con algunas de sus iniciativas energéticas actuales. Sin embargo, se está alzando como líder en la lucha contra la emergencia climática y podría compensar sus emisiones con enormes sistemas de captura de CO2

  2. Así es como Trump está destruyendo toda la lucha climática de EE. UU.

    Sus cambios regulatorios frente a las medidas de Obama podrían incrementar las emisiones del país con el equivalente a casi 2.000 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono hasta 2035. Entre sus principales modificaciones destaca la salida del Acuerdo de París y la relajación de varios estándares

  3. Es hora de invertir en energía limpia y esta es la guía para hacerlo

    Presentamos una hoja de ruta para dirigir fondos hacia distintos proyectos de innovación tecnológica contra el cambio climático. Triplicar la financiación para esta misión no solo podría salvar al mundo sino convertir en líder al país que asuma este liderazgo