.

Móvil

Pebble logra la cuarta campaña más exitosa en la historia de Kickstarter

1

¿Qué tienen sus productos que atraen tanto el público? La duración de su batería, sus botones y sus funciones. Aunque las proyecciones de mercado sugieren que la competencia puede lastrar a la empresa

  • por Rachel Metz | traducido por Teresa Woods
  • 03 Junio, 2016

El 24 de mayo, la start-up Pebble recaudó más de un millón de dólares (unos 890.000 euros) mediante la página de crowdfunding Kickstarter gracias a todos los que están ansiosos por acceder a sus últimos productos. Dos de esos productos son nuevos relojes inteligentes con sensores cardíacos, Pebble 2 y Time 2. El tercero, un pequeño dispositivo cuadrado sin esfera dirigido a corredores llamado Pebble Core, realiza streaming de música y rastrea su ubicación.

Una semana después (y quedando casi un mes aún para que los consumidores sigan aportando su dinero a la campaña), Pebble seguía llenando sus arcas, con más de 9,5 millones de dólares (unos 8,5 millones de euros) ya recaudados. La cifra la ha convertido en la cuarta campaña más exitosa de la historia de Kickstarter.

Eso podría representar un hito impresionante para algunas empresas, pero para Pebble ya es algo habitual. De las tres primeras campañas de Kickstarter por delante de esta en la clasificación, dos también fueron de productos de Pebble: su primer reloj inteligente, el Pebble, recaudó 10,3 millones de dólares (unos 9,2 millones de euros) en 2012 cuando solo aspiraba a 100.000 dólares (unos 89.000 euros), mientras que el Pebble Time se hizo con 20,3 millones de dólares (unos 18 millones de euros) respecto a la cifra objetiva de 500.000 dólares (unos 446.000 de euros).

Poco tiene que ver Pebble con el concepto de gran empresa de electrónica, ni siquiera de gran empresa de relojes inteligentes; según su CEO y fundador, Eric Migicovsky, la empresa ya ha enviado más de dos millones de relojes inteligentes hasta la fecha, y calcula que sólo alrededor del 15% de las ventas procedieron de sus tres campañas de crowdfunding. La empresa investigadora del mercado tecnológico IDC clasifica el software de los relojes inteligentes de Pebble como el cuarto más popular, muy por detrás de líderes como el sistema operativo WatchOS de Apple y Android Wear de Google, y como vendedor de relojes inteligentes ni entra en la lista de los primeros cinco (Apple lidera la carga, seguida por Samsung). Tras recaudar aproximadamente 40 millones de dólares (unos 35,7 millones de euros) mediante Kickstarter hasta la fecha, su recaudación en financiación de capital riesgo solo ha llegado a los 15,4 millones de dólares (unos 13,4 millones de euros) .

Foto: Los últimos relojes inteligentes de Pebble, el Pebble 2 (derecha) y el Time 2 (izquierda), y su nuevo dispositivo para corredores, el Pebble Core (centro), recaudaron más de un millón de dólares en una hora en Kickstarter. Crédito: Pebble.

Pero Pebble ha resultado influyente. Ayudó a estimular el desarrollo del aún pequeño, pero de expansión rápida, mercado de los relojes inteligentes con su original Pebble, que empezó a enviarse a principios de 2013. Se espera que el mercado de los portables, impulsado en gran parte por los relojes inteligentes y los rastreadores de fitness, alcance los 110 millones de dispositivos enviados este año, según IDC. Y ha cultivado una leal base de clientes en un mercado en el que muchas de las personas que compran dispositivos portables para la muñeca los acaba guardando en un cajón. Muchos de los consumidores que apoyaron su última campaña de Kickstarter, por ejemplo, también lo han hecho anteriormente con otras marcas y modelos.

¿Qué tendrá la empresa para que sus clientes sigan volviendo a por más, reloj tras reloj? Muchos propietarios de Pebble dicen que es una mezcla de factores, incluido su precio, que actualmente varía entre los 100 dólares (unos 89 euros) del Pebble original hasta los 250 dólares (unos 220 euros) o más del Pebble Time Steel. También está la larga vida útil de su batería en comparación con otros relojes inteligentes. Su máximo es de entre siete y 10 días, gracias a una pantalla de tinta electrónica de bajo consumo, frente a aproximadamente un día en el caso de muchos rivales. También destaca su facilidad de uso.

La profesora de Oakland, California (EEUU) Jana Maiuri, que ha comprado tres relojes Pebble y apoyó la última campaña de Kickstarter con la compra de un Time 2 y un Pebble Core, afirma: "No lo percibo como otro dispositivo tecnológico más del que tenga que ocuparme".

A Maiuri, que probó un Pebble después de frustrarse con el reloj inteligente Android Wear, le gusta el hecho de que la pantalla del dispositivo se mantiene encendida de forma continua para poder comprobar la hora con facilidad. Ese no es el caso de muchos otros relojes inteligentes, que dependen de pantallas de mayor consumo energético también vistas en smartphones; con el Apple Watch, por ejemplo, el usuario tiene que torcer la muñeca para conseguir que se ilumine la pantalla.

Y mientras que muchos relojes inteligentes incluyen pantallas táctiles como una manera cómoda de interactuar con el diminutivo hardware, ella prefiere la decisión de diseño de Pebble, que de momento no las incluye. En su lugar ofrece botones colocados en los laterales del reloj. De esta manera, explica, ni tiene que mirarse la muñeca para ajustar la música o cambiar de diapositiva en el proyector de su aula.

El desarrollador de software Mike Kabala de Carolina del Norte (EEUU), dice que una reciente actualización de la app de rastreo de sueño y salud de la empresa, Pebble Health convirtió a su Pebble Time en una herramienta aún más útil. Añadió prestaciones como la capacidad de observar la evolución de las actividades y los patrones del sueño en el tiempo y de fijar una alarma "inteligente" que sonará cuando el reloj determine que el usuario se encuentra en una fase de sueño ligero. La app fue lanzada inicialmente a finales del año pasado y ha ayudado a Pebble a ponerse al día frente a muchos relojes inteligentes y rastreadores de salud existentes.

A Kabala, que compró su reloj Pebble mediante una campaña de Kickstarter el año pasado, le gustan tanto estas capacidades de rastreo que decidió comprar un Time 2 durante la última campaña (también le gusta su pantalla más grande). No es un loco del fitness, afirma, pero sí le "gusta portar tecnología en la muñeca".

Y la gente sí lleva mucho sus relojes Pebble: Migicovsky dice que más del 80% de los propietarios de un Pebble los llevan de mes a mes, y entre el 80% y el 85% de los propietarios de un Pebble lo llevan cinco días o más a la semana. Al igual que los propietarios de estos dispositivos, Migicovsky atribuye la lealtad de sus clientes a características como su vida útil de batería y la capacidad de personalizar el Pebble mediante el software, y afirma que gran parte de su crecimiento aún proviene del boca a boca.

Pero con casti total seguridad, Pebble tiene un camino pedregoso por delante. IDC espera que la compañía envíe dos millones de relojes inteligentes este año, pero sólo 2,2 millones en 2020. Si los mercados de los relojes inteligentes y los portables sigue creciendo al mismo ritmo,  significaría que Pebble tendría una cuota mucho más pequeña del mercado que ahora.

El director de investigaciones de portables y móviles de IDC, Ramon Llamas, dice que mientras que Pebble ha gozado de gran éxito desde su lanzamiento, un aumento de la competencia la ha lastrado desde hace año y medio, más o menos, y el impulso de su última campaña de Kickstarter empieza a perder fuelle. Prevé que los compradores de relojes inteligentes se cambien a otros dispositivos con mejores pantallas, aunque la duración de sus baterías sea más corta.

¿Cree que Pebble sobrevivirá? "Sí", dice Llamas. Pero la empresa ha de seguir evolucionando. El experto afirma que "Van a lograr ese grupo pequeño y leal de seguidores, pero eso sólo le llevará hasta cierto punto".

Migicovsky, mientras tanto, se mantiene optimista. La empresa ha reclamado su lugar en el mercado de los relojes inteligentes y el aumento de la competencia les ha ayudado a centrarse. El responsable afirma: "No buscamos una victoria rápida de producir un dispositivo y esfumarnos".

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Dígame qué compra en el súper y le diré su riesgo de sufrir diabetes

    Los hábitos alimenticios son muy difíciles de controlar. Así que un equipo ha analizado las cifras de ventas de la mayor cadena de alimentación de Londres y ha logrado vincular los patrones dietéticos de la gente con las tasas locales de presión arterial alta, colesterol alto y azúcar en la sangre

  2. Translatotron, el nuevo traductor de Google que imita la voz y el tono

    El sistema se compone de tres inteligencias artificiales capaces de traducir audios de español a inglés manteniendo el habla del emisor y reduciendo la tasa de error. Aunque de momento es una prueba de concepto, pronto podría convertirse en un producto comercial

  3. Cómo aplicar IA a los datos médicos sin arriesgar la privacidad

    La Escuela de Medicina de Stanford ha lanzado un proyecto piloto con un nuevo sistema que podría garantizar la seguridad de la información médica privada cuando se le aplica inteligencia artificial. Si funciona como se espera, podría traer la gran revolución médica que lleva años prometiendo