.

Negocios

Uber recibe 3.500 millones de dólares de un país que no deja conducir a las mujeres

1

La compañía y app de transporte no para de crecer, pero su expansión se asocia a prácticas bastante cuestionables, como el aceptar financiación de Arabia Saudí

  • por Michael Reilly | traducido por Teresa Woods
  • 06 Junio, 2016

El Gobierno de Arabia Saudí ha invertido 3.500 millones de dólares (unos 3.100 millones de euros) en el gigante Uber. El anuncio, que se produjo a última hora del miércoles, convierte a Uber en la empresa más rica financiada por capital riesgo, con diferencia. Al aceptar dinero de un régimen opresivo y también al nombrar como miembro de su consejo a Yasir Al Rumayyan, el gestor del fondo soberano de Arabia Saudí, su lista de tácticas empresariales cuestionables alcanza nuevos niveles.

Repasemos el historial de la empresa, sólo de 2016: supuestamente ha ignorado informes de abusos sexuales sufridos por algunos clientes, salió airosa de una batalla legal en la que los conductores intentaron conseguir los mismos derechos que los empleados convencionales, y resultó estar practicando préstamos abusivos que endosaban cuotas exorbitantes a los conductores de la empresa con malos historiales de crédito. Se prendió fuego a dos vehículos de Uber en Nairobi, aparentemente como una forma violenta de protesta. Y los problemas del servicio con los taxistas en Francia (además de las contraprotestas por parte de los conductores de Uber) están bien documentados.

La empresa se ha encogido de hombros frente a estas acusaciones como distracción en su misión de reinventar el transporte. Puede que no se equivoque, pues aunque el éxito global de este tipo de apps de transporte es ambiguo, la industria de los taxis no está cerca de proporcionar a los clientes ni a los conductores el mejor servicio posible.

Foto: La policía antidisturbios en París durante una protesta contra Uber el verano pasado. Crédito: Thomas Samson (Getty Images).

Con la inversión saudí, las preguntas ahora se centrarán en los planes de Uber para sus montones de efectivo y activos disponibles, que alcanzan los 11.000 millones de dólares (unos 9.900 millones de euros). Meter el pie en China está en su lista de prioridades, pero se enfrenta a una ardua batalla. Apple acaba de invertir 1.000 millones de dólares (unos 890 millones de euros) en Didi Chuxing, el servicio de transporte que ahora acapara el mercado en China, y el presidente de Didi Chuxing, Jean Liu, dijo el miércoles que está trabajando en un acuerdo de inversión que superaría el de Uber. Por su parte, el CEO de Uber, Travis Kalanick, ha reconocido que sus pequeñas operaciones en China generan pérdidas anuales por valor de alrededor de 1.000 millones de dólares (unos 890 millones de euros) en sus esfuerzos por ganar cuota de mercado allí. 

Pero mientras la empresa intenta explicar, por ejemplo, cómo aceptar miles de millones de dólares de un país que no permite a las mujeres conducir de alguna manera beneficia a las mujeres, tal vez haya llegado la hora de preguntarse dónde está la línea entre una buena y dura estrategia de negocio y una empresa tan obsesionada con el crecimiento que no le importa quién sale herido en el proceso.

(Para saber más: Wall Street Journal, Fortune, Bloomberg, Casi 6.000 incidencias de Atención al Cliente de Uber incluyen "violación", Lyft paga 11 millones a sus conductores y Uber se enfrenta a la misma demanda, La explosión de taxis autónomos del futuro podría reducir las emisiones)

Negocios

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. "Bitcoin ha demostrado que necesitamos una solución digital al dinero"

    Para el consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola, los asistentes conversacionales provocarán una transformación similar a la de los móviles. Aunque cree que la inteligencia artificial ganará más peso en el sector, asegura que el toque humano seguirá siendo imprescindible

  2. Así actúan los tres gigantes que sostienen la industria china de la IA

    Bastan tres gráficos para ver hasta dónde llegan los tentáculos de Baidu, Alibaba y Tencent en la inteligencia artificial china. Más de la mitad de las empresas de IA aplicada a todos los sectores del país han recibido financiación de alguna de estas tres compañías

  3. "Las colaboraciones son una nueva forma de hacer investigación"

    Tras años a la sombra de Google y Apple, la vicepresidenta de Colaboraciones en Tecnologías Emergentes de IBM, Sophie Vandebroek, intenta devolver a gigante su liderazgo tecnológico en inteligencia artificial. Su estrategia se basa en las sinergias con investigadores, empresas y universidades