.

Computación

El nuevo superordenador más rápido del mundo es 100% 'made in China'

1

Con 93.000 billones de cálculos por segundo, el país ya es líder indiscutible en la industria de la supercomputación y domina la clasificación de los 500 ordenadores más potentes

  • por Jamie Condliffe | traducido por Teresa Woods
  • 23 Junio, 2016

Un ordenador made in china llamado Sunway TaihuLight ha sido declarado como el superordenador más rápido del mundo.

Alojado en el Centro Nacional de Supercomuptación en Wuxi (China), TaihuLight es capaz de realizar 93.000 billones de cálculos por segundo. Eso lo hace tres veces más rápido que el anterior campeón, Tianhe-2 (también de china) que logra velocidades de 33.000 billones de cálculos por segundo.

TaihuLight emplea 41.000 chips, cada uno con 260 núcleos de procesador, para sumar el gran total de 10,65 millones de núcleos. También incorpora 1,3 petabytes de RAM, algo menos que el Tianhe-2. El nuevo rey de la computación también es más eficiente que su predecesor, al consumir 15,3 megavatios de energía frente a 17,8 megavatios.

Crédito: Netlib.org.

Esta noticia también propina dos fuertes golpes al dominio estadounidense sobre los superordenadores. Por un lado, es la primera vez que la mayoría de los mejores 500 superordenadores del mundo son chinos en lugar de estadounidenses. China ahora dispone de 167 sistemas dentro de esa clasificación, mientras que Estados Unidos tiene 165. Ningún otro país consigue realmente con cualquiera de estas dos naciones: el tercero de la lista es Japón, con 29 sistemas.

Pero más llamativo aún es el hecho de que TaihuLight no depende de hardware occidental. En el pasado, los superordenadores más rápidos del mundo fueron desarrollados con chips diseñados en Estados Unidos, con hardware de Intel o International Business Machines, o si no con silicio fabricado bajo licencia de Sun Microsystems. TaihuLight, sin embargo, emplea procesadores hechos en China.

De hecho, el superordenador fue financiado por el programa 863 de China, al que a veces se denomina como el Plan Estatal para el Desarrollo de Alta Tecnología. El programa fue establecido en 1986 por el Gobierno de la República Popular de China con la intención de impulsar el crecimiento de los sectores nacionales de tecnología y librar a China de su dependencia del hardware procedente del extranjero.

Hasta ahora, el negocio de los chips de China se había quedado rezagado respecto al de Estados Unidos y muy, muy por detrás de los de Japón y Corea del Sur. Pero en marzo, el país anunció que invertiría 24.000 millones de dólares (unos 21.170 millones de euros) en su industria autóctona de semiconductores. El fabricante estatal de chips XMC ya está construyendo unas instalaciones que fabricarán chips de memoria flash NAND y de DRAM, la primera de las cuales tiene prevista entrar en operación en 2017.

Y sus ambiciones de superordenador parecen estar ralentizandose. Este año, unos funcionarios chinos afirmaron tener planes de construir una máquina capaz de realizar al menos un trillón de operaciones por segundo para 2020, 10 veces la velocidad de TaihuLight.

(Para saber más: BloombergWall Street Journal)

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Un entrelazamiento a 50 km revive el sueño del internet 100% seguro

    Un nuevo enfoque ha conseguido entrelazar dos partículas separadas por un cable de fibra óptima a 50 kilómetros de distancia. Este podría ser el enfoque que siente las bases del futuro internet cuántico y podría usarse dentro de poco para establecer redes entre distintas ciudades

  2. ¿Deberíamos saber cómo el FBI logró atrapar al capo de la 'dark web'?

    Seis años después de su detención, el responsable de Freedom Hosting, Eric Marques, se ha declarado culpable. Pero ni sus abogados ni la sociedad saben qué técnicas usó la agencia para localizarle, lo que podría indicar que su estrategia no fue del todo legal y que pudo afectar a usuarios inocentes

  3. Por qué en 2020 los hackers van a ser el arma favorita de los gobiernos

    Con unos Juegos Olímpicos y las elecciones presidenciales de EE. UU. a la vuelta de la esquina, varios expertos en ciberseguridad y geopolítica advierten de que las naciones se están aprovechando cada vez más de sus hackers más para influir en el panorama internacional