.

Biomedicina

Impuestos para financiar la creación de quimeras humano-animal

1

EEUU propone financiar con dinero de los contribuyentes las investigaciones para fusionar embriones humanos con animales, aunque mantiene límites como la mezcla entre humanos y primates

  • por Antonio Regalado | traducido por Diego Soto de Lucas
  • 10 Agosto, 2016

¿Debería el Gobierno de EEUU invertir el dinero de los impuestos en financiar científicos que fusionan células madre humanas con embriones animales para crear "quimeras" que sean medio humanas y medio cerdos? ¿O que tengan parte de ratón?

El Instituto Nacional de Salud de EEUU (NIH, por sus siglas en inglés) cree que la respuesta es sí. La agencia anunció la semana pasada que planea levantar la moratoria que, desde el año pasado, impedía que el dinero de los contribuyentes fuese a parar a esta controvertida investigación.

La directora adjunta de política del NIH, Carrie Wolinetz, afirmó que los experimentos con inyecciones de células madre humanas en embriones animales es un asunto "muy importante e interesante para comprender cómo funcionan las enfermedades" y para explorar nuevos tratamientos médicos.

Crédito: Ulet Ifansasti | Getty

Al mismo tiempo, la agencia promueve controles más estrictos sobre ciertos experimentos orientados a crear hombres-mono u otros híbridos de ciencia ficción barata.

El pasado septiembre, el NIH sorprendió a la comunidad científica al imponer una moratoria de amplio alcance para impedir la financiación de cualquier investigación que requiriese inocular células madre humanas en embriones animales. Por aquel entonces, la agencia ya conocía el reportaje publicado en exclusiva por MIT Technology Review en el mes de enero y que demostraba que esos experimentos ya se realizaban en EEUU, con varias decenas de cerdas y ovejas con fetos con gran probabilidad de contener una mezcla de células humanas.

En ese momento, ninguno de los animales había llegado a alumbrar, fuera de toda precaución científica. Los científicos encargados de este trabajo, pertenecientes al Instituto Salk y a la Universidad de Stanford (ambos centros en EEUU) afirman que estos fetos solo contenían, como mucho, una pequeña proporción de células humanas.

Sin embargo, el biólogo del MIT Rudolf Jaenisch afirma que, hasta donde él sabía, ninguno de estos experimentos había llegado a buen término. En otras palabras, ninguna célula humana sobrevivió para beneficiar al organismo del animal. "No creo que ninguna de estas quimeras haya resultado un éxito hasta ahora", afirmó. "Sin embargo, es un experimento muy importante".

Los híbridos entre humanos y animales no son un invento reciente. Wolinetz señaló en una declaración que los investigadores biomédicos "han creado y utilizado modelos animales que contenían células humanas desde hace décadas" para obtener una mejor perspectiva sobre la biología y las enfermedades. Los científicos cultivan a menudo tumores humanos en el cuerpo de ratones, por ejemplo.

El problema es que esta nueva investigación es diferente, puesto que se inoculan potentes células madre humanas directamente a un embrión animal poco desarrollado, el cual solo contiene una docena de células. En teoría, las células humanas podrían entonces contribuir a mejorar cualquier parte del animal, en cualquier cantidad.

"Definitivamente existe un interés dentro de la comunidad científica para que continúen estos estudios", afirma el investigador de la Universidad de Stanford Arun Sharma. "En mi opinión, el NIH hace lo correcto en evaluar minuciosamente las implicaciones científicas y bioéticas de este estudio antes de impulsarlo".

¿Cuál es el objetivo de estos experimentos? Uno de ellos es que se podría crear un cerdo cuyo corazón (o hígado) esté formado completamente por células humanas, pero que por lo demás sería un cerdo normal. Sería una nueva forma de cosechar órganos humanos para trasplantes.

Según afirma Wolinetz, "la novedad consiste en que, a medida que avanza la tecnología de células madre y la capacidad de editar los genes, nos hemos empezado a acercar con cuidado a la clase de ciencia que despierta estas preocupaciones éticas".

Evidentemente, se trata de un tema delicado para el NIH, dividido entre permitir el avance de la ciencia o detonar una bomba política que podría tener graves repercusiones políticas. La agencia declaró que formaría un comité especial para supervisar la financiación de estas combinaciones entre humanos y animales, una estrategia que podría suscitar dudas sobre la interferencia política en la ciencia.

Sin embargo, la postura ha intentado reafirmar las restricciones sobre las posibilidades más escalofriantes. Según informó, tenía intención de ampliar la normativa existente que prohíbe financiar cualquier investigación que combine células humanas con embriones de simios. Sencillamente, ambas especies son demasiado similares, y los resultados podrían ser perturbadores.

La agencia también quiere prohibir explícitamente que cualquiera de estas quimeras entre seres humanos y animales tenga la capacidad de reproducirse. El riesgo, muy remoto pero de consecuencias terribles sobre la confianza pública en la ciencia, es que dos de estas quimeras se apareasen y originaran un feto humano. Algo que podría ocurrir si su esperma o su óvulo fuesen humanos

(Para saber más: EEUU podría haber generado hasta 20 embarazos animales con células humanas)

Biomedicina

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Los cascos que leen la mente están más cerca gracias a esta investigación capaz predecir el canto de un pájaro

    El equipo sabe qué canción va a cantar el pinzón cebra 30 milisegundos antes de que lo haga, gracias a una combinación de electrodos y aprendizaje automático. El siguiente paso será aplicar esta información para seguir avanzando en la búsqueda de un aparato que lea el pensamiento humano

  2. Cómo despilfarrar el sueldo de un mes en pruebas genéticas que no sirven para nada

    Las tiendas de pruebas de ADN para el consumidor se han convertido en una especie de bazar donde  la pseudociencia y el 'marketing' se mezclan para ofrecer servicios inútiles, como una bufanda personalizada con el patrón genético o sin aval científico

  3. El ejército de científicos que está estudiando un trozo de cerebro del tamaño de un grano de arena

    El proyecto MICrONS, financiado con 85 millones de euros, intenta recrear cada detalle de lo que pasa en este órgano para revolucionar la neurociencia y la inteligencia artificial. Láseres, rebanadas cerebrales, virus y ecuaciones son algunas de las armas de esta iniciativa que podría cambiarlo todo