.

Computación

Cuando un gobierno corta internet "pega un tiro en el pie de su propia economía"

1

A pesar de los pocos datos que hay sobre el valor de los servicios de internet y las 'apps', un nuevo informe asegura que deshabilitarlos no supone más que pérdidas económicas para el país

  • por Mike Orcutt | traducido por Teresa Woods
  • 26 Octubre, 2016

Los gobiernos perjudican a sus economías cuando deshabilitan aplicaciones y servicios de internet, según afirma un nuevo análisis.

Durante el último año, 81 apagones de servicios en 19 países costaron a sus economías al menos más 2.200 millones de euros, según un estudio de Darrel West del Instituto Brookings que calcula el coste de interrumpir las actividades en línea de una nación.

Los gobiernos pueden cortar el acceso a internet de sus ciudadanos por distintos motivos. Puede ser para acallar las opiniones contrarias o para obligar a una empresa a respetar la ley. En 2011, el Gobierno egipcio deshabilitó el acceso a internet durante cinco días para impedir la comunicación entre manifestantes, mientras que más recientemente Brasil bloqueó la app de mensajería WhatsApp después de que la empresa se negara a cumplir con las solicitudes de datos de usuario.

La actividad económica depende cada vez más de internet, por lo que esos apagones son "muy contraproducentes", afirma West.

Para calcular el dinero perdido, West se apoyó en proyecciones de Boston Consulting Group, que ha calculado qué proporción del PIB de un país depende del acceso a internet. Estas cifras varían, desde el 12,4% en Reino Unido hasta un 1,4% en Indonesia. West utilizó datos del Banco Mundial para calcular el coste de deshabilitar las redes móviles. Y recientes investigaciones de economistas del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, EEUU) fueron empleadas para desentrañar el valor de apps digitales individuales. Su modelo también se basó en recientes investigaciones que intentan dar cuenta del número de empleos que ofrece internet.

Las cifras son aproximadas, especialmente porque los datos son difíciles de encontrar para los países en desarrollo. Pero West afirma que probablemente estén infravalorados debido al rápido crecimiento del comercio electrónico.

En algunos lugares, como países de África donde la gente depende mucho del dinero móvil, las ramificaciones son especialmente graves. Puesto que no se han producido demasiados trabajos de análisis de los costes económicos, según West, cree que los líderes gubernamentales podrían no estar ni siquiera considerándolos. Pero cuando los gobiernos cierran el acceso a internet, están "pegando un tiro en el pie a sus propias economías", asegura.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Hombre y blanco: el 'big data' revela qué artistas dominan los museos

    Un análisis de las obras de algunos de los principales museos de arte de EE. UU. descubre que las mujeres y las minorías étnicas casi no están representadas entre los artistas. Para los investigadores, este resultado solo es un reflejo de la desigualdad general que hay en la sociedad

  2. Aprendizaje federado: la nueva arma de IA para asegurar la privacidad

    El método, creado por Google en 2017, podría acelerar el uso de la inteligencia artificial en salud pues no requiere el traspaso de información confidencial. Para lograrlo, el algoritmo se entrena por partes en cada lugar donde están los datos y luego combina lo aprendido en un modelo maestro único

  3. La realidad objetiva no existe, según este experimento cuántico

    Una antigua prueba mental llamada "Amigo de Wigner" señala que dos observadores pueden experimentar realidades diferentes. Ahora, un grupo de investigadores han puesto en práctica este experimento de física cuántica y han sugerido que pueden coexistir dos versiones irreconciliables de la realidad