.

Móvil

Esta tecnología empareja dispositivos de forma tan sencilla que parece magia

CapCam emplea una gran pantalla táctil y un patrón de luces para conectarse a cualquier otro aparato con cámara. Se pueden mover archivos de uno a otro con solo juntar los aparatos

  • por Signe Brewster | traducido por Teresa Woods
  • 23 Diciembre, 2016


Crédito: Universidad de Carnegie Mellon.

Imagínese que con solo colocar el móvil sobre la pantalla de su tableta pueda transferir archivos entre ellas arrastrándolos de una pantalla a la otra. Esto es justo lo que propone un investigador de la Universidad de Carnegie Mellon (EEUU) con CapCam. El sistema empareja los dispositivos móviles con pantalla táctil del usuario al juntarlos. Una pantalla táctil puede rastrear los dispositivos a medida que desplazan sobre sus superficie, mientras los aparatos extraen los datos al leer un patrón de colores parpadeantes.

CapCam quiere ofrecer una alternativa a las tecnologías de emparejamiento manual como Bluetooth, que no dependa de requisitos específicos de hardware como las comunicaciones de campo cercano (NFC, por sus siglas en inglés), la tecnología con la que funciona Apple Pay. Siempre que un dispositivo móvil relativamente moderno tenga una cámara, debería poder ser emparejado con otro dispositivo de pantalla táctil mediante CapCam. Eso permite que el emparejamiento entre móviles y tabletas con pantallas táctiles sea muy sencillo y habilita la transferencia de datos entre dos móviles que se toquen ente sí.

Para emparejar dispositivos con CapCam hay que poner un aparato móvil en contacto con otro dispositivo de pantalla táctil. El software de CapCam permite que la pantalla táctil detecte la forma y la ubicación del dispositivo. Entonces, empieza a emitir un patrón único de colores parpadeantes debajo del dispositivo, el cual contiene instrucciones de emparejamiento. El dispositivo móvil, que también debe tener instalado el software de CapCam, utiliza su cámara para detectar el patrón de colores y establecer una conexión inalámbrica. Es posible emparejar múltiples dispositivos a la vez, y aún se puede interactuar con las pantallas con las manos. 

El sistema podría resultar útil, por ejemplo, en centros comerciales, donde los visitantes a menudo encuentran informaciones en grandes quioscos públicos. El investigador de interacciones humano-máquina de la Universidad de Carnegie Mellon Robert Xiao utilizó una estación de metro como ejemplo. La red de metro de Nueva York (EEUU) tiene pantallas digitales donde los visitantes pueden buscar un itinerario recomendado para su trayecto. Xiao defiende: "Si tienes CapCam, sólo tienes que juntar tu móvil con la pantalla y el itinerario que escogiste se descarga en tu móvil y se puede ver en Google Maps".

Un vídeo producido por la Universidad de Carnegie Mellon muestra el uso de CapCam para aumentar la superficie de la pantalla de un teléfono móvil. La gente coloca un móvil sobre una gran pantalla táctil, en la que aparece un teclado virtual al lado del móvil. Se arrastran ficheros entre dispositivos y se coloca el móvil encima de una imagen para transferirla. También los móviles sirven como palas para jugar al hockey de aire digital sobre una gran pantalla táctil.

La estrategia de las luces para emparejar dispositivos y las pantallas táctiles para rastrearlos ya había sido empleada. Pero CapCam es único al combinar las dos técnicas. El equipo de la Universidad de Carnegie Mellon ahora quiere encontrar un socio comercial interesado en licenciar la tecnología. Debería funcionar en muchos dispositivos existentes, por lo que sería posible distribuirlo como una app descargable.

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Un poco de ayuda externa logra que el 'smartwatch' de Apple empiece a ser útil

    Su monitor cardíaco está muy lejos de ofrecer algún beneficio médico pero, si se combina con un software de inteligencia artificial, podría llegar a ser capaz de detectar dolencias del corazón. De momento, es lo máximo que ha conseguido este cacharro

  2. "No disponemos de herramientas para abordar la desinformación"

    La tecnosocióloga Zeynep Tufecki aborda en su nuevo libro las dos caras del empoderamiento de los movimientos de protestas gracias al uso de internet. La experta considera que los gobiernos están aprendiendo cada vez mejor a usar la red para mantener el 'statu quo' 

  3. Una pintura en espray convierte cualquier superficie en un panel táctil

    Un equipo de investigación desarrolla una pintura conductora que convierte elementos como una pared y un muñeco de plastilina en dispositivos capaces de responder al tacto