.

Robótica

Llega el robot capaz de manipular verduras, aunque aún hay que ponérselo fácil

Este es un paso imprescindible para el futuro de los supermercados automatizados, pero aún necesita aprender a dominar alimentos más delicados como una botella de vino y un 'croissant'

  • por Jamie Condliffe | traducido por Teresa Woods
  • 08 Febrero, 2017

Crédito: Ocado.

Este robot capaz de agarrar bolsas de frutas y verduras podría acercarnos un poco más a los supermercados y almacenes totalmente automatizados.

Los robots saben montar coches perfectamente, pero las tareas menos ordenadas aún les vienen grandes. Algunos avances recientes ya les permiten sujetar objetos pesados, pero si lo intenta con una bolsa de plátanos la cosa se tuerce. El tamaño de la fruta varía, se mueve dentro de la bolsa y son delicadas.

El minorista digital de alimentos Ocado intenta cambiar eso. Ya trabaja en varios almacenes grandes y altamente automatizados de alimentos. Pero la parte final de sus envíos siempre recae sobre un humano, porque los robots no pueden lidiar con la amplia variedad de tamaños, formas y estructuras los 48.000 productos diferentes que vende la empresa.

Ahora, junto a varias universidades, su equipo de robótica ha conseguido enseñar a un brazo robótico con una suave pinza de agarre a sujetar con cuidado alientos como una manzana y una bolsa de limas. Desde Ocado, Alex Voica afirma que el dispositivo responde a las diferentes formas de los objetos al agarrarlos, mediante un "movimiento de la mano cuidadosamente coreografiado en relación al objeto".   

El sistema también está diseñado para identificar puntos de contacto específicos en los objetos, para después cerrarse en torno a ellos como una mano humana. La idea consiste en minimizar la cantidad de golpes sufridos por las frutas y verduras.

Crédito: Ocado.

Pero la empresa aún tiene que resolver algunos problemas antes de emplear los dispositivos en sus almacenes. Los experimentos demuestran que el robot solo puede asumir objetos colocados sobre una superficie plana. Sin embargo, en un almacén real probablemente se encontrarían apilados unos encima de otros dentro de una caja. Voice cree que sistemas adicionales de detección y enfoques de visión de máquinas podrían ayudar al robot a lidiar con esos problemas en el futuro.

También hay que preocuparse por el enorme abanico de productos. Las frutas y verduras son una cosa, pero un robot que gestione pedidos en un almacén deberá ser capaz de enfrentarse a cualquier cosa, como una botella de vino hasta un croissant, con facilidad y delicadeza. Tal hazaña, según Voice, "será uno de los retos más duros de resolver".

Aun así, la empresa espera emplear el sistema comercialmente "en un futuro próximo". Con suerte, no golpeará ningún plátano.

(Para saber más: Robot, Get the Fork Out of My Sink, Un enjambre de 1.000 robots transporta y almacena los productos frescos del súper)

Robótica

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. Los satélites se comerán unos a otros si no empezamos a retirar los viejos

    Los satélites en desuso pueden permanecer en el espacio hasta 25 años tras el fin de su vida útil. Y cuanto más tiempo estén arriba más probabilidades tienen de chocar con otros. Reducir este plazo a cinco años parece una buena opción

  2. La inteligencia artificial encuentra señales de depresión invisibles para los médicos

    El aprendizaje automático ya es capaz de detectar el trastorno a partir de resonancias magnéticas con una precisión del 75% y también ha descubierto que podrían existir cuatro tipos distintos y los mejores tratamientos en cada caso

  3. Una nueva amenaza a la creatividad humana: llega la máquina capaz de crear coreografías

    A partir de miles de ejemplos de coreografías creadas para el famoso videojuego Dance Dance Revolucion, un ordenador ha aprendido a diseñar sus propios esquemas de baile