.

Robótica

Llega el robot capaz de manipular verduras, aunque aún hay que ponérselo fácil

1

Este es un paso imprescindible para el futuro de los supermercados automatizados, pero aún necesita aprender a dominar alimentos más delicados como una botella de vino y un 'croissant'

  • por Jamie Condliffe | traducido por Teresa Woods
  • 08 Febrero, 2017

Crédito: Ocado.

Este robot capaz de agarrar bolsas de frutas y verduras podría acercarnos un poco más a los supermercados y almacenes totalmente automatizados.

Los robots saben montar coches perfectamente, pero las tareas menos ordenadas aún les vienen grandes. Algunos avances recientes ya les permiten sujetar objetos pesados, pero si lo intenta con una bolsa de plátanos la cosa se tuerce. El tamaño de la fruta varía, se mueve dentro de la bolsa y son delicadas.

El minorista digital de alimentos Ocado intenta cambiar eso. Ya trabaja en varios almacenes grandes y altamente automatizados de alimentos. Pero la parte final de sus envíos siempre recae sobre un humano, porque los robots no pueden lidiar con la amplia variedad de tamaños, formas y estructuras los 48.000 productos diferentes que vende la empresa.

Ahora, junto a varias universidades, su equipo de robótica ha conseguido enseñar a un brazo robótico con una suave pinza de agarre a sujetar con cuidado alientos como una manzana y una bolsa de limas. Desde Ocado, Alex Voica afirma que el dispositivo responde a las diferentes formas de los objetos al agarrarlos, mediante un "movimiento de la mano cuidadosamente coreografiado en relación al objeto".   

El sistema también está diseñado para identificar puntos de contacto específicos en los objetos, para después cerrarse en torno a ellos como una mano humana. La idea consiste en minimizar la cantidad de golpes sufridos por las frutas y verduras.

Crédito: Ocado.

Pero la empresa aún tiene que resolver algunos problemas antes de emplear los dispositivos en sus almacenes. Los experimentos demuestran que el robot solo puede asumir objetos colocados sobre una superficie plana. Sin embargo, en un almacén real probablemente se encontrarían apilados unos encima de otros dentro de una caja. Voice cree que sistemas adicionales de detección y enfoques de visión de máquinas podrían ayudar al robot a lidiar con esos problemas en el futuro.

También hay que preocuparse por el enorme abanico de productos. Las frutas y verduras son una cosa, pero un robot que gestione pedidos en un almacén deberá ser capaz de enfrentarse a cualquier cosa, como una botella de vino hasta un croissant, con facilidad y delicadeza. Tal hazaña, según Voice, "será uno de los retos más duros de resolver".

Aun así, la empresa espera emplear el sistema comercialmente "en un futuro próximo". Con suerte, no golpeará ningún plátano.

(Para saber más: Robot, Get the Fork Out of My Sink, Un enjambre de 1.000 robots transporta y almacena los productos frescos del súper)

Robótica

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. El chip que permite a los robots pensar antes de actuar

    Los brazos robóticos industriales no son capaces de evitar cualquier obstáculo en un entorno real, por lo que pueden provocar accidentes. La 'start-up' Realtime Robotics ha desarrollado un chip para que imaginen sus acciones antes de realizar los movimientos con el fin de aumentar la seguridad

  2. Esta IA predice accidentes de la construcción antes de que ocurran

    El sistema ha sido entrenado con imágenes de obras y registros de accidentes. Sus creadores esperan que más empresas del sector cedan sus datos para mejorar la precisión del algoritmo, algo que podría salvar vidas y ahorrar dinero

  3. Eva, el robot 'low cost' y fácil de programar diseñado para las PYME

    Este brazo robótico solo ofrece algunas funciones básicas típicas de las pequeñas y medianas empresas, cuesta poco más de 6.000 euros y cualquiera puede aprender a programarlo en solo 15 minutos. Todo pinta bien pero, ¿logrará buenas ventas en un mercado tan difícil?