.

Energía

A falta de abejas, un dron de 100 euros logra polinizar una planta por primera vez

El futuro distópico de 'Black Mirror' se ha cumplido. Aunque estas aeronaves no se acercan ni de lejos a la eficiencia de los insectos, si llegan a extinguirse buscar alternativas será imperativo

  • por Antonio Regalado | traducido por Teresa Woods
  • 16 Febrero, 2017

La serie Black Mirror es famosa por presentar futuros distópicos dirigidos por la tecnología. Y uno de sus últimos capítulos plantea un escenario en el que las abejas han desaparecido y la humanidad ha tenido que diseñar drones para sustituirlas en su labor polinizadora. Pero lejos de un argumento de ficción, esto es justo lo que está pasando. Las poblaciones de abejas están desapareciendo en muchas partes del mundo. Y aunque aún no se sabe cuáles son las razones exactas que amenazan a estas criaturas, el problema ha motivado a algunos expertos para investigar si los drones podrían ocuparse de sus labores de polinización.

El último esfuerzo proviene de Japón, donde investigadores del Instituto Nacional de Ciencias Industriales Avanzadas en Tsukuba (Japón) intentaban encontrar aplicaciones para unas pegajosas sustancias llamadas líquidos iónicos que tienen unas inusuales propiedades físicas.

Para desarrollar su polinizador, el equipo compró drones de menos de 100 euros por Amazon y les añadieron parches de pelo de caballo en sus lados inferiores. Después de embadurnarlos con el líquido, que los hace húmedos y con una capacidad de adherencia similar a un pósit, los drones estaban listos para recolectar y liberar granos de polen.

Como demuestra el vídeo, los investigadores volaron los drones hasta chocar de lleno con los órganos masculinos y femeninos de azucenas japonesas rosas y blancas. Es la primera vez que un dron ha polinizado una flor, según el líder del proyecto, Eijiro Miyako.

El avance de momento no podría sustituir a sus homólogos biológicos. Según el "corredor de abejas" de California (EEUU) Joe Traynor, únicamente en ese estado la industria de las almendras requiere 1,8 millones de colmenas con alrededor de 35.000 millones de abejas para polinizar las 900.000 hectáreas de almendros que producen 3.000 billones de flores. 

El experto continúa: "No veo ninguna tecnología que pueda reemplazar a las abejas".

Las cifras de polinización de la naturaleza son abrumadoras. Pero si las abejas van en declive, serán necesarias otras alternativas, y rápido. En algunas partes de China donde ya han desaparecido, los huertos frutales ya están siendo polinizados a mano por trabajadores que se suben a los árboles con largas brochas para tocar cada flor.

El dron polinizador de flores japonés no se acerca a la eficiencia de una persona armada con una brocha. Para empezar, se controla con un mando a distancia y "es imposible sustituir a las abejas con un dron manual", señala Miyako. Explica que dar en la diana de las azucenas fue todo un reto, y eso que sus extravagantes órganos sexuales protuberantes probablemente representan el objetivo más fácil de todo el reino vegetal. 

Foto: Para desarrollar su abeja artificial, los científicos japoneses adhirieron pelos de caballo a la parte inferior de un dron de 100 dólares comprado en Amazon.com.

El equipo japonés no es el único que estudia las abejas artificiales. La empresa Intellectual Ventures, dirigida por el antiguo director de seguridad de Microsoft Nathan Myhrvold, solicitó una patente en 2015 para polinizadores voladores guiados por una granja mediante un plan de vuelo informatizado. Un equipo de científicos polacos produjo el año pasado un vídeo de un dron capaz de hacerle cosquillas a flores de plástico con una brocha.

Miyako considera "perfectamente viable" polinizar plantas en campo abierto con un dron, pero será necesario incorporar cámaras de alta resolución, GPS y tal vez inteligencia artificial. Pero integrar todo esto en un dron diminuto será bastante complicado.

La desaparición de las abejas sigue siendo un misterio, aunque las enfermedades y pesticidas agrícolas tienen algo que ver. En enero, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos por primera vez incluyó el abejorro en la lista de especies en peligro de extinción, al afirmar que el antaño abundante Bombus affinis ahora está en "una carrera hacia la extinción".

Energía

  1. A la izquierda del 'ring', el carbón de Trump, a la derecha, la innovación europea

    Las estrategias energéticas de ambas potencias son cada vez más dispares a medida que EEUU fomenta el carbón mientras que el viejo continente mantiene su apuesta por el gas natural y las renovables

  2. Los riesgos de minar el mayor depósito de telurio del mundo podrían superar a sus beneficios

    Este elemento, presente en las células fotovoltaicas más eficientes, podría dar un impulso a las energías renovables. Pero extraerlo del fondo del mar podría tener graves consecuencias medioambientales. ¿Qué compensa más?

  3. Manipular el clima: una medida desesperada para salvarnos del cambio climático

    Muchos investigadores que durante años criticaron la geoingeniería empiezan a defenderla como única herramienta capaz de evitar las terribles proyecciones climáticas, a pesar de que la idea es un mar de riesgos y preguntas sin respuesta