.

Computación

IBM gana (a medias) el primer combate de la historia entre ordenadores cuánticos

1

Su chip resultó más rápido aunque menos fiable que el de la Universidad de Maryland a la hora de realizar las mismas tareas. Aunque los resultados son modestos, es un paso importante para ellos

  • por Jamie Condliffe | traducido por Teresa Woods
  • 28 Febrero, 2017

Foto: Un chip cuántico de IBM. Crédito: Cortesía de IBM.

En la esquina roja, con un peso de tan solo cinco qubits, un ordenador cuántico de la Universidad de Maryland en College Park (EEUU). En la esquina azul, también con cinco qubits, su rival de IBM. Bienvenidos al primer combate justo entre ordenadores cuánticos (estas máquinas acaban de ser incluidas en nuestra lista de las 10 Tecnologías Emergentes de 2017).

Los investigadores han descrito una serie de experimentos que, por primera vez, han enfrentado a dos dispositivos de computación cuántica con tecnologías distintas para ejecutar los mismos algoritmos y determinar cuál ganaría. Los qubits, el equivalente cuántico de los bits binarios, del chip de IBM están hechos de metales superconductores, mientras que los de la Universidad de Maryland emplean campos electromagnéticos para atrapar iones de iterbio.

El experimento fue posible porque aunque cada chip se aprovecha de propiedades físicas distintas, ejecutan los algoritmos de la misma manera. Y ya que IBM ha abierto su chip al público, lo que permite que desarrolladores externos lo programen, el equipo de la Universidad de Maryland pudo hacer lo mismo con el suyo.

Al final, el dispositivo de IBM resultó más rápido pero también menos fiable. Eso se debe a que el dispositivo de la Universidad de Maryland utiliza qubits interconectados, lo que significa que pueden compartir datos entre sí. El dispositivo de IBM, mientras tanto, ha de intercambiar informaciones a través de un nexo central, y ese proceso puede provocar que los delicados estados cuánticos se destruyan.

Ambos chips aún tienen una potencia bastante modesta, y los resultados aún no demuestran que ninguna de las dos tecnologías pueda imponerse sobre la otra. Pero la posibilidad de comparar sus capacidades directamente será cada vez más útil a medida que los investigadores intentan reducir el amplio abanico de enfoques cuánticos rivales para dar con el mejor. 

En el pasado, los ordenadores cuánticos se habían enfrentado a computadoras de hardware. Entre ellos destaca el controvertido dispositivo de D-Wave Systems, que en sus enfrentamientos contra procesadores tradicionales de silicio en varias ocasiones resultó ser mucho más rápido, aunque sólo en un par de tareas muy específicas.

Como señala la revista Science, los resultados de este combate tal vez sean menos emocionantes que el combate en sí. Hasta ahora no había sido posible comparar directamente el rendimiento de los dispositivos cuánticos. El hecho de que ahora pueda hacerse es otra señal de que la computación cuántica se va aproximando a convertirse en realidad.

(Para saber más: arXiv, Science, Un nuevo chip de IBM refuerza la frágil información cuántica, El ordenador cuántico de Google funciona (eso dicen), El computador cuántico de 2.000 qubits del que dudan los científicos)

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. EE. UU. rechaza a Huawei pero Reino Unido le pide ayuda con el 5G

    Ambas potencias han adoptado una posición contraria en su relación con el gigante tecnológico chino. Mientras que Google acaba de anunciar que no licenciará Android en su móviles, Reino Unido ha pedido a la empresa que le suministre materiales "no esenciales" para su futura red 5G

  2. IA + 'blockchain' = un 5G más eficiente y potente

    Esta ecuación es la apuesta de EE. UU. para liderar las redes inalámbricas de próxima generación las redes inalámbricas de próxima generación. La inteligencia artificial hará que todo el proceso sea más eficiente y las cadenas de bloques ayudarán a controlar quién tiene acceso a qué 

  3. Una nueva cámara logra tomar fotografías a 45 kilómetros de distancia

    La técnica utiliza LIDAR y fotorreceptores de un único fotón para producir imágenes en 3D a unas distancias imposibles para cualquier otro sistema previo. Incluso puede atravesar el esmog de una ciudad, como puede apreciarse en la imagen superior