.

Cambio Climático

Adiós, Mildred Dresselhaus, pionera en nanomateriales y en igualdad en la ciencia

1

Fue la primera mujer profesora titular del MIT, la primera ganadora individual de un Premio Kavli y la primera mujer en ganar la Medalla Nacional de la Ingeniería. Hemos perdido a "una gigante"

  • por Alice Dragoon | traducido por Teresa Woods
  • 24 Febrero, 2017


Crédito: Bryce Vickmark.

La pionera de la nanociencia Millie Dresselhaus, una de las primeras científicas en imaginar la posibilidad de crear nanotubos de carbono, falleció este lunes a la edad de 86 años.

El presidente del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, EEUU), L. Rafael Feif, envió un mensaje a la comunidad del MIT que decía: "Ayer perdimos a una gigante, una científica e ingeniera excepcionalmente creativa que también era un ser humano encantador [...] Entre sus muchos 'primeros', en 1968 Millie se convirtió en la primera mujer en unirse a las filas de profesores totalmente titulares del MIT. También fue la primera ganadora individual de un Premio Kavli y la primera mujer en ganar la Medalla Nacional de la Ingeniería". 

Esta profesora emérita del MIT de física, ingeniería eléctrica e informática fue muy conocida por su influyente trabajo con nanomateriales y por ser la primera persona en aprovecharse del efecto termoeléctrico a nanoescala. Esto permitió obtener energía de forma eficiente de las diferencias de temperatura en materiales que conducen la electricidad. 

Fue coautora de ocho libros y unos 1.700 trabajos, supervisó a más de 60 alumnos de doctorado durante sus 50 años en el profesorado del MIT y trabajó incansablemente para promocionar la igualdad de género en las ciencias y la ingeniería. Recientemente había recibido la Medalla Presidencial de Libertad del presidente Obama en 2014 y se mantenía como científica en activo (ver la lista de MIT Technology Review de Seven Over 70 de 2013).  

Cambio Climático

  1. Cómo resolver el gran mal de la energía renovable: el almacenamiento

    Si queremos alimentarnos de fuentes solares y eólicas, necesitamos garantizar el suministro durante largos periodos y en cualquier sitio cuando el viento no sople y el sol no brille. Estas 'start-ups' trabajan en distintos enfoques que podrían lograrlo, pero todas se enfrentan a importantes desafíos

  2. El desinterés de China por la energía nuclear nos perjudica a todos

    Tras la catástrofe de Fukishima, el Gobierno empezó a reducir su interés por esta fuente de energía libre de carbono. Aunque los reactores avanzados aún no han garantizado su seguridad al 100 %, si el país asiático no se encarga de impulsarlos, será imposible que el resto del mundo los valore como opción

  3. La lámina que podría cumplir el sueño de extraer agua potable del aire

    Un nuevo análisis sugiere que la recolección pasiva de rocío alimentada con energía solar podría resultar viable en sitios en los que hasta ahora se consideraba imposible. Para lograrlo, sería necesario un emisor selectivo compuesto de tres materiales colocados en capas sobre una base de aluminio