.

Energía

Adiós, Mildred Dresselhaus, pionera en nanomateriales y en igualdad en la ciencia

1

Fue la primera mujer profesora titular del MIT, la primera ganadora individual de un Premio Kavli y la primera mujer en ganar la Medalla Nacional de la Ingeniería. Hemos perdido a "una gigante"

  • por Alice Dragoon | traducido por Teresa Woods
  • 24 Febrero, 2017


Crédito: Bryce Vickmark.

La pionera de la nanociencia Millie Dresselhaus, una de las primeras científicas en imaginar la posibilidad de crear nanotubos de carbono, falleció este lunes a la edad de 86 años.

El presidente del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, EEUU), L. Rafael Feif, envió un mensaje a la comunidad del MIT que decía: "Ayer perdimos a una gigante, una científica e ingeniera excepcionalmente creativa que también era un ser humano encantador [...] Entre sus muchos 'primeros', en 1968 Millie se convirtió en la primera mujer en unirse a las filas de profesores totalmente titulares del MIT. También fue la primera ganadora individual de un Premio Kavli y la primera mujer en ganar la Medalla Nacional de la Ingeniería". 

Esta profesora emérita del MIT de física, ingeniería eléctrica e informática fue muy conocida por su influyente trabajo con nanomateriales y por ser la primera persona en aprovecharse del efecto termoeléctrico a nanoescala. Esto permitió obtener energía de forma eficiente de las diferencias de temperatura en materiales que conducen la electricidad. 

Fue coautora de ocho libros y unos 1.700 trabajos, supervisó a más de 60 alumnos de doctorado durante sus 50 años en el profesorado del MIT y trabajó incansablemente para promocionar la igualdad de género en las ciencias y la ingeniería. Recientemente había recibido la Medalla Presidencial de Libertad del presidente Obama en 2014 y se mantenía como científica en activo (ver la lista de MIT Technology Review de Seven Over 70 de 2013).  

Energía

  1. En busca del agua inteligente que sacie la sed del mundo

    Los sensores, la inteligencia artificial y el 'big data' ya están empezando a usarse para optimizar la gestión y distribución de los recursos hídricos del planeta. En 2025, estas tecnologías podrían ahorrar a las empresas hasta 63.000 millones de euros y reducir las fugas de agua hasta en un 50%

  2. Una nueva batería española podría conseguir el despliegue masivo de las energías renovables

    El nuevo diseño de celdas individuales y otras innovaciones de HydraRedox que permiten operarlas y monitorizarlas de forma independiente reducen los costes de inversión y operación y maximizan los potenciales ingresos de la batería

  3. Un material que envía calor al espacio intenta reinventar el aire acondicionado

    En edificios de nueva construcción, podría reducir el consumo de energía para refrigeración en hasta un 70% y cerca de un 21% en verano para las edificaciones existentes. Además del ahorro a largo plazo, la tecnología podría ser una gran aliada contra las emisiones de efecto invernadero