.

Computación

Australia convierte dos de sus barrios residenciales en plantas de energía renovable

1

Dos zonas de 5.000 viviendas pasarán a formar parte de la red global. Los paneles solares darán energía y las baterías privadas almacenarán la sobrante. Todos juntos ofrecen una capacidad enorme

  • por Jamie Condliffe | traducido por Teresa Woods
  • 06 Marzo, 2017

Foto: Los paneles solares instalados sobre tejado, como estos en Melbourne, actualmente representan alrededor del 16% de la generación renovable de electricidad en Australia. Crédito: Scott Barbour (Getty Images).

Un nuevo mercado de renovables en Australia convertirá a los propietarios de instalaciones solares domésticas en pequeños magnates de la energía al usar su hardware solar para allanar el errático suministro y demanda. 

The Guardian informa de que la iniciativa respaldada por el Gobierno, el Intercambio Energético Distribuido, permitirá que los propietarios domésticos y los negocios alquilen su capacidad de generación y almacenaje solar. Y para que los hardware particulares puedan ofrecer sus capacidades de almacenamiento disponibles se les ofrecerá un pequeño dispositivo que atesore la energía que sobre en otro punto de la red.

Mientras que los sistemas energéticos individuales parecen pequeños, al combinarlos pueden resultar importantes. Una batería doméstica como el Powerwall de Tesla, por ejemplo, solo puede proporcionar cinco kilovatios de energía. Pero si 5.000 hogares trabajasen juntos, podrían proporcionar 25 megavatios, una cantidad de energía nada desdeñable.

El principal beneficio para la red australiana será un emparejamiento más eficiente del suministro y la demanda sin necesidad de añadir más capacidad de generación. Al almacenar energía durante momentos de bajo consumo, la red estará más preparada frente a los picos de demanda. El mismo concepto también ayudará reducir el impacto de la naturaleza intermitente de la generación solar.

Este es, en esencia, el mismo concepto de las plantas energéticas virtuales, que emplean software y almacenaje de baterías para combinar pequeños paneles solares individuales como una gran fuente única. Varios ensayos de plantas energéticas virtuales ya se han llevado a cabo en Alemania y Estados Unidos, pero hasta ahora no se ha producido ningún despliegue amplio de la tecnología.

La iniciativa de mercado de Australia no será diferente en principio: se probará en dos zonas con unas 5.000 viviendas cada una.

(Para saber más: The Guardian, Una central energética virtual para compensar las renovables intermitentes, Plantas eléctricas virtuales de las que sale energía real)

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Google alerta: lanzar parches de software da vía libre a los hackers

    Al limitarse a crear parches superficiales en lugar de solucionar el problema de raíz, las empresas permiten que explotar vulnerabilidades de día cero de forma reiterada resulte increíblemente fácil. Deben invertir más tiempo y dinero para que los profesionales puedan solucionar los fallos de forma integral 

  2. Cómo la soberanía digital amenaza el avance y las ventajas de la nube

    Las iniciativas de distintos países para establecer reglas propias para los datos nacionales por parte de proveedores internacionales de computación en la nube hará que el acceso a la tecnología sea cada vez más caro y complicado y concentrará sus beneficios en un puñado de grandes empresas capaces de afrontar los cambios

  3. Casi 20.000 empresas y gobiernos, víctimas de un hackeo ruso masivo

    Gracias a un trabajo "inteligente y estratégico", los ciberdelincuentes colocaron una puerta trasera en el software de SolarWinds y la usaron durante meses sin ser detectados. Entre las víctimas del ciberataque destacan los departamentos del Tesoro, de Comercio y de Seguridad nacional de EE. UU.