.

Móvil

Deje de culpar al 'big data' y al 'neuromarketing' del auge de la derecha política

La victoria de Trump ha sido acusada de emplear propaganda basada en perfiles psicológicos, pero no hay datos que demuestren su eficacia, así que Occidente tal vez tiene una brecha social real

  • por Jamie Condliffe | traducido por Teresa Woods
  • 10 Marzo, 2017

Crédito: Alex Wong (Getty Images).

El poder del big data y la elaboración de perfiles psicológicos podrían estar transformando la política y los medios de comunicación, pero resulta difícil saberlo con seguridad.

Este año, Motherboard ha republicado un largo artículo, escrito originalmente en alemán para una publicación suiza llamada Das Magazin. El texto describe en detalle cómo la empresa de big data Cambridge Analytica ayudó a Donald Trump a lograr la victoria durante su campaña. En su página web, Cambridge Analytica afirma haber recopilado perfiles psicológicos, basados en 5.000 puntos de datos discretos, de alrededor de 220 millones de ciudadanos estadounidenses. La teoría: si se entiende cómo piensa una persona, se le puede enviar un anuncio diseñado para influir en su opinión.

Ahora, The Guardian ha escrito un largo informe que señala que los tentáculos psicológicos de la empresa van mucho más lejos. Afirma que el informático reconvertido en gestor de fondo de inversión Robert Mercer se encuentra "en el centro de una red de propaganda multimillonaria" que está dando forma al paisaje político y mediático, en el cual Cambridge Analytica es tan sólo un componente.

Mercer ha invertido en Cambridge Analytica. Y también impulsó el lanzamiento de la nueva organización de noticias del director ejecutivo de la campaña de Trump, Steve Bannon. En teoría, la combinación de una página de noticias de derechas con un sistema de entrega preciso podría generar una potente máquina de propaganda política. Pero no está claro si los perfiles psicológicos de Cambridge Analytica realmente aportan mucho.

El año pasado, argumentamos que no existían datos que demostrasen que lo que está haciendo Cambridge Analytica contribuye a la habilidad de Trump de lograr votos. En su momento, el profesor de comunicaciones políticas de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (EEUU) Daniel Kreiss sostuvo que "las categorías básicas de datos tienden a ser muy predictivas", mientras que "todo lo demás sólo proporciona ventajas marginales". Más recientemente, BuzzFeed entrevistó a varios antiguos empleados de Cambridge Analytica, además de otros consultores que habían visto su trabajo, y detalló que "la empresa nunca ha proporcionado pruebas de que [su enfoque psicológico] funcione". En otras palabras, los mensajes dirigidos de Cambridge Analytica podrían no estar logrando más que otros enfoques que son ampliamente empleados por todo internet.

Desde luego, resulta fácil culpar al big data y los perfiles psicológicos de los cambios políticos y mediáticos actuales en lugar de creer que existe una gran y preocupante brecha socioeconómica en Occidente. Pero también resulta poco sabio hacerlo sin datos que respalden el caso.

(Para saber más: Guardian, Buzzfeed, Motherboard, El 'big data' se cuela en tu mente a través de internet para predecir tu voto, Tecnología para ganar las elecciones)

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Un poco de ayuda externa logra que el 'smartwatch' de Apple empiece a ser útil

    Su monitor cardíaco está muy lejos de ofrecer algún beneficio médico pero, si se combina con un software de inteligencia artificial, podría llegar a ser capaz de detectar dolencias del corazón. De momento, es lo máximo que ha conseguido este cacharro

  2. "No disponemos de herramientas para abordar la desinformación"

    La tecnosocióloga Zeynep Tufecki aborda en su nuevo libro las dos caras del empoderamiento de los movimientos de protestas gracias al uso de internet. La experta considera que los gobiernos están aprendiendo cada vez mejor a usar la red para mantener el 'statu quo' 

  3. Una pintura en espray convierte cualquier superficie en un panel táctil

    Un equipo de investigación desarrolla una pintura conductora que convierte elementos como una pared y un muñeco de plastilina en dispositivos capaces de responder al tacto