.

Móvil

Asistentes virtuales domésticos + ultrasonidos = prueba de vida

Elliptic Labs planea incorporar esta tecnología a dispositivos ya existentes como Google Home para funciones como detectar si el usuario se ha desmayado y pedir ayuda a terceros

  • por Rachel Metz | traducido por Teresa Woods
  • 13 Marzo, 2017

Los asistentes personales virtuales como Echo de Amazon y Google Home tienen altavoces y micrófonos, algo lógico dado que los usuarios pueden comunicarse con ellos mediante comandos de voz. Pero Guenael Strutt cree que ese hardware integrado es un recurso desaprovechado que podría hacer algo mucho más importante: asegurarse de que el usuario está bien.

Strutt dirige el desarrollo de productos de Elliptic Labs, que utiliza una tecnología de ultrasonidos para detectar la presencia, en lugar de los típicos sensores infrarrojos de los smartphones. El altavoz de un dispositivo emite una onda de audio de alta frecuencia que rebota contra el cuerpo del usuario y es detectada por el micrófono. Después se limpia y analiza por el software de Elliptic Labs.

Más allá de los móviles, cada vez hay más aparatos con altavoces, micrófonos y potencia computacional propia. Amazon, por ejemplo, afirmó haber vendido "millones" de dispositivos Echo las pasadas navidades. Elliptic Labs cree que el aumento de este tipo de aparatos ofrece una oportunidad para que la empresa amplíe su alcance. Por eso acaba de anunciar que desplegará una versión de su tecnología diseñada para operar con este tipo de dispositivos.

"En esencia, los ultrasonidos pueden añadirse a cualquier dispositivo que necesite saber que estás allí", explica Strutt.

El responsable explica que el software de Elliptic Labs podría añadirse a un asistente virtual, por ejemplo, en el hogar de una persona de tercera edad para avisar a un tercero si no detecta ningún movimiento durante un período prolongado de tiempo. Su capacidad de detectar movimiento también podría usarse para, por ejemplo, que el asistente recuerde al usuario que saque la comida del horno la próxima vez que entre en la cocina.

En la feria comercial Mobile World Congress celebrada en febrero en Barcelona (España), Elliptic Labs hizo varias demostraciones de cómo funciona al ejecutar su software en un ordenador Raspberry Pi con un micrófono y un transductor.

Su idea no es desarrollar un asistente doméstico propio sino integrar su tecnología en otro ya existente similar a Echo de Amazon y a Google Home. De hecho, Strutt afirma que ya está colaborando con una empresa, pero se niega a decir cuál.

El alumno de postgrado de la Universidad Carnegie Mellon (EEUU) Gierad Laput, que estudia tecnologías de detección que no requieren un hardware especial, incluidos los ultrasonidos, considera que la idea de Elliptic Labs es una forma ingeniosa de utilizar algo que ya está disponible. Para que resulte realmente útil, no obstante, cree que el usuario necesitará ver algún tipo de respuesta, como una luz que se enciende para indicar que el dispositivo sabe que el usuario está ahí. 

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Un poco de ayuda externa logra que el 'smartwatch' de Apple empiece a ser útil

    Su monitor cardíaco está muy lejos de ofrecer algún beneficio médico pero, si se combina con un software de inteligencia artificial, podría llegar a ser capaz de detectar dolencias del corazón. De momento, es lo máximo que ha conseguido este cacharro

  2. "No disponemos de herramientas para abordar la desinformación"

    La tecnosocióloga Zeynep Tufecki aborda en su nuevo libro las dos caras del empoderamiento de los movimientos de protestas gracias al uso de internet. La experta considera que los gobiernos están aprendiendo cada vez mejor a usar la red para mantener el 'statu quo' 

  3. Una pintura en espray convierte cualquier superficie en un panel táctil

    Un equipo de investigación desarrolla una pintura conductora que convierte elementos como una pared y un muñeco de plastilina en dispositivos capaces de responder al tacto