.

Móvil

La bienintencionada 'start-up' que posee la mayor flota de satélites privados del mundo

Planet Labs, que ha logrado un récord mundial, está preparada para sacar una foto diaria de la superficie completa de la Tierra con la que aspira a combatir la deforestación y la minería ilegal

  • por Nick Romeo | traducido por Teresa Woods
  • 09 Marzo, 2017

Foto: Planet Labs ahora tiene 149 de estos pequeños satélites en el espacio. Crédito: Cortesía de Planet Labs.

Cuando 88 de sus diminutos satélites fueron puestos en órbita por la Agencia India de Investigación Espacial en febrero, la start-up Planet Labs contribuyó a un nuevo récord mundial: el mayor despliegue simultáneo de satélites que jamás se haya producido.

Esta nueva flota también proporciona un récord propio a esta start-up especializada en imágenes terrestres. Con un total de 149 dispositivos en órbita, ahora opera la flota privada de satélites más grande de la historia.

El director de lanzamientos y asuntos regulatorios de Planet Labs, Mike Safyan, predice que dentro de tres meses esta capacidad permitirá que la empresa cumpla su misión de sacar fotos de toda la superficie de la Tierra a diario, algo que ninguna otra empresa ha hecho hasta ahora. Planet Labs ya está sacando imágenes de aproximadamente 50 millones de kilómetros cuadrados del planeta cada día, lo que representa el doble de toda la superficie de Norteamérica.

Cada satélite mide más o menos lo mismo que una mochila y pesa alrededor de cuatro kilogramos. Gracias a estas pequeñas dimensiones, Planet Labs y un puñado de rivales han contribuido a cambiar la economía del lanzamiento y mantenimiento de grandes flotas de satélites.

"A diferencia de entidades como la NASA, Planet Labs es muy ágil", afirma el profesor adjunto de aeronáutica y astronáutica de la Universidad de Stanford (EEUU) y fundador del Laboratorio Encuentro Espacial de la universidad, Simone D'Amico. "Siguen relanzando y mejorando a menudo, y aunque la resolución no es espectacular, su cobertura es increíble", añade.

Los clientes actuales de la empresa incluyen un amplio abanico de entidades corporativas, gubernamentales y organizaciones sin ánimo de lucro de más de 100 países. Representan negocios de todo tipo, desde agrícolas hasta empresas de mapas de consumo e incluso agencias humanitarias frente a desastres. Gracias a un software que automatiza la clasificación del masivo flujo de imágenes procedentes de los satélites, Planet Labs puede elaborar rápidamente conjuntos de datos indexados para muchas industrias.

Las imágenes de la empresa sirven para todo. Algunos de los clientes de Planet Labs las emplean para monitorizar el tráfico portuario como un indicador de la salud económica de un país, para estimar las reservas de petróleo mediante los ángulos de las sombras proyectadas por tanques petrolíferos y para monitorizar operaciones de minería ilegales y las tasas de deforestación en lugares como Perú y Vietnam. Después del terremoto que afectó a Nepal en abril de 2015, las imágenes procedentes de los satélites de Planet Labs ayudaron a los trabajadores de rescate a identificar aldeas que no estaban incluidas en otros mapas de las regiones afectadas.

Foto: Los satélites del tamaño de una mochila de Planet Labs pronto podrán sacar imágenes de todo el planeta a diario. Crédito: Cortesía de Planet Labs.

La resolución actual de las imágenes es de aproximadamente tres metros por píxel, lo suficiente para distinguir entre coches y árboles, pero no entre personas. D'Amico señala que el hecho de que la start-up haya adquirido la compañía de imágenes de satélite de Google, Terra Bella (anteriormente conocida como Skybox Imaging), le permitirá aumentar esta resolución hasta aproximadamente un metro por píxel. Los satélites de Terra Bella podrían permitir que clientes e investigadores fijen una zona de interés a resolución más baja antes de hacer zum para examinarla con mayor detalle. Este nivel de resolución se combina con escaneados diarios de toda la superficie de la Tierra, lo que generará un conjunto de datos masivo de proporciones sin precedentes. 

Mucha gente compara los satélites con varios pájaros depredadores, que planean a la espera de atacar, pero el cofundador Will Marshall y su equipo llaman a los suyos "palomas blancas". Con este término intenta reflejar los objetivos altruistas y pacíficos que esperan proporcionar con sus datos. Safyan afirma que están muy comprometidos con proteger los bosques, impedir la minería ilegal, proteger la seguridad alimentaria y otras causas medioambientales.

Pero esta mayor resolución probablemente generará preocupaciones de privacidad y seguridad, al igual que hizo Google Street View durante sus primeros días. Hacer públicos datos detallados de la ubicación de torres móviles, plantas nucleares o antigüedades valiosas, por ejemplo, podría presentar obvios riesgos de seguridad. El director de privacidad del Centro para Internet y Sociedad de la Facultad de Derecho de la Universidad de Stanford (EEUU), Albert Gidari, predice que Planet Labs necesitará mecanismos claros para gestionar las quejas y solicitudes de difuminar o eliminar imágenes.

Planet Labs sí tiene una junta ética interna, y mientras que Safyan describió el proceso de solicitudes para que los investigadores adquieran acceso a los datos de la empresa como "flojo", señala que "intenta asegurarse de que los datos no sean revendidos a terceros con intenciones perversas".

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Un poco de ayuda externa logra que el 'smartwatch' de Apple empiece a ser útil

    Su monitor cardíaco está muy lejos de ofrecer algún beneficio médico pero, si se combina con un software de inteligencia artificial, podría llegar a ser capaz de detectar dolencias del corazón. De momento, es lo máximo que ha conseguido este cacharro

  2. "No disponemos de herramientas para abordar la desinformación"

    La tecnosocióloga Zeynep Tufecki aborda en su nuevo libro las dos caras del empoderamiento de los movimientos de protestas gracias al uso de internet. La experta considera que los gobiernos están aprendiendo cada vez mejor a usar la red para mantener el 'statu quo' 

  3. Una pintura en espray convierte cualquier superficie en un panel táctil

    Un equipo de investigación desarrolla una pintura conductora que convierte elementos como una pared y un muñeco de plastilina en dispositivos capaces de responder al tacto