.

Otros

La campaña continúa

1

Marcando un precedente, Obama despliega la lista de e-mails de su campaña masiva hacia un objetivo legislativo.

  • por David Talbot | traducido por Claudia Taurel
  • 16 Febrero, 2009

El candidato Barack Obama construyó algo único en cuanto a su escala y poder: una lista e-mail de personas que lo apoyan de 13 millones de nombres de largo, junto a los datos de sus creencias y su historia de ayuda voluntaria en la campaña.

A la par que la campaña progresaba, su personal se mostró adepto en dar instrucciones específicas y con objetivos geográficos a las masas: "llamen a diez personas en Ohio en el día de hoy,"; "Donen U$D 5 para la medianoche y un donante anónimo lo igualará,"; "Salgan a votar." Estas fueron tareas que cualquier persona podría entender. Y el objetivo era claro: elijan al hombre.

Ahora tenemos un presidente que está tratando de lograr una victoria legislativa a través de e-mails a escala masiva. El Presidente Obama - mejor dicho la organización de su campaña - utilizando ahora el moniker "Organizando para América", está desplegando esa lista para conseguir apoyo para el paquete de estímulo.

Pero casi se puede escuchar el debate detrás del escenario: ¿Cómo, exactamente, se supone que Lucy en Des Moines va a tomar acción sobre un paquete de estímulo de unos U$D 800 mil millones? ¿Qué quisieras que haga - unirse a una campaña de e-mails dirigido a un Representante de Congreso particular para obtener su aprobación? ¿Y cómo podemos esperar que Frank en Utica pueda comprender un proyecto de ley masivo cuyos contenidos son todavía un enigma para las personas que, supuestamente, lo tienen que votar?¿Le vendemos el hecho de que el paquete de estímulo le permitiría deducir el impuesto sobre la venta sobre su próximo Ford F - 150?

No, el resultado ha sido una campaña aún más nebulosa. "Organizing for America" proveyó un lugar para que las personas pudiesen subir sus historias de angustia acerca de la recesión, y los alentó a diseminar sus historias a las demás personas. La misiva de David Plouffe, gerente de campaña de Obama, esta mañana explicababa: "La gente corriente está contando la verdadera historia de las luchas y presiones familiares que están enfrentando en este momento. Ellos nos muestran la importancia de este plan de recuperación y la necesidad de ponerlo en acción inmediatamente".

El sitio promete: "A la par que el plan de recuperación va tomando forma, estaremos chequeando con algunas de las personas que compartieron sus historias aquí. Ellos nos contaran de su progreso, y sobre el progreso de la recuperación de América de esta crisis".

Casi se podría afirmar que nada de esto tiene ningún peso de importancia sobre el proceso actual de legislación. No existen acciones simples y concretas a tomarse, y ningún método como para medir su eficacia. ¿Entonces, para qué molestarnos? Para dar una razón, mantiene a los que apoyan la administración comprometidos, aún si es solamente a través de dándoles un lugar para ventilar sus sentimientos e ideas. Y más importantemente, el acto de compartir historias significará tener más direcciones de e-mail dentro de la organización de Obama.

Así que, quizás la próxima vez, cuando Obama esté tratando de lograr que se apruebe otro proyecto de ley, veremos algo más enfocado: "Frank, ¿te acuerdas cuando Lucy te envió la historia de sus problemas debidos a la recesión? Bueno, aquí hay una lista de diez personas para que los llames enseguida. Necesitamos ayuda para lograr que el Miembro de Congreso Jones esté de acuerdo con nuestro proyecto de ley"...

Otros

  1. Argentina rastrea a niños 'sospechosos' con reconocimiento facial

    El sistema para identificar a presuntos delincuentes en tiempo real, que se implantó sin ningún tipo de consulta pública, funciona con una base de datos que puede encontrarse fácilmente en internet y que incluye información privada de hasta 166 menores, algunos de ellos de entre uno y tres años de edad

  2. El peligro de que solo Microsoft pueda acceder a GPT-3

    Aunque OpenAI se fundó sin ánimo de lucro y bajo la premisa de desarrollar IA enfocada al bien de la humanidad, ha concedido acceso exclusivo a su herramienta de generación de lenguaje. La medida no hace más que concentrar el poder de la inteligencia artificial en manos de los gigantes tecnológicos

  3. ¿Qué se esconde tras el hackeo masivo a cuentas famosas de Twitter?

    A simple vista, el ataque parecía una simple estafa de Bitcoin. Pero la brecha de seguridad, provocada mediante engaños a los empleados de la red social, permitió a los ciberdelincuentes acceder a mensajes privados de personajes de gran relevancia como Joe Biden, Barack Obama, Elon Musk y Bill Gates