.

Cambio Climático

Deja vu para los planes de los coches franceses que se enchufan

1

Francia instaló estaciones de carga eléctrica para vehículos en toda la nación en la década de los noventa.

  • por Peter Fairley | traducido por Claudia Taurel
  • 23 Febrero, 2009

Esta semana el gobierno francés lanzó un grupo de trabajo para que se encargara de coordinar la instalación de una red de carga nacional estandarizada para los vehículos híbridos que se enchufan ("plug-in") y los EVs a batería. Muchas personas podrían experimentar una sensación de ´déjà vu´ debido que sería la segunda vez que una red de este tipo se instala en el país.

El Presidente Nicolás Sarkozy ha determinado que su objetivo es ver más de cien mil vehículos eléctricos en los caminos para 2012 y ha ofrecido a los fabricantes de coches ayuda económica con la condición de que se invierta en el desarrollo de los EVs. Sin embargo, como declarara Luc Chatel, ministro del estado francés para la industria, en Usine Nouvelle, la revista francesa de negocios, [en francés], "Su batería sirve para nada si no existe la infraestructura para acompañarlo". Por ende, se creó el grupo de trabajo de la semana pasada, que representa a los fabricantes de coches, los distribuidores de energía - incluido la empresa de servicios estatal EDF --, municipalidades y otras empresas. Ellos darán a conocer su plan en junio.

Esto podría ser un impulso para EDF, que se asoció con otra empresa para desarrollar estaciones de carga sofisticadas, que ya se están usando en Londres, como parte de un programa de demostración para probar varios prototipos de la versión ´plug-in´ de Prius, de Toyota. Las estaciones de carga Elektrobay instaladas por la empresa británica Elektromotive utiliza la tecnología EDF para establecer un intercambio seguro de datos a través de la conexión eléctrica entre la EV y la estación de carga, a través de la cual el coche comunica sus necesidades de carga y la estación anota los detalles de facturación.

Pero también, EDF sabe mejor que ninguna otra empresa de servicios, que existe un riesgo al enfoque de la infraestructura de los "constrúyalo y ellos vendrán", ya que instalaron cientos de cargadores en toda Francia durante la última locura de los EV de la década de los noventa. EDF tiene más de doscientos puntos de cargar disponibles en 51 lugares solamente en Paris, de acuerdo a esta propuesta de 2001 para instalar una red similar en Bruselas.

Mientras que todo rastro de esta red ha sido borrado de los sitios web de la EDF, al menos algunos de los puntos para cargar todavía se encuentran activos, como demuestra la señal del distrito de Montparnasse en Paris. El negocio ha sido lento y podría continuar así si los costes de las baterías se mantienen altos y los de gasolina, bajos.

¿Pero quién puede decir lo que la próxima década nos deparará?

Cambio Climático

  1. La cruzada para erradicar las emisiones de la industria alimentaria global

    Tras crear uno de los restaurantes más sostenibles del mundo, Anthony Myint y Karen Leibowitz empezaron a pensar a lo grande. Así nació Zero Foodprint, una iniciativa para implementar su enfoque basado en la agricultura regenerativa y la captura de carbono en todos los rincones del sector, desde las granjas hasta la mesa de los clientes

  2. Refugiados del cambio climático: historia de la mayor migración de Asia

    Los habitantes del bosque de manglares Sundarbans, entre la India y Bangladesh, han sufrido 15 grandes ciclones en los últimos años, que han acabado con la vida de casi 4.000 personas. Ante la indiferencia de sus gobiernos, los que asumen que deben marcharse encuentran la misma miseria que los que se quedan

  3. Por qué el desplome de las emisiones de EE. UU. es una mala noticia

    Su producción de gases de efecto invernadero en 2020 va camino de ser un 9 % más baja que en 2019. El fenómeno sería positivo de no ser porque se debe principalmente a la pandemia de coronavirus y a la recesión económica, en lugar de a acciones dirigidas a mitigar la emergencia climática a largo plazo