.

Tecnología y Sociedad

Un chef de vanguardia se va para Harvard

1

Los fluidos no newtonianos pronto podrían aparecer en su plato de cena.

  • por Emily Singer | traducido por Rubèn Oscar Diéguez (Opinno)
  • 20 Marzo, 2009

Hoy la revista New Scientist publicó una serie de preguntas y respuestas con Ferran Adrià, chef y co-propietario del restaurante elBulli de renombre en España. El chef visitó Harvard recientemente donde se reunió con su nuevo colaborador, el químico físico Laurent Courbin, un experto en fluidos no-newtonianos.

Courbin espera que la colaboración sea mutuamente beneficiosa. Espera ayudar a que el equipo de Adrià logre texturas nuevas al ajustar los alimentos a nivel molecular. Sin embargo, también está dispuesta a explorar las propiedades físicas de los alimentos de la cocina de elBulli. "Es realmente una interacción para tratar de mejorar nuestra comprensión de un problema", argumenta Courbin. "Al final obtendríamos la comprensión de algo, y él obtendrá una mejora en un producto".

Y si la colaboración con Harvard produce un artículo o dos, no te sorprendas al ver a Adrià entre los autores, expresa. "Publicamos con algunos industriales, ¿por qué no con un chef famoso?"

Para más información sobre la intersección entre la ciencia y la comida, coteja la obra de Corby Kummer "El Alquimista".

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Salud, personas y planeta: los grandes beneficiados de Biden en su primer día

    Nada más jurar su cargo como nuevo presidente de EE. UU., ha adoptado varias medidas de urgencia para frenar las políticas más descabelladas de Trump: ha paralizado la construcción del muro, ha ampliado la moratoria antidesahucios y va a reincorporar al país en la OMS, entre otras cosas

  2. Guía ética para identificar a los asaltantes del Capitolio desde casa

    El ataque fue la gota que colmó el vaso para muchos ciudadanos, que se han convertido en detectives aficionados 'online' para descubrir la identidad de los perpetradores. Pero, por muy buenas que sean sus intenciones, su labor puede incurrir en distintos delitos, y pueden sufrir amenazas y problemas psicológicos

  3. El ciclo sin fin de la IA racista empieza en los datos y acaba en las personas

    Se dice que los datos nunca mienten pero la realidad es que los diseñadores de inteligencia artificial usan conjuntos sesgados que corrompen los sistemas que luego se aplican en el mundo real. Los tecnólogos deben asumir su responsabilidad sobre la inclusión de ideologías tóxicas en los algoritmos