.

Biotecnología

¿El Tetris estimula la potencia cerebral?

1

Jugar a este juego de ordenador parece hacer que algunas partes del cerebro sean más eficientes.

  • por Emily Singer | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 01 Septiembre, 2009

Jugar
al Tetris parece estimular el crecimiento en algunas partes del cerebro
adolescente, así como mejorar la eficiencia de otras, según un estudio
publicado hoy en la revista BMC Research Notes. Según los investigadores, el
estudio es el primero en evaluar tanto la estructura cerebral como la
eficiencia utilizando dos tipos de obtención de imágenes cerebrales antes y
después de una tarea cognitiva.

El
estudio comparó a unas adolescentes que jugaron al Tetris a lo largo de un
periodo de tres meses con otras que no lo hicieron. Según la imagen de
resonancia magnética (IRM), el grupo que practicó con el juego incrementó el
grosor del cortex en ciertas áreas. Sus cerebros también parecieron funcionar
mejor en algunas áreas, lo que significa que utilizaron menos capacidad
cerebral para completar las mismas tareas.

No
resulta probable que esta técnica sea exclusiva del Tetris--puede que sea un
patrón asociado con una serie de habilidades puestas en práctica. "Uno de los
descubrimientos más sorprendentes dentro de la investigación cerebral en los últimos
cinco años ha sido que la práctica de malabares hace que se incremente la
materia gris en las áreas motoras del cerebro," afirma Rex Jung, coinvestigador
del estudio del Tetris y neuropsicólogo clínico, en un comunicado de prensa del
Mind Research Network. "Llevamos a cabo nuestro estudio con el Tetris para ver
si la práctica mental incrementaba el grosor cortical, un signo de que existe
una mayor cantidad de materia gris. En caso afirmativo, podía resultar una
explicación de por qué los estudios previos habían demostrado que la práctica
mental incrementa la eficiencia cerebral. Si hay más materia gris en un área
significa que esa zona no necesita trabajar con tanta intensidad al jugar al
Tetris."

Según
el comunicado de prensa:

Las
áreas del cerebro que mostraron un cortex relativamente más grueso fueron el
Área Brodmann (BA) 6 en el lóbulo fontral izquierdo y BA 22 y BA 38 en el
lóbulo temporal izquierdo. Los científicos creen que el BA 6 juega un papel
importante en la planificación de los movimientos coordinados complejos. El BA
22 y el BA 38 se cree que son parte activa del cerebro a la hora de llevar a
cabo integraciones multisensoriales--es decir, la coordinación del cerebro de la
información visual, táctil, auditiva y fisiológica interna.

La imagen de resonancia magnética funcional
(IRMf) mostró un mayor grado de eficiencia después de la práctica del juego
mayormente en los lóbulos frontal derecho y parietal, incluyendo el BA 32, 6,
8, 9, 46 y BA 40. Estas áreas están asociadas con el pensamiento crítico, la
razón, el lenguaje y los procesos.

Este
estudio estuvo financiado por Blue Planet Software, agente exclusivo de Tetris
Co.

Las
áreas del cerebro que aumentaron en grosor después de practicar con el juego se
muestran en rojo; las áreas azules muestran funciones del cerebro que ganaron
en eficiencia después de jugar. El hemisferio derecho se muestra a la derecha;
la imagen de la izquierda es el hemisferio izquierdo.

Crédito: Haier et al.

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Lo que pasa cuando el coronavirus campa a sus anchas por una ciudad

    La localidad brasileña de Manaos sufrió un pico tan alto de casos y muertes que el virus ya no tiene huéspedes a los que infectar. Dado que su tasa de prevalencia puede ser la más alta del mundo con hasta el 66 % de la población contagiada, la inmunidad de grupo parece haber jugado un papel clave

  2. Este coronavirus debilitado creado en laboratorio podría servir de vacuna

    Las 240 mutaciones que contiene hacen que se se multiplique mucho más despacio, lo que daría más tiempo de respuesta al sistema inmunitario. Funcionaría como una vacuna viva atenuada similar a la de la polio que podría fabricarse fácilmente, de forma masiva y económica. Pero plantea riesgos si el virus revierte a su forma original

  3. "El 98 % de las personas con COVID-19 se cura por sí sola"

    Tras décadas luchando contra el VIH, el virólogo Larry Corey se ha convertido en el máximo responsable de la investigación farmacológica contra el coronavirus de EE. UU. Se muestra optimista sobre el descubrimiento de una vacuna y la capacidad del mundo de producir dosis suficientes