.

Tecnología y Sociedad

Las nuevas caras de Android

1

Varios aparatos nuevos pondrán a prueba el interés existente por la plataforma móvil de Google.

  • por Erica Naone | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 16 Septiembre, 2009

Una nueva ola de dispositivos que hacen uso de la plataforma Android de Google están a punto de poner a prueba la flexibilidad y la aceptación popular del software.

Sólo la semana pasada, tanto LG como Motorola e INQ Mobile anunciaron la salida de teléfonos Android, que se unirán a la oferta de Samsung y HTC. Se han publicado pocos detalles acerca de los teléfonos de INQ y LG, aunque el dispositivo de Motorola, conocido como CLIQ, incluye una interfaz diseñada especialmente para el acceso a los contenidos de los medios sociales.

La interfaz de CLIQ organiza la información del teléfono en “corrientes,” entrelazando los datos del directorio del teléfono con la información publicada en los sitios sociales como Facebook, Twitter y MySpace. Los usuarios pueden responder a los mensajes a través de varios canales sociales sin tener que entrar en sus cuentas o cambiar de aplicación.

Los expertos afirman que los nuevos dispositivos podrían aportar más pistas acerca del modo en que los fabricantes tienen pensado utilizar el software de Android. Ian Fogg, analista principal de Forrester Research y especializado en tecnología móvil, afirma que las compañías están siguiendo dos métodos distintos a la hora de usar Android. O bien lo utilizan para fabricar un dispositivo ampliamente estandarizado que incluya la integración con los servicios de Google como principal punto de venta, o utilizan la plataforma para crear dispositivos, tales como el CLIQ, con un software único y diseñado para que sobresalga en el mercado.

Cualquiera que sea el método que siga la compañía, Fogg afirma que Android ofrece algunas ventajas principales. Los fabricantes de teléfonos “tienen ventaja, pueden iniciar sus operaciones más rápidamente, gracias a que utilizan Android como base y aún así capaces de diferenciarse con el software. Además, obtienen las ventajas de la compatibilidad con todas las aplicaciones que existen en el mercado de Android.”

No obstante, y aunque el uso de Android como cimiento es más rápido que construir un sistema operativo móvil desde cero, Kevin Burden, director del grupo de dispositivos móviles de ABI Research, señala que los fabricantes de aparatos tienen que poner mucho esfuerzo a la hora de desarrollar el esquema de Android lo suficiente como para lanzar un teléfono. Esto explicaría por qué, en parte, al resto de fabricantes les ha llevado tanto tiempo unirse al G1, el lanzamiento inicial de HTC, y que fue puesto en el mercado el año pasado.

La otra cara de la moneda, según Burden, es que los fabricantes de dispositivos pueden hacer muchas cosas para personalizar las características del software y definir la imagen del teléfono por sí mismos. Anteriormente, con Windows Mobile y Symbian, había menos flexibilidad. Android ofrece la oportunidad de elaborar software muy individualizado, señala Burden, y eso es lo que ha hecho Motorola con el CLIQ.

Andy Catonguay, director de servicios móviles de Yankee Group, considera el nuevo teléfono de Motorola como parte de una tendencia hacia el rediseño del modo en que los usuarios pueden interactuar con los aparatos. “En la mayoría de los teléfonos, si quiero hablar contigo, tengo que pensar qué aplicación utilizar para acceder a tu información y completar el contacto,” afirma. Las llamadas, los mensajes instantáneos y los correos electrónicos utilizan aplicaciones distintas. Con el CLIQ, además de con otros teléfonos de gama alta, el diseño se centra en la agrupación de las acciones alrededor del usuario, dejando que el mecanismo de contacto se genere a partir de ese punto.

Catonguay añade que la plataforma de Android es una buena elección para este método puesto que, a diferencia de otros competidores, no está construida en base a una serie de menús. La interfaz de usuario de Android, mucho más visual, se ajusta bien al enfoque organizativo de CLIQ, y la flexibilidad de la plataforma facilita que los usuarios puedan hacer ajustes.

Chetan Sharma, analista y director de su propia consultoría en Issaquah, Washington, afirma que la verdadera prueba de fuego de Android se dará cuando los usuarios empiecen a utilizar una variedad distinta de dispositivos para descargar aplicaciones desde el Android Market. La industria móvil ha intentado previamente, con la plataforma Java, permitir que los desarrolladores creen aplicaciones que se ejecuten en una gran cantidad de dispositivos distintos sin tener que llevar a cabo modificaciones. No obstante, Sharma señala que el objetivo nunca se llegó a cumplir del todo, y que la plataforma se fue fragmentando con el tiempo.

Lo más prometedor de Android es que los fabricantes pueden construir nuevos tipos de teléfonos y lanzarlos al mercado junto a un próspero ecosistema de aplicaciones que ya está en funcionamiento, gracias al Android Market. Sharma señala que esto se confirmará cuando la gente empiece a utilizar aplicaciones diseñadas para modelos anteriores como el G1 de HTC y empiecen a instalarlas en los teléfonos de otros fabricantes.

Sharma añade que a Android le falta desarrollar un sistema efectivo de cobro para las aplicaciones que se comprar a través del mercado. Hasta ahora el sistema no se acerca ni siquiera mínimamente a lo que Apple ha construido con la tienda de iTunes. Sharma señala que la mejora del Android Market es algo de importancia crítica, para que así los clientes tengan acceso total a las aplicaciones que son uno de los puntos de venta mayores para cualquier plataforma móvil.

Sin embargo, no todo el mundo cree que los dispositivos de Android tengan que ser completamente compatibles unos con otros para tener éxito. Burden desde ABI Research cree que a los fabricantes les gusta la libertad de acción que tienen con la plataforma Android para hacer que el teléfono sea verdaderamente propio. Burden cree que Google querrá ganar dinero con la plataforma tarde o temprano, quizá a través de tecnología publicitaria una vez que los dispositivos basados en Android hayan sido adoptados por el gran público.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. La inútil medida de Facebook de prohibir la publicidad política

    La red social dejará de admitir anuncios políticos la semana previa a las próximas elecciones de EE. UU. en un intento de no influir en los votantes. Pero esta estrategia no aborda la gran amenaza que las redes sociales suponen para la democracia: no es más que un lavado de cara

  2. Ruidos de oficina para ayudar a los nostálgicos a teletrabajar en soledad

    Aunque el sonido de los teclados, el ascensor y las conversaciones de los compañeros reducen la concentración, la pandemia de coronavirus los ha puesto de moda. Las listas de reproducción con distintos ambientes laborales son cada vez más populares entre quienes ansían sentir normalidad

  3. La geopolítica del coronavirus: el auge de China y el declive de EE. UU.

    La pandemia ha acelerado dos tendencias globales que afectarán al mundo en las próximas décadas: la rivalidad entre ambas potencias y la intensificación de la concentración de poder. En este escenario resulta vital analizar el papel de la tecnología como habilitador de las libertades y de la represión