.

Negocios

Aunque SpaceX lidera la carrera de los cohetes reciclados, su victoria no está asegurada

Su enfoque de recuperar el primer módulo al completo no es el único y de momento sólo lo ha conseguido una vez. Otras empresas están trabajando en estrategias más sencillas que podrían triunfar sobre el proyecto de Elon Musk

  • por Jamie Condliffe | traducido por
  • 12 Abril, 2017

Reciclar los cohetes es una nueva idea con un gran potencial, y está claro que SpaceX se ha convertido en el líder del sector. Pero dado que hasta la fecha sólo ha conseguido realizar una demostración con éxito, aún hay bastante margen para que otras técnicas mejores destronen a la empresa.

Hace poco más de una semana que SpaceX consiguió lanzar su primer cohete reutilizado, que colocó un satélite en órbita y después hizo aterrizar la primera etapa al completo, como medida de seguridad. Su objetivo a largo plazo es volver a preparar los cohetes para realizar otra misión en 24 horas, de forma que sean lanzados, aterrizados y relanzados de nuevo en un solo día.

Aunque la hazaña de SpaceX es impresionante, lo que no está tan claro es la rentabilidad del enfoque. Por ello, no sorprende que haya sido uno de los temas principales del Trigésimotercer Simposio Espacial celebrado en Colorado Springs (EEUU), en el que la élite de la industria aeroespacial se reunió la semana pasada para compartir sus progresos.   

El CEO de United Launch Alliance, una asociación entre Lockheed Martin y Boeing que proporciona capacidades de lanzamiento para el Departamento de Defensa de Estados Unidos y la NASA, y que aún no ha probado la reutilización de cohetes, Tory Bruno, no está seguro de que el enfoque de SpaceX sea el correctoSegún The Financial Times (de pago), durante el evento detalló que la estrategia de la compañía "no tiene por qué ofrecer un cambio en el terreno de juego sobre los costes". Después, hablando con Florida Today, dijo que "el jurado aún no ha dictado sentencia sobre cuál es la mejor manera" de reciclar cohetes. Algo con lo que SpaceX no estaría de acuerdo. Según su presidente, Gwynne Shotwell, el coste de reacondicionar y reutilizar un cohete mediante su enfoque cuesta "bastante menos de la mitad" que emplear uno nuevo. Y las cosas deberían mejorar aún más: añadió que, en este primer ejemplo, la empresa tuvo que hacer "mucho más de lo que tendrá que hacer con los futuros [cohetes]".

Elon Musk se apresuró a señalar que esos ahorros no repercutirán en los clientes de los servicios de SpaceX. Dado que la inversión de la compañía en cohetes reutilizables ha sido de unos escalofriantes 940 millones de euros, Musk añadió que los ahorros se ajustarían para que la empresa pueda "recuperar los costes masivos de su desarrollo".

El responsable también aseguró que las empresas que no ofrezcan cohetes reutilizables se irán al garete. Probablemente tenga razón, pero eso no significa que su enfoque sea el mejor.

Por su parte, United Launch Alliance también intenta reutilizar algunos de sus componentes. Pero, a diferencia de SpaceX, su estrategia consiste en recuperar los motores de aceleración ubicados en cada lado de su cohete Vulcan en lugar de la primera etapa al completo. Afirma que este enfoque resultará más rentable. Mientras tanto, Blue Origin, la empresa aeroespacial del CEO de Amazon, Jeff Bezos, también está probando suerte con el reciclaje de cohetes, aunque su enfoque es similar al de SpaceX.

Este tipo de innovación competitiva, aparentemente desarrollada en meses, representa una desviación de la industria aeroespacial, que ha tendido a avanzar más lentamente en el pasado. Y aunque SpaceX ha conseguido la ventaja inicial, eso no garantiza su victoria. "No está claro cómo va a terminar, y por eso la gente está probando cosas distintas", dijo Bruno, de nuevo hablando con Florida Today, y añadió: "Vamos a averiguar quién tiene razón, y de alguna manera allí radica la belleza de la competencia".

Pero una cosa que sí está clara es que la carrera espacial comercial ya ha comenzado y trae consigo los codazos y la chulería típicos de Silicon Valley (EEUU).

(Para saber más: Florida TodaySpace NewsFinancial Times, SpaceX Has Reused Its First Rocket, El día que la Luna cambió a los astronautas por los CEO de Silicon Valley)

Negocios

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Un autobús inteligente, autónomo y que habla la lengua de signos para llevar a todos los discapacitados

    Los autobuses Olli podrían utilizar sensores hápticos para que los invidentes perciban cuándo hay un asiento libre y emitir sonidos para que la gente mayor no se olvide sus pertenencias. Todo una avance para una comunidad demasiado acostumbrada a las barreras

  2. Una 'app' con instinto maternal para salvar a los adictos de las recaídas

    La gente depende cada vez más de su 'smartphone', lo que permite a Triggr prever con un 92% de pecisión el riesgo de que un usuario vuelva a consumir. Cuando esto sudece, envía una alerta al equipo de rehabilitación para que le ayude

  3. Un ejército de psicólogos presiona a los conductores de Uber para seguir trabajando

    Mensajes a última hora, premios sin valor y mujeres ficticias son algunas de las herramientas de la empresa para que sus pilotos, autónomos sin voz ni voto, permanezcan más tiempo en la carretera