.

Negocios

Y Combinator abre sus puertas digitales para las 'start-ups' que viven lejos

1

Casi 14.000 empresas emergentes pidieron participar en el nuevo curso 'online' de la aceleradora, cuyo objetivo es ofrecer sus conocimientos a los fundadores que no residan en Silicon Valley. El programa ya ha aceptado a sus primeros 3.000 participantes

  • por Rachel Metz | traducido por Teresa Woods
  • 10 Mayo, 2017

A los emprendedores Arthur Camara y Benny Giang les encantaría ingresar en Y Combinator, pero aunque lograran superar el competitivo proceso de selección de esta aceleradora de Silicon Valley (EEUU), aún tendrían un gran problema: viven en Vancouver (Canadá), que no está exactamente cerca.

Pero recientemente han podido saborear cómo es la vida en Y Combinator desde casa. Desde principios de abril, Y Combinator ha empezado a impartir un curso en línea gratuito de 10 semanas de duración llamado Startup School. Su objetivo es replicar parte de la experiencia en la aceleradora, para lo cual, combina ponencias en línea de los grandes visionarios tecnológicos con un programa digital de mentores y el apoyo de otros alumnos de Startup School. Al final del curso, se celebrará un día de demostraciones a través de internet en el que los participantes podrán compartir lo que han construido.

El curso no sustituirá a la aceleración presencial, pero Y Combinator, cuyos antiguos alumnos incluyen Airbnb, Reddit o Dropbox, lo ve como una manera de ofrecer consejos a empresas tecnológicas lejanas para ayudarles a despegar sin necesidad de perder sus raíces ni trasladarse a la zona de la bahía de San Francisco (EEUU). (Y Combinator requiere que las empresas que participan en su programa completo, de dos sesiones de tres meses de duración al año, se trasladen allí).

El director de la Startup School y colaborador en proyectos especiales de Y Combinator, Steven Pham, explica: "Por ahí hay muchas empresas que no tienen los mismos recursos que cualquiera de la zona de la bahía, así que queremos hacerlo más accesible para ellas".

Y más allá de el objetivo altruista, Startup School también podría ayudar a Y Combinator a detectar a emprendedores prometedores que de otro modo jamás conocerían.

El curso generó mucho más interés del que Y Combinator esperaba. En total, 13.500 start-ups solicitaron participar y 3.000 fueron admitidas, según Pham. Hay alrededor de 30 start-ups por asesor. Cualquiera puede ver los vídeos de las ponencias en YouTube o en la página web de la Startup School. Las ponencias se graban con público en la Universidad de Stanford (EEUU), ya que también pertenecen a una asignatura de desarrollo de start-ups que Y Combinator está impartiendo allí, y las cuatro que ya han sido publicadas han recibido más de 80.000 vistas hasta la fecha.

Pero, ¿de verdad es útil? Tras varias semanas, Camara y Giang, cuya start-upToby, ayuda a la gente a gestionar las pestañas de los navegadores, afirman que el curso ha sido de gran ayuda. Han entrado en contacto con muchos emprendedores del programa, y creen que las ponencias, que tienen títulos como Cómo y por qué fundar una start-up (impartida por el presidente de Y Combinator, Sam Altman, y el cofundador de Facebook, Dustin Moskovitz) y Cómo ejecutar (impartida por la cofundadora y CEO de 23andMe, Anne Wojcicki) son de gran interés.

También están emocionados porque su mentor, cuya start-up, Bufferbox, fue adquirida por Google en 2014, es canadiense.

Por supuesto, el hecho de no trabajar codo con codo con otras personas que quieren montar una start-up tiene bastantes desventajas. Puede resultar difícil darle prioridad al curso, ya que Giang y Camara están dedicando la mayor parte de su tiempo a preparar unas pruebas de Toby con empresas. Pero al mismo tiempo, deben enviar semanalmente informes sobre sus progresos y mantenerse en contacto con su mentor. Y Camara también echa en falta esa conexión personal que se establece cuando se conoce a alguien y se colabora cara a cara.

El emprendedor concluye: "Eso no lo tienes, pero la ventaja es que puedes contactar con mucha más gente".

Negocios

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. "La IA ya está afectando negativamente a nuestros ideales democráticos"

    La futurista Amy Webb alerta de los riesgos de la falta de planificación estratégica a largo plazo de la inteligencia artificial y asegura que ya está teniendo efectos "catastróficos" en la sociedad, como el auge del movimiento antivacunas. Pero es optimista y cree que entre todos podemos cambiar la situación

  2. ¿No sabe cómo aplicar la IA a su negocio? Descúbralo en EmTech Digital Latam

    La segunda edición de este evento de tecnologías transformadoras de 'MIT Technology Review en español' regresa a México para ayudar a las empresas a exprimir el potencial de la inteligencia artificial

  3. Lluvia de críticas para los países que están ignorando la IA

    Tras su pasividad ante la tecnología, la nueva iniciativa de inteligencia artificial de Trump sigue quedándose corta a ojos de los expertos, que ven cómo China, Francia y Canadá están haciendo grandes esfuerzos para respaldarla y beneficiarse de ella