.

Móvil

La corrección de programación que puede abrir internet a millones de personas en todo el mundo

Facilitar la validación de dominios internacionalizados con caracteres no latinos es vital para asegurar la integración en el ecosistema digital de millones de personas del mundo

  • por Mike Orcutt | traducido por Teresa Woods
  • 17 Mayo, 2017

Las empresas que tienen negocios por internet están perdiendo miles de millones de ingresos de ventas anuales gracias a un error que hace que sus sistemas sean incompatibles con los dominios que contienen caracteres no latinos. Solucionar eso también podría ayudar meter en línea otros 17 millones de personas que hablan ruso, chino, árabe, vietnamita y varios idiomas de la India.

Son las conclusiones de un nuevo estudio realizado por un grupo industrial patrocinado por la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, por sus siglas en inglés), la organización responsable de mantener la lista de nombres de dominios de internet válidos. El objetivo del llamado Comité Directivo de Aceptación Universal, que incluye representantes de varias empresas de internet, incluidas Microsoft y GoDaddy, es animar a los desalladores de software y los proveedores de servicios a actualizar la forma en que sus sistemas validan el conjunto de caracteres que se encuentra a la derecha del punto de los nombres de dominio y las direcciones de correo electrónico, también llamado dominio de nivel superior.

Este error no representó un problema obvio hasta 2011, cuando la ICANN decidió ampliar enormemente el abanico de lo que puede aparecer a la derecha del punto (ver ICANN’s Boondoggle). Entre 2012 y 2016, el número de dominios de nivel superior pasó de 12 a más de 1.200. Eso incluye 100 dominios "internacionalizados" que incluyen caracteres de alfabetos no latinos o caracteres latinos con signos diacríticos, como la diéresis (¨) y ligaduras tipográficas como el eszett alemán (ß). Según el nuevo estudio, unos 2,6 millones de nombres de dominio internacionalizados han sido registrados debajo de los dominios de nivel superior, sobre todo fórmulas en los idiomas ruso y chino.

Muchas aplicaciones web y clientes de correo electrónico únicamente reconocen los dominios de nivel superior como válidos si estos están compuestos por caracteres que puedan ser codificados con el Código Estándar Estadounidense para el Intercambio de Información (ASCII, por sus siglas en inglés). El problema es más acuciante con las direcciones de correo electrónico, las cuales representan en muchos casos las credenciales de usuario requeridas para acceder a cuentas bancarias en línea y páginas de redes sociales, además del envío de mensajes. En 2016, el grupo probó direcciones de correo electrónico con caracteres no latinos a la derecha del punto y encontraron unas tasas de aceptación de menos del 20%.

Corregir este error -lo que implica cambiar las reglas básicas de validación de dominios para que acepten Unicode, un estándar diferente para codificar el texto compatible con muchos más idiomas- es relativamente sencillo, según el director del comité, Ram Mohan. La nueva investigación sugiere que los beneficios económicos potenciales de hacerlo superan sus costes. Demasiados negocios, incluidas empresas de comercio electrónico, servicios de correo electrónico y bancos simplemente desconocen todavía que sus sistemas no aceptan estos nuevos dominios, señala Mohan.

No obstante, las cosas están mejorando. Google actualizó en 2014 Gmail para aceptar y mostrar nombres de dominio internacionalizados sin necesidad de depender de un molesto apaño que traducía los caracteres a ASCII. Microsoft se encuentra ahora en proceso de actualizar sus sistemas de correo electrónico, que incluyen los clientes de Outlook y su servicio basado en la nube, para que acepten nombres de dominio y direcciones de correo electrónico internacionalizadas.

No se trata únicamente de los ingresos, según el gestor de programa de la experiencia de clientes y socios de Microsoft y vicedirector del Comité Directivo de Aceptación Universal, Mark Svancarek. Permitir que se limite el acceso de millones de personas a internet porque "el conjunto de caracteres es un galimatías para ellos" es antitético a la misión de su empresa, afirma.

La aceptación de dominios no ASCII también tiene probabilidades de impulsar la adopción de internet ya que un gran porcentaje de los próximos 1.000 millones de personas que se espera se conecten a internet hablan y escriben únicamente en su idioma local, explica Mohan. Facilitar la accesibilidad a esas personas dependerá en muchas maneras de los supuestos que rigen las funciones básicas de internet. "El problema aquí es que en algunos sentidos esto representa una programación holgazana, y puesto que representa una programación holgazana, resulta fácil reemplazarla con una programación mejor".

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. "La realidad virtual genera una reacción primigenia y visceral"

    Para la responsable de Facebook Spaces, Rachel Franklin, uno de los aspectos más importantes de la tecnología es su capacidad de ayudarnos a socializar y a sentirnos presentes de formas nunca vistas. Por eso la 'app' no hace mucho más que eso

  2. El mayordomo robótico de Google ya reconoce hasta seis voces, pero aún responde a cualquiera

    La nueva prestación permite que el asistente Home ofrezca respuestas personalizadas en función del usuario que le habla. Pero si no reconoce la voz de su interlocutor, le hará caso igualmente. Es el primer aparato de su clase con esta opción, una ventaja frente a Alexa

  3. Un poco de ayuda externa logra que el 'smartwatch' de Apple empiece a ser útil

    Su monitor cardíaco está muy lejos de ofrecer algún beneficio médico pero, si se combina con un software de inteligencia artificial, podría llegar a ser capaz de detectar dolencias del corazón. De momento, es lo máximo que ha conseguido este cacharro