.

Cambio Climático

Energía solar portátil y sensibilizada con tinte

1

Las células de bajo coste hacen su debut en unas mochilas capaces de recargar aparatos electrónicos.

  • por Prachi Patel | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 21 Octubre, 2009

El primer producto en incorporar células solares de película fina sensibilizadas con tinte llegará pronto al mercado. La semana pasada se presentaron en la Feria de Electrónica de Hong Kong unas mochilas cubiertas con capas de este tipo célula solar flexible, de peso ligero y bajo precio, con el objetivo de poder recargar aparatos electrónicos portátiles mientras se va de un lado a otro.

Las células solares, fabricadas por G24 Innovations, con sede en Cardiff, Reino Unido, están basadas en una tecnología inventada por Michael Grätzel, profesor de química en la Escuela Politécnica Federal de Lausanne en Suiza.

En este tipo de células solares, unos nanocristales semiconductores cubiertos con una capa de tinte se colocan entre paneles de cristal o se incrustan en plástico a lo largo de un electrolito. El tinte absorbe la luz y crea electrones, que después son transferidos al semiconductor y más tarde a un circuito. Las células sensibles a la luz tienen una eficiencia de conversión luz-electricidad más baja que las mejores células solares de película fina, pero son considerablemente más baratas de fabricar y también se pueden imprimir en superficies flexibles.

Grätzel afirma que las células solares sensibilizadas con tinte tienen más ventajas prácticas en comparación con otras tecnologías solares de película fina. Las células de película fina de silicio amorfo se degradan bajo la luz solar con el paso del tiempo, y su eficiencia también disminuye si la luz del sol las alcanza formando un ángulo. Las células basadas en tinte funcionan bien dentro de un amplio rango de ángulos y duran mucho más. También son más eficientes bajo condiciones de luz interior, puesto que el tinte absorbe bien la luz solar difusa y la luz fluorescente.

G24 afirma que utiliza un proceso de bajo coste y de rollo-a-rollo para fabricar sus módulos solares flexibles, que producen 0,5 vatios de potencia bajo la luz solar. La semana pasada, la compañía distribuyó su primer envío de módulos solares a la compañía Mascotte Industrial Associates de Hong Kong, que se dedica a la fabricación de las nuevas mochilas. G24 utiliza tintes de rutenio para cubrir nanocristales de dióxido de titanio, así como un electrolito no volátil con contenido en yoduro. Las células de la compañía tienen una eficiencia superior al 12 por ciento a la hora de convertir la luz en electricidad.

G24 tiene previsto vender módulos que se podrían colocar en prendas, tiendas de campaña y toldos. Los módulos también se podrían incorporar de forma económica en ventanas y carteles generadores de electricidad. “Decididamente este es un gran momento para nosotros,” afirma Grätzel. “Durante un tiempo se estaba hablando sobre cuándo se podría a la venta el primer producto comercial, y es algo que acaba de ocurrir.”

Sólo existe otra compañía, Dyesol, a punto de conseguir fabricar productos comerciales con células solares sensibilizadas con tinte. En octubre de 2008, Dyesol abrió una fábrica en Queanbeyan, Australia, para fabricar losas que se pudieran integrar en las fachadas de los edificios. El gigante de aparatos electrónicos Sony también está llevando a cabo investigaciones relacionas con células solares sensibilizadas con tinte y anunció el año pasado que había logrado alcanzar grados de eficiencia del 10 por ciento—un nivel necesario para elaborar productos comerciales. El fabricante de productos electrónicos mostró unas lámparas conceptuales basadas en este tipo de células, aunque aún no posee productos comerciales a corto plazo.

Las células solares puede que tengan un hueco más pequeño en el mercado actualmente. No obstante, y según afirma Michael McGehee, profesor de ciencias de los materiales e ingeniería en la Universidad de Stanford, “en el futuro puede que veamos cómo compite esta tecnología con las tecnologías solares de película fina más tradicionales basadas en silicio amorfo, telurio de cadmio y arsenuro de galio indio cadmio si la combinación entre eficiencia, coste y durabilidad mejora.”

“Es muy buen momento para las células solares sensibilizadas con tinte,” afirma Grätzel, añadiendo que espera ver muchos más productos en el mercado en poco tiempo.

Por su parte, otros investigadores están trabajando en versiones avanzadas de este tipo de células utilizando electrolitos no volátiles y tintes orgánicos, que podrían hacer que se fabricasen de forma más económica y robusta.

Cambio Climático

  1. Medidas desesperadas para evitar el colapso del glaciar 'apocalíptico'

    Las crecientes fracturas en esta masa de hielo antártico podrían provocar una reacción en cadena que inundaría costas de todo el mundo. Las soluciones basadas en geoingeniería de glaciares podrían evitar el desastre, pero serán muy difíciles y caras de implementar y su éxito no está garantizado

  2. Fiebre del oro, agricultura y cambio climático: así secamos California

    Desde los primeros colonos hasta los agricultores de hoy, los humanos hemos esquilmado el agua de esta región y modificado su terreno a niveles nunca vistos. Pero la naturaleza está viva y no podemos manipularla a nuestro antojo eternamente. La emergencia climática está respondiendo y el futuro es incierto

  3. El Paso, 'la urbe a prueba de sequías', lucha contra el cambio climático

    Ubicada en pleno desierto, lleva décadas adaptándose a la escasez de agua con políticas sociales y medidas tecnológicas, pero todo podría ser insuficiente ante la creciente amenaza de la emergencia climática. Estas intervenciones no son infinitas, ¿hasta dónde seremos capaces de llevarlas?