.

Robótica

El futuro de la robótica se alza sobre dos piernas, según la última venta de Alphabet

1

La empresa, que en 2013 se puso a comprar compañías de robótica como loca, ahora ha vendido las dos únicas de su catálogo que están especializadas en autómatas con piernas al conglomerado japonés SoftBank, que intenta colarse como puede en el sector tecnológico

  • por Jamie Condliffe | traducido por Teresa Woods
  • 21 Junio, 2017

 

El conglomerado tecnológico SoftBank ha adquirido Boston Dynamics, una empresa ya famosa por sus robots de aspecto animal o humano, y a menudo terrorífico.

La empresa, que Alphabet puso a la venta en 2016, llevaba en sus manos desde 2013, cuando el entonces vicepresidente de ingeniería de la que todavía se hacía llamar Google y cofundador de Android, Andy Rubin, entró en una especie de frenesí robótico. En aquel momento Alphabet cubrió todas las bases de la industria con las compras de Boston Dynamics y Schaft (robots con piernas), Redwood Robotics y Meka (robots dedicados a agarrar objetos), Industrial Percepcion (visión automática para robots de almacén), Holomni (robots sobre ruedas), y Bot & Dolly (robots para un plató de cine).

Pero cuando Rubin abandonó Alphabet en 2014, su plan maestro robótico parecía titubear. Desde entonces su intención de vender Boston Dynamis ha estado más que clara. Lo que no se sabe a ciencia cierta son las razones: podría deberse al choque cultural (por los obvios orígenes y aspiraciones militares de Boston Dynamics) o puede que sólo se deba a un motivo financiero. De hecho, nadie tiene claro cuántos perros robóticos gigantes podrá llegar a vender una empresa.

Ahora, el conglomerado tecnológico japonés SoftBank le ha quitado la empresa a Alphabet. Y también ha adquirido Schaft, una empresa japonesa que también fabrica robots con piernas que ha participado en el Reto Robótico DARPA. Pero la noticia aquí, en realidad, es la adquisición de Boston Dynamics. Eso queda claro en esta declaración del presidente y CEO de SoftBank, Masayoshi Son:

"Hoy en día, hay muchas cuestiones que todavía no podemos resolver por nosotros mismos con nuestras capacidades humanas. La robótica inteligente va a ser un motor clave de la próxima etapa de la revolución de la información, y Marc y su equipo en Boston Dynamics son los claros líderes de la tecnología de robots dinámicos avanzados".

Una observación interesante sobre el acuerdo, sobre el cual no se han divulgado cifras, es que SoftBank apuesta claramente por las piernas para el futuro de la robótica. Podría haber comprado otras empresas propiedad de Alphabet, pero en su lugar optó por comprar las únicas dos que fabrican máquinas que se desplazan como seres humanos y animales.

Hasta la fecha, la historia de SoftBank con robots humanoides es algo turbia. Su alegre robot Pepper, diseñado para ayudar los empleados de oficinas y tiendas, no ha tenido demasiado éxito comercial. La empresa espera mejorar esta trayectoria con Boston Dynamics, y la compra tiene sentido dado que se espera que el envejecimiento de la población japonesa genere un enorme mercado para robots que pueden ayudar en casa.

Pero la estrategia es algo arriesgada. Los robots con piernas son increíblemente caros y difíciles de fabricar, y resulta extremadamente complicado impedir que pierdan el equilibrio y caigan. También tienen un alto consumo energético debido a los sistemas que necesitan para mantenerse en pie. Pero también resultan tentadores. Al fin y al cabo un ser humano puede escalar muchas superficies imposibles para un vehículo de ruedas, así que un robot con piernas, en teoría, podría rendir bien en entornos diseñados para humanos. Puede que SoftBank considere que esta adquisición representa una gran apuesta sobre el futuro hacia el que la robótica podría dirigirse, incluso aunque ninguna de estas empresas sea comercialmente viable ahora mismo.

Después de todo, puede permitirse el lujo de correr el riesgo. La empresa parece estar realizando una cruzada por colarse en cualquier pastel tecnológico que pueda a base de adquisiciones e inversiones. Recientemente, adquirió al diseñador británico de chips ARM, invirtió unos 3.565 millones de euros en el fabricante de chips Nvidia y convirtió a la start-up europea de simulaciones Improbable en un unicornio. Así que, ¿por qué no espolvorear todo esto con un par de robots andantes?

(Para saber más: ReutersGoogle no renuncia a los robots pero solo le interesan los más vendibles, El robot del futuro ya está aquí y sus impresionantes habilidades dan miedo, Los robots personales tendrán que ser útiles además de encantadores para triunfar).

Robótica

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. Bee +, el diminuto robot de cuatro alas que vuela casi como un insecto

    Este nuevo autómata supera a cualquier versión anterior en estabilidad y control de la dirección. El avance ha sido posible gracias a la reducción del peso de sus componentes. Pero en comparación con los bichos reales, no es más que un torpe gigante

  2. El verdadero poder de la IA: revolucionar nuestra forma de inventar

    Cada vez cuesta más hacer investigación básica en I+D porque la ciencia es cada vez más compleja. Si hay una tecnología capaz de abordar este reto es la inteligencia artificial, que podría ahorrar tiempos y costes en todas las partes del proceso y pensar de formas totalmente nuevas 

  3. La IA empieza a centrarse en la causas en lugar de las correlaciones

    A la inteligencia artificial se le da muy bien para encontrar patrones en los datos, pero este enfoque no revela la causa-efecto de las cosas y resulta muy limitado para entender el mundo real. Un investigador acaba de presentar una estrategia que podría conseguir que la IA analice las relaciones causales