.

Computación

El pueblo que usó un espectro abandonado para ayudar a sus niños sin internet

1

Las empresas de telecomunicaciones no siempre solucionan los problemas de banda ancha de los estudiantes, así que esta ciudad ha decidido emplear un rango de emisión destinado a educación para ofrecerles una conexión inalámbrica desde dispositivos escolares

  • por Jamie Condliffe | traducido por Teresa Woods
  • 20 Junio, 2017

Miles de milllones de personas carecen de acceso a internet, no sólo en el tercer mundo. Y uno de los grupos más afectados por estar en el lado malo de la brecha digital son los niños, que se arriesgan a quedarse atrás en la escuela porque sus compañeros de clase pueden leer e investigar cualquier tema al llegar a casa.

Como hemos explicado en el pasado, hay algunas soluciones que podrían resolver el problema en las grandes áreas metropolitanas, especialmente si el factor limitante es el dinero. Los proveedores de servicios de internet y las autoridades municipales pueden, por ejemplo, ofrecer descuentos a las familias pobres. Pero en las zonas rurales donde la infraestructura de internet no ha sido construida, la cuestión es mucho más difícil de superar.

El problema es que a las compañías de telecomunicaciones no les cuadran las cuentas: el coste del hardware y la instalación no se puede rentabilizar con el pequeño número de usuarios que lo disfrutará. Por eso, algunas comunidades han decidido encargarse ellas mismas, e incluso han llegado a tender líneas de fibra óptica sobre líneas eléctricas instaladas hace décadas.

Ahora Wired informa de que las escuelas del Condado de Albemarle en Virginia (EEUU) están adoptando un enfoque alternativo. Con el fin de garantizar que todos los niños accedan a internet para ayudarse con sus estudios, el distrito está utilizando una porción relativamente desconocida y poco utilizada de espectro asignada específicamente a usos educativos.

A través de él, transfiere datos entre sus escuelas y las estaciones base situadas en la cima de las colinas y montañas cercanas. Desde ahí, proporciona banda ancha inalámbrica a las casas que no disponen de conexión a internet por cable. Y gracias a unos routers especiales situados dentro de los hogares, ofrece conexiones a internet mediante dispositivos proporcionados por la escuela.

De momento hay una estación base en funcionamiento y otras tres están planificadas. El artículo de Wired explica muy bien las complejidades del despliegue, así como los problemas a los que se ha enfrentado el espectro educativo desde que fue asignado. Merece la pena señalar que el condado de Albemarle está entre los más ricos de Estados Unidos, por lo que es poco probable que la solución resulte fácil de replicar en zonas rurales menos favorecidas. Pero al menos ofrece un rayo de esperanza para los deberes de futuras generaciones.

(Para saber más: Wired , Cooperativas locales contra la segregación digital, La brecha digital que condena a los más pobres)

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Tras 20 años del primer DDoS seguimos desprotegidos contra ellos

    En el vigésimo aniversario de Trin00, el primer ataque distribuido de denegación de servicio de la historia, una investigación repasa cómo ha evolucionado la estrategia hacker y las medidas de defensa. Y sus conclusiones no parecen demasiado alentadoras. Para remediarlos habría que rediseñar internet

  2. Así será el 6G, la tecnología que impulsará la revolución de la IA

    Mientras las redes 5G se implementan en diferentes partes del mundo, ya se planean las potencialidades de la próxima generación. Un equipo de investigadores defiende que el futuro 6G permitirá que diferentes agentes de IA colaboren: por ejemplo, los coches autónomos se coordinarán para mejorar sus rutas

  3. La 'explosión cámbrica' de los chips definirá el próximo bum de la IA

    Varios fabricantes defienden que son los distintos diseños de hardware de los procesadores los que marcarán el futuro de las aplicaciones de inteligencia artificial. Por ello, están explorando enfoques distintos (versátiles, especializados e incluso analógicos) para ver cuáles prevalecen