.

Computación

Los múltiples ratones multitouch de Microsoft

1

Puede que el Magic Mouse de Apple sea un producto muy logrado, pero Microsoft ya está trabajando en cinco diseños distintos de ratón multitouch.

  • por Rachel Kremen | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 27 Octubre, 2009

La semana pasada Apple lanzó el Magic Mouse, un nuevo ratón de ordenador con una interfaz “multitouch” que responde al movimiento de las puntas de los dedos a lo largo de su superficie, además de a las acciones convencionales de clic y arrastre. El archirival de Apple, Microsoft, aún no está listo para lanzar un producto con el que puedan competir, pero la compañía tiene planes para crear sus propios ratones multitouch. A principios de este mes, los investigadores presentaron cinco prototipos en el evento Software y Tecnología de Interfaz de Usuario en Victoria, British Columbia, y su exposición ganó el premio al mejor trabajo del simposio.

Con los ratones multitouch, los usuarios pueden, por ejemplo, navegar a lo largo de una pila virtual de fotos digitales mediante un movimiento rápido del dedo a lo largo de la superficie del ratón, rotar una imagen haciendo un trazo en el ratón, o hacer un zoom sobre una imagen mediante el dibujo de una cabeza de flecha con la punta del dedo.

“Si el puntero tradicional del ratón es tu dedo virtual, lo que te ofrecemos ahora es una mano virtual,” afirma Dan Rosenfeld, investigador del Grupo de Ciencias Aplicadas de Microsoft en Redmond, Washington. Existen superficies multitouch para ordenadores portátiles, monitores, y pantallas de teléfonos, afirma, pero al margen del nuevo dispositivo de Apple, “realmente no hay nada que ayude a solucionar el tipo de tareas que montones de personas tienen que llevar a cabo todo el día, sentadas frente al ordenador.”

El primer ratón descrito en el trabajo de Microsoft consiste en una pieza acrílica transparente iluminada con luz infrarroja a lo largo del borde, donde se une a una parte del ratón en la que descansa la palma de la mano. Las puntas de los dedos esparcen la luz, y una cámara infrarroja captura los patrones de luz para hacer un seguimiento del movimiento de los dedos. La técnica, conocida como reflexión interna total frustrada (FTIR, en inglés), se ha usado para otros sistemas multitouch con anterioridad, aunque este es el primer diseño que también integra las características clásicas de un ratón, como un sensor óptico por debajo y botones en los que se puede hacer clic.

Otro prototipo, el Orb Mouse, con forma de cúpula, también utiliza una cámara de infrarrojos y la luz, aunque refleja la luz fuera de su centro para hacer que el hemisferio completo sea sensible al tacto. La cúpula también actúa como botón de clic gigante.

SideMouse, por otro lado, posiciona la palma del usuario encima y proyecta la luz infrarroja fuera del lateral para hacer un seguimiento de los dedos del usuario al tiempo que se mueven por la mesa junto al ratón.

El Cap Mouse abandona el esquema de infrarrojos por completo, y en vez de ello hace el seguimiento de los movimientos de los dedos con una rejilla de sensores capacitivos sobre su superficie. Al contrario que los ratones que dependen de la tecnología infrarroja, el Cap Mouse no se ve afectado por la luz de ambiente, consume menos energía y ofrece menos detalle en cuanto al movimiento de los dedos.

Finalmente, el Articulated Mouse, también conocido como Arty, tiene dos reposadedos de mini-ratón conectados a la base. Cada una de las tres partes contiene un sensor óptico para llevar a cabo el seguimiento del movimiento, por lo que Arty se puede manipular mediante el movimiento de la base así como con los mini-ratones de forma separada.

En cada uno de los cinco dispositivos, y aunque el usuario aún sigue moviendo el cursor por la pantalla mediante el movimiento de todo el ratón en el escritorio, las funciones multitouch se acceden al mover los dedos de forma individual. El software creado por Microsoft permite al usuario controlar el ordenador utilizando estas funciones multitouch.

Shahram Izadi, uno de los ganadores del TR35 y que trabajó en los ratones multitouch de Microsoft, afirma que aún hay mucho trabajo por hacer con los prototipos. En particular, afirma, los investigadores tienen que determinar la forma más natural para que los usuarios pasen de las capacidades multitouch a las acciones de un ratón estándar. El hecho de activar las características multitouch con un clic extra del ratón hace que el dispositivo sea ligeramente más difícil de utilizar, aunque si esas características estuviesen disponibles constantemente se podrían acabar utilizando de forma accidental. “Los usuarios querían hacer clic en el dispositivo para conectar las capacidades multitouch,” afirma Izadi. “Aunque tener hacer clic y después el gesto no es el modo más ergonómico posible.”

Alan Hedge, profesor de ergonomía en la Universidad de Cornell, y que ha trajado en la creación de dispositivos multitouch en el pasado, afirma que las características multitouch pueden ser útiles, aunque no está seguro de que sean apropiadas para un ratón de ordenador. “Las ventajas reales del multitouch se dan cuando eres capaz de utilizar una mesa entera o un escritorio para arrastrar cosas encima de él,” afirma. “Confinarlo al tamaño de un ratón puede que acabe por hacer que vayas más lento,” particularmente debido a la gran eficiencia de hacer clic.

Rosenthal afirma que aunque la eficiencia es importante, no es el único objetivo. Una buena herramienta, afirma, debería ser tan eficiente como encantadora. De forma ideal, un dispositivo te permite enfocarte en tu tarea y hace que lleves a cabo el trabajo, “aunque también debe ser un objeto que te guste utilizar.”

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. La desconexión de Tonga expone la debilidad de internet en el mundo

    La explosión de un volcán submarino ha incomunicado digitalmente al pequeño estado, y pueden pasar semanas hasta que el problema se arregle. Aunque, gracias a la redundancia, Occidente resistiría ante una situación similar, el desastre refleja la fragilidad de algunas de las partes más externas de la red

  2. Cómo convertir el cálculo vectorial en simples diagramas tipo Feynman

    El científico revolucionó la física de partículas con sus representaciones gráficas. Ahora los matemáticos quieren hacer lo mismo para el cálculo vectorial, y parece que lo han conseguido

  3. El 'big data' puede ayudar a resolver el problema del agua en Pakistán

    La ciudad más poblada del país, Karachi, pierde miles de millones de litros diarios por una mala gestión del recurso. Ayudar a los agricultores a ahorrar el agua en los alrededores podría mejorar la producción y salvar a los ciudadanos