.

Computación

David Blumenthal

1

El hombre de los miles de millones de dólares dentro de la IT de la salud.

  • por David Talbot | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 02 Noviembre, 2009

Según una estimación, sólo el 17 por ciento de los doctores de los EE.UU. utilizan historiales electrónicos. No obstante, el gobierno federal tiene un plan ambicioso para crear una red en la que la información del paciente sea compartida de forma electrónica entre las instituciones médicas. Como Coordinador Nacional para Tecnologías de la Información aplicadas a la Salud, David Blumenthal está definiendo las reglas bajo las cuales el gobierno federal gastará más de 21 mil millones de dólares de los fondos de estímulo para lograr este objetivo. Blumenthal, que previamente trabajó como médico en el Hospital General de Massachusetts en Boston, conversó con David Talbot, corresponsal jefe de Tecnology Review.

TR: ¿Cuánto se tardará en crear una red nacional de información médica?

David Blumenthal: El presidente ha señalado que todo el mundo poseerá un historial médico electrónico en 2014. Ese es el objetivo con el que estamos trabajando actualmente. Estamos intentando hacer que la red esté disponible lo antes posible.

TR: ¿Puede la IT reducir los cada vez más elevados costes de los cuidados médicos en los EE.UU.?

DB: La Oficina de Presupuesto del Congreso ha proyectado unos ahorros a partir de la legislación de estímulo de alrededor de 12 mil millones de dólares a lo largo de 10 años. Creo que los ahorros reales sobrepasarán esa cantidad ampliamente.

TR: ¿Cómo solucionamos los problemas potenciales de los sistemas electrónicos—como por ejemplo la sobrecarga de datos que pueden sufrir los profesionales de la salud o los errores médicos que se pueden causar?

DB: Los historiales médicos electrónicos y el resto de modalidades de IT de la salud pueden ciertamente ser mejorados, y se han dado casos de mala implementación y otros problemas. Aún así creo que en general, en todo el país nos podremos beneficiar de la disponibilidad universal de los historiales médicos electrónicos. Hemos experimentado menos errores, mejor diagnósticos no llevados a cabo, menos pruebas por duplicado, y menos casos de fármacos adversos.

TR: Si los sistemas de IT relativos a la salud reducen ese tipo de errores y nos conducen a un menor número de procedimientos, ¿por qué no se han abalanzado las compañías de seguros médicos a pedir su instalación?

DB: Las compañías de seguros han sido capaces de cobrar a sus clientes los costes de aquello que no funciona en nuestro sistema de salud.

TR: Usted está cimentando las definiciones de la “utilización significativa”—los criterios que los hospitales y los médicos deberán seguir para obtener sus incentivos en efectivo tras la instalación de los sistemas de IT. ¿En qué consistirán esas definiciones?

DB: No puedo hablar de criterios específicos a estas alturas. Estamos en mitad de la escritura de las regulaciones, y la publicación inicial está prevista para diciembre.

TR: Usted va a entregar 564 millones de dólares para que los estados formen intercambios de información de salud entre los proveedores médicos. ¿Por qué los hospitales más progresistas a nivel electrónico—incluyendo al suyo, el Mass General—no han empezado todavía a compartir sus datos?

DB: Nunca se ha dado un caso de negocios para el intercambio de información de salud. De hecho, ha habido un caso negativo: si das a otros tu información, puede que la pierdas. Puede que pierdas al paciente.

TR: Se refiere a perder al paciente porque se lo lleve un hospital contra el que se esté compitiendo.

DB: Exacto.

TR: El Instituto de Medicina ha afirmado que entre 44.000 y 98.000 americanos mueren cada año por errores médicos de distintos tipos, y que la IT puede servir de ayuda. ¿Se mueren los pacientes porque no existe el intercambio de información?

DB: Los pacientes sufren porque la información necesaria no está disponible en el lugar donde se llevan a cabo los cuidados. Con un intercambio de información médica robusto, se puede mejorar la calidad de los cuidados y mejorar la coordinación de dichos cuidados. Hoy día, la persona de 65 años media con cinco enfermedades crónicas tiene 14 doctores y sigue múltiples medicaciones.

TR: ¿Hay alguna barrera tecnológica, como por ejemplo los conflictos entre estándares, que se interpongan en el camino de estos intercambios entre hospitales? ¿Necesitaríamos dar a cada persona una tarjeta de identidad nacional de cuidados médicos para poder unificar apropiadamente sus historiales?

DB: No. Creo que tenemos todos los estándares que necesitamos, aunque tenemos que hacer que la gente los usen. Y podemos conseguirlo sin tener que utilizar tarjetas de identificación.

TR: ¿Por qué no utilizar la tarjeta de identidad? ¿No haría que las cosas fuesen más simples?

DB: Tenemos mucho camino por delante para conseguir la adopción general y el uso significativo de los historiales electrónicos. Podemos alcanzar nuestros objetivos sin tener que usar tarjetas.

TR: ¿A nivel personal, fue difícil para Usted pasarse al historial electrónico?

DB: En un momento dado durante los últimos 10 años, básicamente me vi obligado a utilizar el historial electrónico. Me familiaricé con él a lo largo del tiempo. Cuando más lo usaba, más me convencía de su valor en los cuidados clínicos. Noté que me hacía mejor médico.

TR: ¿Cómo? Pónganos un ejemplo.

DB: Hace un par de años vi a un paciente con una infección urinaria. A través de mi sistema de petición de fármacos pedí Bactrim [un medicamento con sulfa]—e inmediatamente me saltó una alerta diciéndome que el paciente era alérgico a la sulfa. Estoy seguro de que en el historial en papel no figuraba esa información, pero a menudo es fácil no ver cosas cuando tienes muchos papeles delante de ti. Este tipo de ventaja, si se repite miles de veces en todo el país, puede resultar en una mejora real de los cuidados de salud.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. La desconexión de Tonga expone la debilidad de internet en el mundo

    La explosión de un volcán submarino ha incomunicado digitalmente al pequeño estado, y pueden pasar semanas hasta que el problema se arregle. Aunque, gracias a la redundancia, Occidente resistiría ante una situación similar, el desastre refleja la fragilidad de algunas de las partes más externas de la red

  2. Cómo convertir el cálculo vectorial en simples diagramas tipo Feynman

    El científico revolucionó la física de partículas con sus representaciones gráficas. Ahora los matemáticos quieren hacer lo mismo para el cálculo vectorial, y parece que lo han conseguido

  3. El 'big data' puede ayudar a resolver el problema del agua en Pakistán

    La ciudad más poblada del país, Karachi, pierde miles de millones de litros diarios por una mala gestión del recurso. Ayudar a los agricultores a ahorrar el agua en los alrededores podría mejorar la producción y salvar a los ciudadanos