.

Tecnología y Sociedad

"La inteligencia artificial será como la electricidad, generará nuevos negocios en muchos sectores"

1

El presidente de Baidu, Ya-Qin Zhang, cree que las empresas chinas son más rápidas a la hora de integrar las nuevas tecnologías en los productos y que en los próximos años van a empezar a expandirse por el mundo, y una de ellas es la suya

  • por Tom Simonite | traducido por Teresa Woods
  • 30 Junio, 2017

Google y Facebook son nombres habituales en todo el mundo. ¿Y Baidu? Ese aún no. El presidente del negocio de búsquedas líder en China, Ya-Qin Zhang, dice que las empresas chinas también pueden convertirse en portentos mundiales de internet. Baidu, que es uno de los principales actores del mercado chino con 730 millones de usuarios, intenta abrir nuevas líneas de negocio tanto en su país como en el extranjero mediante una fuerte inversión en inteligencia artificial. De hecho, esta estrategia le ha permitido colarse en el último puesto de nuestra lista anual de las 50 Empresas más Inteligentes de 2017.

La compañía tiene a más de 1.700 investigadores dedicados a la inteligencia artificial, incluidos los que trabajan en su centro de investigación en Silicon Valley (EEUU) inaugurado en 2014. El Gobierno chino eligió a Baidu para dirigir un nuevo laboratorio público nacional destinado a aumentar la competitividad de la nación en aprendizaje automático. Zhang incluso predice que los automóviles autónomos que está desarrollando Baidu podrían adoptarse de forma generalizada antes que los de sus rivales internacionales.

En el plano nacional, el crecimiento de los ingresos de su actual negocio de búsquedas y publicidad se marchitó en 2016 con la bajada de las ventas de smartphones en China y el avance de rivales como Tencent, el propietario de la popular plataforma de mensajería móvil y comercio electrónico WeChat y que ocupa el puesto número 8 de la lista. La reputación y el negocio publicitario de Baidu también se vieron dañados por un escándalo en el que un estudiante murió de cáncer después de visualizar un anuncio patrocinado de un caro y cuestionable tratamiento ofrecido por el motor de búsquedas de la compañía.

Zhang, quien dirigió anteriormente las investigaciones y operaciones comerciales de Microsoft en China, hizo un hueco en su agenda durante una reciente visita al centro de I+D de Baidu en Silicon Valley para reunirse con el jefe de la oficina de San Francisco (EEUU) de MIT Technology Review, Tom Simonite.

Usted afirma que Baidu ya tiene más de una docena de aplicaciones móviles con 300 millones de usuarios fuera de China cada mes. ¿Cuál es su estrategia para otros mercados?

Estamos muy centrados en lo móvil. Nuestras aplicaciones son populares en la India, Brasil, partes del sudeste asiático como Indonesia. Son lugares donde el mercado es muy similar a China, pero tal vez [al de la China de] hace unos años, son grandes poblaciones centradas en lo móvil. Y eso proporciona una ventaja frente a las empresas estadounidenses.

¿Ofrecerá productos en Estados Unidos?

Aunque tenemos más de 20 millones de usuarios en Estados Unidos, nuestra atención está centrada en la I+D y el talento. Ahora mismo, los doctores de las mejores universidades chinas están a la altura de los mejores graduados en Estados Unidos. Tenemos un laboratorio propio en EEUU porque también necesitamos un talento más experimentado. El equipo de inteligencia artificial de Estados Unidos ya ha desarrollado un nuevo sistema de reconocimiento de voz que está jugando un papel en nuestros productos.

Ha invertido mucho en investigaciones de inteligencia artificial. ¿Cómo se traduce en nuevos ingresos?

La inteligencia artificial será como la electricidad, en el sentido de que impulsará un montón de negocios nuevos en muchas industrias. Hemos construido una plataforma sobre la que nosotros y nuestros socios podemos  ofrecer servicios en cualquier sector: la atención médica, la educación, la logística. Para darle un ejemplo, tenemos una nueva asociación con Bosch que les permite usar nuestros mapas de alta definición para sus vehículos autónomos y semiautónomos. Muchos de estos [servicios] probablemente serán más grandes que las búsquedas, que continuarán representando nuestro negocio principal durante muchos años, y que también está siendo transformado por la inteligencia artificial.

Su antiguo director científico Andrew Ng, que antes había ayudado a Google a establecer su investigación en inteligencia de máquinas, también ha abandonado Baidu. ¿Será esto un contratiempo a largo plazo?

Andrew es un gran tipo, y es una pérdida para el equipo de Baidu en Estados Unidos y para la compañía en general. Pero construyó un gran equipo de inteligencia artificial con mucho talento, y Baidu tiene una cantera muy robusta de líderes. Incluso en nuestros  laboratorios de Estados Unidos, más del 60% de los empleados centrados en conducción autónoma, seguridad y nuestra plataforma de publicidad, habían trabajado para otros antes.

¿Por qué los mejores talentos en inteligencia artificial preferirían trabajar en la sede estadounidense de Baidu en lugar de para otras empresas de EEUU?

Permitimos a los investigadores e ingenieros tener un mayor impacto con su trabajo. Se llega a formar parte de los dos ecosistemas tecnológicos más emocionantes y dinámicos sobre la faz de la Tierra: Silicon Valley y la economía de internet de China. El mercado chino ofrece a los investigadores acceso a una enorme cantidad de datos y a una base de consumidores increíblemente rápida a la hora de adoptar nuevas tecnologías.

Baidu está desarrollando y probando vehículos autónomos tanto en Estados Unidos como en China. Los principales proyectos están casi todos radicados ​​en EEUU. ¿Dónde se comercializará esta tecnología primero?

En China, las calles y el tráfico son más complejos que en Estados Unidos. Pero el primer lote de aplicaciones se centrará en zonas delimitadas, y esto podría resultar más fácil en China porque los reguladores son más flexibles y de mente más abierta. Los alcaldes de muchos lugares quieren que realicemos pruebas en sus carreteras y están dispuestos a construir zonas especiales para nosotros. Un par de puertos importantes en China quieren utilizar nuestra tecnología en camiones.

¿Hay algún área en la que Baidu va por delante de sus rivales internacionales?

Creo que implementamos nuevos algoritmos en nuestros productos mucho más rápido. El mercado chino es hipercompetitivo, y para evitar que te adelanten, el ciclo de [traducir nuevas tecnologías en productos] es mucho más corto que en lugares como EEUU. Las start-ups chinas son aún más rápidas que nosotros en convertir nuevos algoritmos de inteligencia artificial en productos, y eso es algo a tener en cuenta.

¿Cómo han rendido las empresas tecnológicas chinas en el extranjero hasta ahora?

Todos estamos empezando. Ninguna de las grandes empresas de chinas de internet puede presumir de un éxito demostrado fuera de China, pero creo que durante los próximos cinco o 10 años se volverse globales. Alibaba, Tencent, Baidu y otras, todos estamos desplegando equipos y acumulando talento. Lo que viene a continuación son más productos y muchos más usuarios.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Los conductores de Uber serán autónomos dependientes en California

    La medida aumentaría los derechos laborales de estos trabajadores, pero para los expertos, no es suficiente. Por su parte, Uber y otras empresas de transporte han rechazado la propuesta de ley y van a financiar una campaña para que la gente pueda votar en contra de esta nueva categoría de empleo

  2. Culpar a los videojuegos de los tiroteos: una excusa para los blancos

    Cuando el tirador es un joven blanco, los asesinatos se intentan atribuir a un problema con los videojuegos violentos, pero cuando el tirador es negro, la gente inventa una narrativa inquietantemente racista. El problema real del que mucha gente no quiere hablar está en el control de armas

  3. Los venezolanos que se ganan la vida entrenando coches autónomos

    Ante la crisis de su país, miles de venezolanos trabajan en plataformas de etiquetado de datos para que los vehículos sin conductor no se choquen. Aunque ese trabajo en la sombra es su único sustento en muchos casos, no son considerados como empleados ni reciben una remuneración justa